Sport.es Menú

El Girona recuerda cómo ganar a domicilio y asalta el Sardinero

Los tantos de Stuani, que ya lleva siete, y los estrenos goleadores de Gumbau y Granell significaron el primer triunfo como visitante de los catalanes.

El triunfo en tierras cántabras debe suponer un punto de inflexión.

El Girona recordó en el mejor momento posible lo que es ganar fuera de casa en Segunda. Lo que no habían conseguido aún los de Juan Carlos Unzué llegó por fin en el Sardinero, con dos días de descanso menos que el Racing y contra un conjunto santanderino que encadenaba cuatro partidos sin perder. Los brotes verdes a domicilio surgieron gracias a los goles de StuaniGumbau y Granell, el oficio hizo el resto y el Girona se quitó cinco partidos después un gran peso de encima.

Andrés Fernández

FICHA TÉCNICA

Liga Smartbank

RAC

0-3

GIR

Racing

Luca Zidane; David Carmona, Olaortua, Alexis, Aitor Buñuel; Nkaka (Sergio Ruiz, 68'), Mario Ortiz (Cejudo, 76'), Karim Yoda, Enzo Lombardo; David Rodríguez (Nuha, 68') y David Barral.

Girona

Juan Carlos; Aday, Alcalá, Juanpe, Mojica; Gumbau (Gallar, 78'), Granell, Jozabed (Jairo, 53'), Borja García; Marc Gual (Diamanka, 75') y Stuani.

Goles

0-1 M. 5 Stuani. 0-2 M. 70 Gumbau. 0-3 M. 86 Granell.

Árbitro

Arcediano Monescillo (castellano-manchego). TA: Mario Ortiz, David Barral / Juan Carlos, Gumbau, Alcalá, Stuani y Juanpe.

Campo

El Sardinero. 12.104 espectadores

El delantero uruguayo, que volvía a la que fue su casa, arrimó nunca mejor dicho el ascua a su sardina y abrió la lata en el Sardinero con un tempranero gol. Un tuya mía por el flanco izquierdo, con centro de Borja García y peinada sutil de Jozabed, lo remató el charrúa en plancha para establecer el 0-1. Siete goles en siete partidos para el que posiblemente es el jugador más desequilibrante de Segunda División.

La diana dejó tocado al equipo cántabro, que se vio dominado por el Girona hasta el final del primer tiempo… pero no superado. Los de Juan Carlos Unzué frenaron en seco y su mayor posesión y calidad fue estéril, más allá de algún respingo esporádico. Tampoco lo veía claro el Racing de Iván Ania, metidos en el partido única y exclusivamente por un Enzo Lombardo que, con sus embestidas, agriaba la irregular primera mitad de Aday.

Dudas y sentencia de sus centrocampistas

Titubeó el Girona en el arranque de la segunda mitad. Jozabed se lesionó y dio el testigo a Jairo justo después del primer aviso realmente serio racinguista. David Rodríguez envió su zurdazo al exterior de las mallas a pase del peligroso Enzo. Sin exigencia pero sin resolver el duelo, el choque en los Campos de Sport se enrarecía, con un Racing acendrado.

En el 60’ arribó uno de las jugadas clave, pues el colegiado le perdonó la segunda amarilla a Mario Ortiz con media hora por delante. Era clarísima. La acción espoleó a los de Iván Ania, crecidos ante las dudas de un Girona vacilante, y una doble ocasión racinguista no resultó en empate de milagro. David Barral la envió a la madera y Aitor Buñuel tampoco supo definir en el balón suelto.

Achicaba agua el equipo catalán, y en sus peores momentos cortó de raíz el problema con el 0-2. Marc Gual, de primeras, remachó un balón suelto tras una falta y Gumbau, que pasaba por allí, puso la puntera. La primera diana del centrocampista gerundense dio la estocada definitiva a un Racing que no se recuperóGranell, con un fuerte y colocado chút desde la frontal, puso la guinda del pastel con el tercero de la noche. Al fin, botín de tres puntos como foráneo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil