El único periodista superviviente del accidente del Chapecoense, listo para trabajar

Rafael Henzel, el único periodista que sobrevivió en la tragedia del Chapecoense, aseguró que está listo para trabajar desde el hospital

Henzel contrajo una infección pulmonar en el hospital de la ciudad colombiana de Medellín donde convalece del trauma torácico

De los 77 ocupantes de la aeronave del Chapecoense solo sobrevivieron 6
De los 77 ocupantes de la aeronave del Chapecoense solo sobrevivieron 6 | EFE

El locutor Rafael Henzel, el único periodista que sobrevivió al accidente en Colombia del avión que transportaba al equipo brasileño Chapeconese y que dejó 71 muertos, declaró este lunes que está "listo para la próxima" cobertura, en el primer mensaje que envió a Brasil desde el hospital colombiano donde se recupera.

EFE

Henzel, que contrajo una infección pulmonar en el hospital de la ciudad colombiana de Medellín donde convalece del trauma torácico y de la fractura de pierna que sufrió en el accidente, envió un mensaje de audio a sus compañeros de radio.

"Hola compañeros. Buenos días a todos. Estoy con la voz así (ronca) porque estoy mucho tiempo sin usarla. Quiero decir que está todo bien, que estoy progresando. Dios me dio una segunda oportunidad. Vamos a trabajar mucho, todos nosotros. Lo importante es que estamos vivos y listo para la próxima", afirmó Henzel, el único superviviente entre los 21 periodistas que viajaban en la aeronave.

El mensaje del locutor fue transmitido al aire por sus compañeros de trabajo en "Oeste Capital", radio de la ciudad brasileña de Chapecó.

De los 77 ocupantes de la aeronave sólo sobrevivieron 6, el periodista, tres de los futbolistas de Chapecoense y dos miembros de la tripulación boliviana.

Henzel continúa ingresado en el Hospital San Vicente de Medellín sin previsión de alta y, pese a la infección pulmonar que impide su traslado a Brasil, respira sin ayuda de aparatos.

El avión en el que viajaba la plantilla del Chapecoense se estrelló la noche del pasado lunes en el municipio de La Unión, en el Oriente del departamento colombiano de Antioquia, cuando se dirigía a Medellín.

El equipo brasileño disputaría en Medellín el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana frente al Atlético Nacional colombiano.

En el avión viajaban 22 futbolistas, 28 dirigentes del Chapecoense, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como una veintena de periodistas y nueve tripulantes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil