Girona: Una estadística que más vale romper

En sólo tres de las últimas doce temporadas consecutivas en el fútbol profesional, el Girona ha iniciado la segunda vuelta de la Liga ganando

El conjunto de Francisco vuelve mañana al trabajo para preparar el derbi del próximo sábado frente al Espanyol

Imagen de archivo de un entrenamiento del Girona
Imagen de archivo de un entrenamiento del Girona | @GironaFC

Carles Rosell

Son 30 los puntos que el Girona ha sido capaz de recolectar a lo largo de la primera vuelta de esta Liga. Una cifra siempre mejorable aunque aceptable, teniendo en cuenta el sinfín de contratiempos que el equipo ha tenido que afrontar durante estos últimos meses. Necesita estos mismos 30 o incluso más, en las próximas 21 jornadas, si lo que quiere es aspirar a cerrar el curso entre los seis mejores clasificados, lo que alargaría la posibilidad de dar la campanada y aspirar al ascenso, de lo que ahora nadie habla en Montilivi. Si este es el camino que quiere tomar ahora el conjunto de Francisco, más pronto que no tarde le tocará aumentar su casillero de puntos, aunque tradicionalmente los rojiblancos no suelen empezar demasiado bien esta segunda parte.

Las últimas doce temporadas las ha vivido el Girona en el fútbol profesional, entre la Segunda A, la mayor parte del tiempo, y también la Primera División. A lo largo de este tiempo, solamente tres veces ha sido capaz de empezar la segunda vuelta de la competición con una victoria. Todas tres, curiosamente, lo hizo de manera consecutiva y en la categoría de plata. El 2015, con un 0-1 en el campo del Racing; el 2016 ante el Bilbao Athletic en Montilivi (2-1); mientras que el 2017, frente al Sevilla Atlético también en casa (2-0). El resto, todo empates o derrotas.

Cara estas últimas veces, pero cruz en los últimos años de manera consecutiva. El recuerdo más reciente, el tropiezo en el campo del Rayo Vallecano (1-0), en un duelo con dos caras. Ni chutando lo que no está escrito el equipo entonces dirigido por Pep Lluís Martí fue capaz de puntuar. Una temporada atrás se perdía en el campo del Betis, ya en la máxima categoría, por culpa de un absurdo penalti de Douglas Luiz en el descuento (3-2). Y un poco más atrás, meritorio empate (1-1) en el Wanda Metropolitano contra el Atlético de Madrid.

A lo largo de estos últimos doce cursos, los dos resultados más negativos se han vivido a domicilio. El 2013, pese a que el Girona acabaría disputando la promoción de ascenso a Primera, se comenzó la segunda vuelta encajando un doloroso 4-1 en la Nova Creu Alta de Sabadell. El mismo resultado que encajó en 2010 ante el Cartagena.

Para romper con esta inercia, la prueba para Francisco y compañía es de altura. Este sábado llega el Espanyol, líder casi intratable. La plantilla, después de disfrutar ayer de un día de descanso, vuelve hoy al trabajo.

La plantilla vuelve mañana a la actividad para empezar a preparar el derbi del sábado contra el Espanyol.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil