Sport.es Menú

Así fue el fiestón del Barça en el Bernabéu

Piqué fue el impulsor de una celeración más eufórica en el campo que en la caseta

Los hinchas disfrutaron con cánticos como "¡éste es nuestro jardín!" o "¡Vinicius, Balón de Oro!"

Las imágenes de la celebración del Barça en los vestuarios del Bernabéu | @fcbarcelona_cat

El clásico liguero del Santiago Bernabéu tuvo un final apoteósico. Jugadores y afición se unieron en una fiesta que se prolongó durante unos minutos con los futbolistas saltando en el campo y que se prolongó por espacio de una media hora con los culés disfrutando del éxito, con cánticos de todo tipo y pasándoselo en grande.

Para empezar, Gerard Piqué tuvo un papel determinante como jefe de ceremonias. Mientras los futbolistas se abrazaban tras el pitido del nefasto Undiano Mallenco, el central tuvo la idea de hacer algo especial. Gritó hasta dos veces a sus compañeros para que se reunieran en el córner donde se encontraban los seguidores del Barça y no solo agradecerles sus ánimos, sino también cantar con ellos.

La sonrisa de Messi

Junto a Piqué, Jordi Alba, otro culé de corazón, fue de los que más mostró su euforia. En realidad, todos se soltaron y sorprendió ver , por ejemplo, a un Leo Messi tan expresivo y sonriente. La satisfacción de ganar y devolver con fútbol los golpes de Ramos también tuvieron su parte de culpa.

Los jugadores del Barça celebraron a lo grande su victoria en el Bernabéu | JAVI FERRÁNDIZ

Los futbolsitas botaron con la afición y, al cabo de unos minutos, se fueron a la caseta, donde siguieron de celebración, con la foto para el recuerdo, pero pronto frenaron su ímpetu. El título todavía no está ganado y tampoco había que volverse loco. Algunos como Aleñá o Murillo saltaron de nuevo al campo para entrenar y el resto fueron desfilando, dejando un mensaje general de moderación ante los medios. 

Pitorreo con Solari

Por su parte, la afición continuaba con su fiestón en la grada a la espera de que los responsables de seguridad del estadio los dejaran salir. Aparte de los cánticos más habituales como el de “madridista el que no bote” o incluso otros más subidos de tono, cabe destacar la imaginación en otros más ocurrente.

“Vinicus, Balón de Oro”, fue uno de los que despertó mós entusiasmo con toda la ironía del mundo por el globo que ha hinchado el madridismo alrededor del joven brasileño. “Solari, quédate”, también fue la súplica culé, repitiendo el “Lopetegui, quédate” de la primera vuelta con el 5-1.

Canaletes en Madrid

“Esto no es un campo, es nuestro jardín”, fue la alusión a la impresionante racha barcelonista en el Bernabéu de los últimos años. Y el célebre “¿dónde está CR7? del televisivo Cristóbal Soria del programa ‘El Chiringuito’ tampoco faltó. Una victoria que daba media Liga invitaba, sin duda, a los cánticos propios de una rivalidad tan grande.

Por su puesto, el “campeones, campeones” fue al que los culés más recurrieron.Los seguidores del Barça convirtieron el Bernabéu en Canaletes por un día y tampoco se olvidaron de las victorias del baloncesto. "Es tapón legal", fue otro de los recuerdos divertidos que se escucharon con fuerza.

Adriá Vilanova

Entre los seguidores que se encontraban en la grada culé llamó la atención la presencia de Adrià Vilanova, el hijo de Tito Vilanova, el técnico que hizo historia con el FC Barcelona con la célebre Liga de los 100 puntos. Adrià es otor culé de corazón de los que disfrutó de lo lindo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil