Power8, en liquidación

La relación entre Espanyol y Power8 está viviendo sus últimos meses de existencia
La relación entre Espanyol y Power8 está viviendo sus últimos meses de existencia | Ignasi Paredes

Juan Carlos Gracia

Power8, patrocinador principal del Espanyol con la sponsorización del estadio de Cornellà/El Prat y la camiseta, presentó el pasado viernes un concurso voluntario a liquidación de la sociedad. El caso está pendiente de ser aceptado a trámite y ser adjudicado en un juzgado de lo Mercantil de Barcelona, según han adelantado fuentes de los tribunales. El paso dado ratifica la esperada quiebra de Power8 y confirma que la entidad espanyolista no percibirá el resto del contrato que tenía aún pendiente de cobrar.

El concurso, que ha presentado el abogado Francisco Domínguez, curiosamente el mismo que hace años llevó una reclamación económica de Carlos Kameni al club blanquiazul, argumenta la imposibilidad de la sociedad de cubrir sus obligaciones inmediatas, especialmente con la Agencia Tributaria, con el Espanyol y con otros, seis o siete, acreedores menores.

Power8 ya presentó hace tres meses un preconcurso justificando un activo 0 y hace solo unos días anunciaba en su página web la suspensión temporal de sus operaciones comerciales debido a disputas con sus socios y patrocinadores afiliados. El paso dado ahora es, han señalado fuentes jurídicas consultadas por esta redacción, lógico para concretar la futura liquidación de la sociedad sin coste económico.

Power8 justifica en su escrito que la sociedad se nutría de unos contratos en el exterior que ya han vencido y de la financiación de un tercero que no ha renovado su compromiso, lo que le ha llevado a la situación actual; en definitiva, de quiebra.

El Espanyol tenía que percibir 5,5 millones de euros de Power8 por el resto del contrato. Una cifra que no percibirá. En el concurso no se han contabilizado unos pagos (octubre, enero y el plus de la Copa) porque el club no giró ninguna factura consciente de que no iba a cobrarla y, por tanto, se ahorraba desembolsar el 21% de IVA.

El movimiento más lógico del Espanyol en estos momentos, apuntan las fuentes jurídicas consultadas por esta redacción, será denunciar la resolución del contrato, aunque las opciones de cobrar son nulas porque no hay ningún activo en la sociedad.

Lo más probable, por tanto, es que una vez aceptado a trámite el concurso, las partes tengan la buena voluntad para liquidar rápido el asunto, que podría estar resuelto durante el primer trimestre del próximo año. El Espanyol deberá acelerar los contactos para encontrar lo antes posible una alternativa a Power8, pues era el patrocinador principal de la entidad futbolística. La liquidación de la sociedad es, sin duda, un golpe a la inestable economía del Espanyol. Aunque esperado, es un gran bofetón.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil