Las claves del Barça-Madrid

Las claves del Barça-Madrid
Las claves del Barça-Madrid | sport

Miki Soria

La Liga pasa por el Camp Nou. La espectacular remontada protagonizada las últimas semanas por el Barça vivirá esta noche una prueba de fuego casi definitiva en el estadio azulgrana.

Será el undécimo clásico desde que Pep Guardiola y José Mourinho coinciden en los banquillos de uno y otro equipo, aunque, en esta ocasión, los precedentes no cuentan y los blancos no necesitan más que un empate para salir del coliseo culé reforzados y con más de media liga en el bolsillo. Incluso con una derrota saldría líder el Madrid del Camp Nou, pero ese punto de diferencia a favor de los blancos podría no ser suficiente en caso de un nuevo pinchazo en la recta final de la temporada.

Muchos Madrid, un solo Barça

De esta manera se podría resumir el sentir de los analistas consultados por SPORT, que apuestan por el mismo Barça valiente de siempre, pero tienen dudas sobre la versión del Madrid que presentará Mourinho sobre el césped del Camp Nou.

 “El Madrid saldrá líder del Camp Nou. Por tanto, puede manejar varios escenarios. Ni intuyo al Mourinho más conservador, ni tampoco al arriesgado de la vuelta de Copa, cuando sorprendió al Barça”, comenta Martí Perarnau, que anticipa una “presión intensa del Real Madrid los primeros diez minutos en busca del gol” y después, un “repliegue medio y búsqueda del contragolpe” ante un Barça que “siempre sale a por el partido”.

Albert Llimós coincide en el hecho de que “Guardiola será fiel a su estilo y a la vocación ofensiva que caracteriza al Barça, monopolizando el balón e imprimiendo un ritmo alto de circulación”, por lo que la clave residirá en el miedo de Mourinho a la hora de plantear el encuentro. “El Barça será proporcionalmente favorito, a las dudas y temores que plantee el portugués. Si Mourinho tira para atrás y se escuda entorno a Casillas, el Barça ganará enteros”, argumenta.

“El aspecto clave del partido será ver si Pepe es quién se la pasa Benzema o si Xabi Alonso puede ejercer su juego. Del otro lado, ver si a Valdés le exigirán el pase largo al lateral o habrá superioridad desde atrás”, analiza Matías Manna, que prevé un Real Madrid “cada vez más largo y con un repliegue agresivo en la zona media” con el paso de los minutos.

“La clave será la idea que tenga el portugués en la cabeza”, explica también Toni Padilla. “Un Madrid como el que jugó contra el Bayern nos depararía un partido puro, de toma y daca, abierto, con el Barça atacando con el balón y el Madrid atacando a la contra, pero si Mourinho refuerza el centro del campo, veremos un partido más brusco”.

En este último supuesto incide María Carbajo, que apuesta por un Madrid compacto en defensa, pero a la vez intenso en la presión, como se pudo ver en el último clásico liguero. “La clave estará en la solidez -o la falta de ella- de la defensa madridista. Veremos un Madrid muy recto en las líneas traseras, pero también intenso arriba, intentando parar al Barça con una presión alta y esperando su momento para llegar a la meta de Valdés gracias a la velocidad de sus hombres de arriba”.

Puñales en los espacios

Si el Madrid plantea ese partido férreo que los analistas prevén, las opciones del Barça pasarán por mover con velocidad el balón y aprovechar los pocos espacios que pueda dejar el Madrid atrás. “El Barça debe atacar a los laterales del Madrid, no sólo para superar en el uno contra uno, sino también para abrir el campo y crear espacios interiores”, apunta Albert Llimós.

“Con Alexis tocado, se abren nuevas posibilidades en la alineación de Guardiola y no sería descabellado ver a Pedro asumiendo su posición entre los centrales del Real Madrid. Esa función, extremadamente importante en el duelo de la primera vuelta, abre espacio a Messi entre las dos últimas líneas de equipo blanco y le facilita un contexto más favorable”, analiza Carlos Rosende.

Marcar o no marcar, esa es la cuestión

La derrota del Barça en el campo del Chelsea del pasado miércoles deja, -más allá del aspecto anímico que analizaremos más tarde-,  un aspecto preocupante: la cantidad de ocasiones que necesita el equipo azulgrana para marcar un gol, algo que los de Guardiola deberán corregir si quieren tener opciones ante el Madrid.

“El Barça saldrá al ataque porque no sabe hacer otra cosa, pero debe meter la primera ocasión clara que tenga para no revivir síndrome de Stamford Bridge”, explica Santi Giménez, en una línea similar a la defendida por Rubén Uría. “El único lastre que puede preocupar al Barça es el de no liquidar el partido y necesitar muchas ocasiones para hacer gol. El clásico pasará factura a quien perdone demasiado”, añade el periodista, que, no obstante, considera que si el conjunto culé alcanza su mejor versión, el Madrid no tendrá opciones: “El Barça tiene tres fases en el juego de posición: iniciación (Busquets), traslación (Xavi) y aceleración (Messi). Si el equipo de Guardiola tiene la suficiente velocidad de ejecución entre ambas fases, acabará goleando”.

Superar mentalmente las derrotas en Europa y salir concentrados

El aspecto anímico también marcará el partido de hoy. Así lo ve Borja Pardo: “Mentalmente el Barça juega para ganar la Liga y el Real Madrid para no perderla. Pero el hecho de que los blancos saldrán líderes de Barcelona hagan lo que hagan les puede dar confianza y trasladar toda la presión a un Barça que deberá gestionar las prisas si no quiere sucumbir”.

 “En estos duelos el orgullo juega de titular y lo anterior al sábado no debería importar. Pero sendas derrotas en Champions y la carga de partidos son factores a tener en cuenta”, opina María Carbajo. “El control de la ansiedad será importante. Son dos equipos que viven en un estado de tensión muy grande, con un ojo mirando al Chelsea y Bayern. Quién mejor sepa extraerse de la Champions, saldrá ganador”, añade Llimós. En definitiva, como resume Rubén Uría, el poderío mental será la clave más importante: “Sólo el más fuerte ganará en el Camp Nou”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil