Sylla marca y Juan Carlos ataja para el Girona

Un solitario gol del delantero sentencia un Mirandés que se estrelló ante el meta local

Stuani volvió a vestirse de corto

Jordi Roura

El día que regresó Cristhian Stuani, el héroe del Girona estuvo en la porteria local: Juan Carlos. El uruguayo, ocho partidos después, fue titular y acabó jugando una hora, sin mucha fortuna, siendo sustituido por Cristóforo. Sylla, que en su ausencia, ha asumido los galones en la delantera, marcó el 1-0 en la primera parte, y en la segunda, Juan Carlos salvó ya no el empate, sino la derrota, de un Girona superado por el Mirandés, que aún no sabe como, acabó derrotado en Montilivi.

FICHA TÉCNICA

Liga Smartbank

GIR

1-0

MIR

Girona

Juan Carlos, Calavera, Santi Bueno, Bernardo, Luna, Gumbau (Franquesa, min. 84), Monchu, Samu Sáiz (Nahuel Bustos, 75'), Yoel Bárcenas (Ramalho, 75'), Sylla y Stuani (Cristóforo, 60');

Mirandes

Raúl Lizoain, Víctor, Berrocal, Trigueros, Letic (Javi Jiménez, min. 46), Javi Muñoz, Genaro (Sergio Moreno, 46'), Ivan Martín, Caballero (Meseguer, 46'), Martínez (Djouara, 61') i Jackson.

Goles

1-0 M.29 Sylla.

Árbitro

Hernández Maeso (Comité extremeño). TA: Sylla, Bernardo /Jackson, Genaro.

Incidencias

Partido disputado en Montilivi.

Un perfecto chut de primeras desde el semicírculo frontal del área, con la derecha, de Sylla, el hombre gol del Girona esta temporada, fue suficiente para batir a Raúl Lizoain y mandar el partido al descanso con los locales dominando en el marcador. Sylla, que ya suma cinco dianas, ajustó perfectamente el balón al palo derecho, finalizando una buena jugada colectiva. El Girona supo esperar su momento. Empezó demostrando que quería mandar pero enseguida el balón se lo quedó el rival, aunque esto tampoco se tradujo en ocasiones de gol. Un testarazo de Bernardo fue el primer aviso de los locales, que no perdonaron con el tanto de Sylla al filo de la media hora.

El Mirandés introdujo tres cambios para iniciar el segundo tiempo. Y dieron resultado porque Javi Jiménez creó peligro por la banda y el Girona estuvo a merced del rival. Juan Carlos se erigió, entonces, en el gran protagonista de la noche, con paradas salvadoras de gran mérito. Primero puso el pie tal portero de balonmano para atajar un tiro de Sergio Moreno, y poco después, rechazó milagrosamente el remate de Ivan Martín en una acción anulada por un fuera de juego que, en caso de gol y revisión, no debería haberse señalado. Y cuando no aparecía el portero local, el Mirandés fallaba goles cantados como la acción de Jackson, a 12 minutos del final.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil