Victoria sufrida aunque necesaria del filial

El Barça B recuperó la pegada ante el Lleida aunque acabó pidiendo la hora al final por un desafortunado gol en propia de Arnau Comas

Konrad, el mejor del partido, marcó y generó una ocasión maratoniana que de haber sido gol hubiera dado la vuelta al mundo

Nils celebró con rabia su primer gol de la temporada
Nils celebró con rabia su primer gol de la temporada | sport

Inyección de moral, por fin, para un Barça de lo más necesitado. Probablemente los mejores 45 primeros minutos de la temporada, acompañados de un gol vital, permitieron jugar con un poco de margen, algo que había faltado hasta ahora, hasta que un gol desafortunado en propia de Arnau Comas despertó a los fantasmas del Johan Cruyff.

FICHA TÉCNICA

Segunda B

FCB

2-1

LLEI

FC Barcelona

Arnau Tenas; Álvaro Sanz, Comas, Ramos Mingo, Balde (Mármol, 72'); Nico (Matheus, 82'), L. de Vega (Ilias, 89'), Jandro; Konrad, Mortimer (Collado, 72') y Peque (Zeballos, 82')

Lleida Esportiu

Pau Torres (Víctor Vidal, 46'); Michele Diana, Matej Simic, Fall (Yasser, 80'), Chavero (Marc, 57'); Raúl González, Cano (Araujo, 57'), Abel, Eneko; Álvaro González (Joanet, 67') y Abraham.

Goles

1-0 M.10, Mortimer. 2-0 M.65, Konrad. 2-1 M. 77, Comas (p.p.)

Árbitro

Usón Rosel (aragonés). Amonestó a Á. Sanz (13'), Comas (24'), De Vega (34'), Konrad (91') y Tenas (93') para los locales y a Chavero (48'), Cano (52') para los visitantes

Incidencias

Jornada 7 del grupo 3 A de la Segunda División B. Estadi Johan Cruyff. Partido a puerta cerrada

Un último cuarto de hora de lo más sufrido no terminó por deslumbrar un buen partido de los de García Pimienta, que tienen fases del partido en las que se nota que empiezan a carburar.

El Barça salió con más autoridad al terreno de juego, y encontró una actitud y un acierto que se habían perdido en las últimas jornadas. A un Lleida replegado en defensa en los primeros minutos, le costó escupir las inserciones blaugranas.

Jandro avisó primero y el balón se fue por poco, y llegó poco más tarde Nils Mortimer, un goleador nato de la cantera que puede devolver el olfato de gol a García Pimienta. El primero del Barça esta temporada que viene de una jugada, y qué jugada. Fue el juvenil Peque el que arrancó desde el centro del campo, para enviársela a Nils, y que éste la cruzara de forma perfecta, en el minuto 10. Un número de lo más especial en el día de homenaje más sincero a Maradona, el de Messi durante el partido del primer equipo. El filial también mostró sus respetos con el minuto de silencio al inicio del partido, y abrió la lata en el minuto del dorsal del ‘Pelusa’. Poesía futbolística.

El Lleida, que llegaba con hambre de sumar, reaccionó bien al primer tanto, pero le pasó lo que al Barça la ha ido pasando hasta hoy, la fortuna no le sonrió. Y sí estuvo del lado de Arnau Tenas, que a punto estuvo de regalar el gol a Álvaro.

Konrad, protagonista

Terminó entretenida la primera parte con idas y vueltas constantes, y una acción de Konrad al puro estilo maradoniano. De película, y que no acabó en gol por culpa de Pau Torres. El estadounidense, que volvía con ‘Pimi’, fue el mejor del partido, y entra en los destacados del choque junto con De Vega, que ya se ha afianzado en el once.

Y es que el ‘11’ se encargó también en darle algo de brillo a una segunda parte descafeinada. Golazo de Konrad, en una jugada propia de los mejores extremos del Barça jugando por dentro, se dejó llevar y cuanta más libertad tiene, más daño puede hacer. Empieza a construir su figura para ser un jugador importante.

El Lleida parecía que necesitaba goles en contra para encontrar sus mejores minutos. La tuvo el Barça para ampliar su marcador con Peque, en una jugada a balón parado muy inteligente, pero finalizó al muñeco.

A partir de ahí, el acoso del Lleida fue ahogante. En una jugada muy poco habitual, tuvo una oportunidad mediante un indirecto dentro del área por una cesión protestada de Ramos Mingo. Arnau Tenas sacó el balón de Abel con una intervención de gran nivel, y poco más tarde Arnau Comas, en una jugada desafortunada con un balón colgado, se la colocó en propia.

La táctica de ir colgando balones vio Molo que servía, y ordenó que lo siguieran intentando. Estuvieron cerca, pero esta vez, la balanza se decantó de parte del Barça. Ya era hora.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil