Sport.es Menú

El Valencia elimina al Betis y será el rival del Barça en la final de Copa

El gol de Rodrigo en el inicio de la segunda mitad sella el pase para los de Marcelino

El Betis tuvo la posesión, pero no logró desbloquear la intensa zaga valencianista

 El Valencia gana al Betis y jugará la final de la Copa del Rey | LALIGA

El Barça ya tiene rival en la final de la Copa del Rey. El Valencia supo aguantar y un solitario gol de Rodrigo en la segunda mitad le sirivió a los de Marcelino para sellar el pase y destrozar la ilusión de un Betis que soñaba con disputar la final en su estadio. Pese a que los de Setién fueron mejores en la primera, se toparon con un muro que no lograron romper. Se desató la alegría en Mestalla, que tras un año complicado, tienen la posibilidad de alzar un título en el año de su centenario.

Francesc Ripoll

FICHA TÉCNICA

Copa del Rey

VAL

1-0

BET

Valencia

Jaume; Piccini, Gabriel, Roncaglia, Gayà; Coquelin, Parejo, Wass (Soler, 74'), Guedes; Rodrigo (Cheryshev, 67') y Gameiro (Diakhaby, 85').

Betis

Joel; Francis (Loren, 64'), Mandi, Bartra, Sidnei (Feddal, 84'), Guardado (Tello, 89); William, Lo Celso, Canales, Joaquín y Jesé.

Goles

1-0 M.56 Rodrigo.

Árbitro

González González. TA: Gabriel Paulista, Jaume; Joaquín.

Incidencias

Partido disputado en Mestalla ante 45.222 espectadores.

Amaneció el choque con el guión previsto. El Betis, fiel a su estilo, buscaba generar peligro a través del toque. El Valencia, por su parte, esperaba hacer daño a la contra con su intensa presión. Y de esta nacieron las primeras aproximaciones del encuentro, aunque fueron los verdiblancos los que dispararon antes a puerta. Primero Joaquín con un tiro potente y luego Canales tras una falta envenenada inquietaron a los aficionados presentes en Mestalla.

Estas ocasiones avivaron a los de Setién, que poco a poco se asentaron sobre el césped. Los ches, muy imprecisos en los pases y perdiendo rápido el balón, veían como cada vez le costaba menos al cuadro heliopolitano romper líneas de presión. Jesé y Mandi, antes del descanso, a punto estuvieron de hacer el primero.

Tras el receso, el Betis no cambió el chip y salió con la misma idea de juego, pero sin llegar con demasiado peligro al arco de Jaume. Fue el Valencia, sin embargo, el que golpeó primero. Piccini, con un auto-pase fortuito, le envió un pase filtrado a Gameiro. El galo, delante de Joel, picó el balón para cedérselo a Rodrigo, que puso la bota para anotar a placer y desatar la locura en Mestalla.

No tardó en meter mano del banquillo Setién, dando entrada a Loren y cambiando a Francis. Cambio ofensivo, pues los verdiblancso necesitaban el gol como el comer. Marcelino a los dos apercibidos, Rodrigo y Wass, para dar entrada a Cheryshev y Carlos Soler.

A todo eso, no bajó el ritmo del partido y las ocasiones se sucedieron. Primero Mandi, que remató de cabeza por encima del travesaño. Replicó Gameiro, que hizo trabajar a Joel cuando remataba otro gran pase de Piccini. El Valencia tenía muy claro qué debía hacer hasta el final del choque. Intensidad en defensa y aprovechar el contraataque, evitando perder el balón rápidamente. Y casi lo aprovecha Gameiro, pero el último control que le dejaba solo ante el meta visitante, se le fue desviado.

Los pupilos de Setién fueron con todo, con más corazón que cabeza. De hecho, Canales con un disparo que hizo trabajar a Jaume, veía como la final se escapaba. No logró desbloquear el Betis la zaga valencianista, y el marcador ya no se movió más. El Valencia no falló y está en la final.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil