Sport.es Menú

El Valencia rompe su silencio en Stamford Bridge

Rodrigo anotó el tanto de la victoria de los che en un duelo parco en ocasiones

Ross Barkley erró un penalti en los últimos minutos que habría supuesto el 1-1

El Valencia gana en Stamford Bridge y vuelve a sonreír | MEDIAPRO

Capaz de lo mejor y de lo peor, el Valencia ahogó las penas con una victoria en uno de los templos del fútbol europeo. En Londres, en Stamford Bridge y contra todo pronóstico, los hombres de Albert Celades sumaron los tres primeros puntos de la Champions. Partido de sacrificio defensivo y puntería en ataque. Marcelino estaría orgulloso de sus chicos.

Jonathan Moreno

FICHA TÉCNICA

Champions League

CHE

0-1

VAL

Chelsea

Kepa; Azpilicueta, Zouma (Giroud, 73'), Christensen, Tomori, Alonso; Kovacic (Barkley, 80'), Jorginho; Mount (Pedro, 16'), Abraham, Willian.

Valencia

Cillessen; Wass, Garay, Gabriel, Gayà; Kondogbia, Coquelin, Parejo, Cheryshev (Diakhaby, 92'); Rodrigo (Lee, 90'), Kevin Gameiro (Maxi Gómez, 70').

Gol

0-1 M.75 Rodrigo.

Árbitro

Çukir (Turquía). TA: Jorginho, Giroud / Coquelin.

Campo

Stamford Bridge.

No pudo el Valencia correr sobre el inmaculado césped de Stamford Bridge. Y eso, en un equipo confeccionado por y para los velocistas, es un handicap. Y de los gordos. El fútbol del Chelsea eclipsó las virtudes che en el primer tiempo. Con una línea de cinco, Frank Lampard secó a su oponente. Aunque en ataque tampoco estuvo como para mirar por encima del hombro. Un par de pequeños sustos de Abraham bien abortados por Jasper Cillessen. El tulipán sí que metió la manopla izquierda cuando la primera parte ya estaba camino a la morgue. Willian le exigió y el neerlandés respondió. Voleón  con la derecha y manopla salvadora del exbarcelonista. 

Poco más. El Valencia apenas conectó en ataque. Sólo cuando aparecieron a cuentagotas Rodrigo y Parejo, los más clarividentes. 

A la primera, gol

Cillessen se creció. El ex del Barcelona evitó que el Chelsea se adelantara. Excelente encuentro del cancerbero, artífice de un triunfo que se acabaría pergeñando en las botas de Dani Parejo. El capitán mimó una pelota, la acarició con dulzura en una falta. Templadita a la espalda de los bigardos defensores ‘blues’. Y allí apareció Rodrigo. En carrera, como a él le gusta, para, con un remate mordidísimo, batir a Kepa Arrizabalaga. Nada pudo hacer el vasco, que salió a cubrir todo el hueco que pudo de forma completamente estéril. 

Olivier Giroud acababa de ingresar en el campo y Ross Barkley lo hizo para buscar el equilibrio. El mediocentro inglés generó peligro. Primero en una jugada individual que la retaguardia che envió a córner. Minutos después sería protagonista, aunque de forma negativa. Çakir acudió a la pantalla del VAR para chequear unas manos de Daniel Wass. El turco concedió penalti. Pero Barkley tiró de potencia y pecó de colocación. Balón al travesaño. 

Murió en el área levantina el partido, con Christensen malogrando la última ocasión ‘blue’. Los jugadores celebraron los tres puntos con la afición. Descarga de adrenalina tras una semana de vértigo en Mestalla. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil