Martino: "Tengo decidido el equipo desde antes de Milán"

Un Gerardo Martino relajado y hermético a la hora de hablar del equipo que presentará ante el Real Madrid sorprendió al asegurar que el once "lo tenía decidido antes del partido de Milán. Sabía con qué jugadores quería jugar allí y, de no tener una desgracia física, qué equipo iba a jugar contar el Madrid". El Tata había confirmado que "Piqué está para jugar" después de entrenarse con normalidad.

J.M. DÍAZ/ X. ORTUÑO

El entrenador del Barça se mostró en todo momento relajado y dispuesto a la broma. Cuando le preguntaron qué daría por vencer, dijo: "De mi cuerpo, nada. Me gustaría ganar, como a todos; pero en principio me gustaría mantenerme intacto".

En cambio, el Tata demostró que tiene muy asimilada la filosofía blaugrana cuando explicó que "siendo entrenador del Barcelona, sería muy difícil decir que nos basta con ganar. Pero además pienso que si el Barça tiene alguna oportunidad de ganar el partido, es jugando bien".

AMAGAR

Martino jugó a esconder sus cartas todo lo que pudo, intentando no dar pistas sobre el once. "Todos son jugadores que tienen una categoría superlativa. Si se queda fuera Xavi, o Cesc, o Iniesta, o Alexis, o Pedro... En cualquier otro sitio no quedarían fuera del equipo, pero aquí son todos buenos. Si pudiera haría que jugaran más, pero alguno queda fuera y estoy más cerca de la injusticia que de la justicia".

Eso sí, reconoció los defectos que su equipo tuvo en los últimos compromisos. "En Milán, tuvimos 75 minutos de mejor fútbol del Barça, más oportunidades y pagamos un alto precio por los diez minutos iniciales". Y siguió analizando: "Contra Osasuna nos faltó más velocidad en los últimos metros. En los dos partidos nos faltó lo que pensé que nunca nos faltaría, la claridad para concretar las oportunidades de gol".

Para el Tata se trata de un momento importante y no escondió que lo disfruta. "No descubriré lo que significa entrenar a un equipo que jugará un clásico. Es la primera vez y me genera una gran expectativa, una gran ilusión e intentaré hacerlo lo mejor posible y ganar el partido".

Agradeció los elogios de Ancelotti hacia su persona y situó al técnico madridista por encima. "Son situaciones diferentes. Para mí, es la primera vez que dirijo una institución tan prestigiosa y en Europa. Él lo ha hecho en Italia, Francia e Inglaterra y ahora en España y tiene más experiencia".

LAS ARMAS DEL MADRID

El entrenador del Barça dijo saber qué espera del Real Madrid. "Intentará evitar que el Barcelona elabore juego y tenga mucha posesión". También se espera a un Real "a la espera de que dejemos espacios para que contragolpee".

El antídoto, para él, es fácil. "Se trata de acabar las jugadas y tener un retroceso adecuado para evitar que nos generen ocasiones en contra". Y recordando uno de los problemas que ha sufrido más de una vez el Barça, añadió: "No se pueden perder pelotas a la hora de la elaboración porque en el Barça participan todos y cualquier contra te va a hacer daño".

Martino es consciente de que el peligro del Madrid estará en la velocidad de sus jugadores, especialmente por la bandas. "Cuando un equipo tiene espacios y delanteros como los suyos, los riesgos se corren. Pero somos el Barça y debemos seguir jugando igual".

Gerardo alabó la calidad de Bale, "un excelente jugador que merece mucho respeto por su jerarquía y porque puede ser desequilibrante", y en cambio no quiso juzgar si el precio de su traspaso era justo o que haya tenido que superar una lesión.

¿DUREZA EN EL MADRID?

También evitó calentar los ánimos cuando le preguntaron por la posible dureza del Real Madrid. "No, creo que cada uno juega de acuerdo a sus posibilidades y hay un árbitro para juzgar. A mí solo me interesa que el Barça juegue un buen partido de fútbol".

Martino es consciente de que el partido puede tener "más trascendencia en lo anímico que por el resultado" porque los clásicos "son dos partidos aparte de lo que pase en el resto del año". Por eso, consideró que "no sé si tiene tanta trascendencia por los números o por lo anímico. Desde los números, queda mucho tiempo para todos".

El Tata admitió que el clásico de la Liga  "es diferente con el rosarino", entre Central y Newell's, "por lo que representa en el mundo y sobre todo por los jugadores que jugarán mañana, pero las dos cosas son muy disfrutables".

DAR A LA AFICIÓN, NO PEDIR

Martino no quiso hacer un llamamiento a la afición. "No me gusta pedir algo a la gente porque en Barcelona están más acostumbrados a recibir y recoger lo que el equipo le ofrece".

En cambio, sí que admitió que "ser local es más importante que ser visitante y en general nos ha ido bien", aunque no cree que la condición de favorito se manifieste en este sentido. "Son dos equipos muy barejos, con plantillas muy parejas y creo que el favoritismo se debe desmostrar en los noventa minutos".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil