El Madrid empata en Bilbao... y gracias

EFE

No había pasado ni medio minuto de partido y Cristiano ya había dado el primer susto a la afición local. Un lanzamiento lejano aprovechando un mal despeje de Iraizoz que no encontró portería. Como tampoco lo hizo unos segundos después otro disparo de lejos de Di María en la segunda oportunidad blanca en el primer minuto. Había salido como aturdido el Athletic, que, no obstante, pronto se puso a la faena como suele en San Mamés. Con esa presión asfixiante en campo rival comandada por Iturraspe y Rico que le hace recuperar y recuperar balones.

Fue logrando la velocidad de crucero que acostumbra en los últimos meses y en un par de minutos, entre el 18 y el 20, se lo hizo pasar muy mal al Madrid. Aunque desaprovechó las dos grandes ocasiones de las que dispuso. En la primera, Aduriz ajustó demasiado el disparo al palo derecho de Diego López tras deshacerse con habilidad de Pepe al borde del área después de recibir de Herrera. En la segunda, Muniain no se decidió a rematar un centro raso de Susaeta desde la derecha que le caía a su pierna mala, la izquierda, en una posición óptima para disparar con peligro.

Un lanzamiento flojo de Herrera, de los jugadores más destacados de la primera mitad, bien atajado por Diego López, cerró los dos minutos furibundos del Athletic. Siguió mandando el conjunto vasco, con un despliegue de fuerzas que mantuvo maniatado a un Madrid al que no le dejó ni correr al contraataque. De todos modos, a pesar del buen primer tiempo bilbaíno y el discreto juego del madrileño el resultado al descanso era el mismo que al inicio del encuentro: 0-0.

Arrancó la segunda parte como la primera, es decir, con el Madrid amenazante y peligroso. Con dos disparos de Modric, en el primer minuto, y de Benzama, en el 9, bien respondidos por Iraizoz. La primera de esas dos paradas, de mérito. Pero al balón al que no pudo llegar el meta local es al que desvió Jesé al borde del área pequeña, a centro de Ronaldo, que abrió el marcador. Una pérdida de Iturraspe en el centro del campo resultó letal para su equipo y le afeó un gran partido al centrocampista local.

Parecía haber dado el encuentro un giro definitivo, pero la entrada al campo de Ibai Gómez, lo evitó. El delantero, en su partido 100 con el Athletic, empató en su primera intervención y en su segundo toque de balón. Un misil desde la frontal del área, escorado a la derecha, empalmando un despeje de Ramos a un centro suyo desde el medio campo en jugada a balón parado.

Un par de minutos después, Cristiano fue expulsado al borde del área local por un manotazo a Gurpegui. A resultas del barullo, fue amonestado Iturraspe. Con uno más y logrado el empate, el Athletic se creció, neutralizó al Madrid y, aún guardando su portería, buscó el 2-1. Lo rozó Ibai, de nuevo con un disparo lejano que Diego López envió a córner, y también Aduriz con un buen cabezazo, aunque muy centrado y a las manos del meta visitante. Pero no llegó y el choque terminó con un resultado fiel reflejo a lo ocurrido sobre el campo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil