Luis Suárez refuerza el liderato del Atlético con un doblete

Los colchoneros se impusieron al Eibar (1-2) en un partido gris que resolvió el charrúa en dos chispazos de genialidad

El equipo de Simeone ya saca 7 puntos al Real Madrid y 10 al Barça en la tabla clasificatoria

Luis Suárez, artífice del triunfo rojiblanco en Ipurua
Luis Suárez, artífice del triunfo rojiblanco en Ipurua | EFE

Alba López

Hay delanteros y delanteros. Luego está Luis Suárez, que es la definición propia del delantero, una sinécdoque. El uruguayo vale un potosí. Lo sabe Simeone, que vio como le ganaba el solo el partido ante el Eibar. Primero neutralizando el tanto inicial de Dmitrovic -lo contamos luego- y después inventándose un penalti, como sólo él sabe hacer y que él mismo materializó, que abre brecha en lo alto de la tabla y deja a Real Madrid y Barça a 7 y 10 puntos respectivamente.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

EIB

1-2

ATM

Eibar

Dmitrovic; Pozo, Bigas, Oliveira, Arbilla; Sergio Álvarez, Diop (Pedro León (91'); Inui, Expósito, Muto (Sergi Enrich, 77'); Kike García.

Atlético

Oblak; Savic, Giménez, Felipe; Vrsaljko, Marcos Llorente, Saúl, Lemar (Joao Félix, 46'), Carrasco; Luis Suárez (Kondogbia, 92'), Correa (Torreira, 46').

Goles

1-0 M. 10 Dmitrovic. 1-1 M. 40 Luis Suárez. 1-2 M. 89 Luis Suárez.

Árbitro

Melero López (Comité andaluz). TA: Arbilla (81') y Kike García (91') / Felipe (62') y Savic (90').

Incidencias

Ipurua. A puerta cerrada.

La intensidad del Eibar se vio premiada cuando aún no se llevaban disputados ni diez minutos de juego. Muto ganó la espalda a la zaga del Atlético y en una pardillada Carrasco derribó al japonés dentro del área. La sorpresa llegó después, cuando Dmitrovic, el portero armero, tomó la responsabilidad desde los once metros y engañó a Oblak para saldar no sabemos qué cuenta pendiente. Situación extraña, cuando menos. 

Tan raro estaba estaba el partido que se contagió el equipo de Simeone, áspero como un sus peores noches y echando muchísimo de menos al sancionado Koke en la zona de creación. Sin el capitán, que está cuajando una temporada extraordinaria, perdió el foco el Atlético y zigzagueó en la penumbra.

La presión que ordenó Mendilibar sobre la salida de balón colchonera ahogó al líder, sin argumentos para sacar el balón jugado. Pero cuando peor lo estaba pasando el Atlético apareció Luis Suárez, para de la nada crear su golito como tantas veces hizo en otra época en el Camp Nou. El charrúa cazó un balón rebotado de Llorente y tiró de clase dentro del área, su patio de recreo de toda la vida.

Tras el descanso metió más leña al fuego Simeone con Joao Félix, castigado en los últimos partidos pero del que nadie duda en la capital. Entró también Torreira para compensar el arrebato ofensivo del Cholo. Y ni fu ni fa, más de lo mismo. Bigas, incluso, pudo adelantar de nuevo al Eibar a la salida de un saque de esquina.

El duelo parecía abocado al empate, pero entonces apareció Luis Súarez para sacarse un penalti de la manga en un encontronazo leve con Arbilla que decidió penalizar el colegiado y el propio uruguayo transformó en tres puntos desde los once metros. Punto, set y partido. El Atlético sigue poniendo tierra de por medio casi sin querer. LaLiga sólo la puede perder. Al menos, da esa sensación.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil