Sport.es Menú

El Barça B sigue intratable en su fortín

Los de García Pimienta superaron a su bestia negra en un partido muy trabajado, superando a un Ejea muy rocoso en defensa

Debutó el nuevo fichaje Rey Manaj

Monchu vuelve al equipo tras cumplir sanción
Monchu vuelve al equipo tras cumplir sanción | DAVID RAMÍREZ

No importan las numerosas bajas del filial, no importa que no estén Riqui Puig o Collado, ni importa que el Ejea sea su bestia negra. En el Johan Cruyff no hay equipo que se resista a los de García Pimienta. Es un auténtico fortín. Pese a que el equipo de Las Cinco Villas, siempre correoso, plantó cara y le puso las cosas difíciles a los azulgrana, muy efectivos. Los goles de Monchu y Saverio fueron suficientes para dormir como segundos clasificados.

Francesc Ripoll

FICHA TÉCNICA

Segunda División B

FCB

2-0

EJE

Barça B

Carevic; Morer (Mika, 91'), Mingueza, Chumi, Guillem; Jandro (Ilaix Moriba, 78'), Reis, Monchu; Hiroki, Saverio (Abel Ruiz, 86') y Manaj.

Ejea

Felipe; Méndez, Hermoso, Chechu, Marín; Roland, Tena (Mainz, 74'), Manu Molina; Ramón (Crespo, 71'), Peñaloza y Ballarín (Seth, 51').

Goles

1-0 M.36 Monchu (pen.). 2-0 M.70 Saverio.

Árbitro

Eiriz Mata (gallego). TA: Monchu; Felipe, Antonio, Peñaloza.

Incidencias

Partido disputado en el estadio Johan Cruyff.

El filial azulgrana salió muy enchufado al césped, monopolizando por completo la posesión del balón y llegando con cierto peligro en los primeros compases de partido. Aunque con el paso de los minutos, el Barça B se atascó. Tocaba y tocaba con una paciencia casi infinita, pero la falta de profundidad de los hombres de García Pimienta hizo que el partido entrara en una fase monótona.

Los azulgranas lo tenían todo. Pero sin ocasiones, no hay goles. Y la culpa de esto la tuvo la férrea defensa aragonesa, que no dejaba espacios atrás y se convirtió en un muro prácticamente inexpugnable. Hasta que el Barça se encontró con un polémico penalti del portero sobre Reis que Monchu, pichichi de su equipo, no desaprovechó.

El gol obligó al Ejea a dar un paso al frente para buscar el empate, y empezó a merodear el área de Carevic. El guardameta hizo olvidar a Iñaki Peña, convocado por el primer equipo. Y es que ya tras al receso salvó a los suyos en más de una ocasión y evitó el empate aragonés para desconcierto de un Barça B un tanto incómodo.

Pero cuando la igualda estaba cerca, apareció Saverio. Puso la guinda a su buen partido con un trallazo imposible para Felipe y que supuso el segundo y la sentencia. Dio tiempo para que jugaran dos juveniles y para que le anularan un tanto al debutante Rey Manaj. Triunfo trabajado. De sudor y sangre. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil