La fe del Atlético rompe el sueño europeo del Barça

El Barça se estrelló ante el Atlético en el Vicente Calderón. En un partido agónico, se rompió el equilibrio de empates de esta temporada 2013-14 en el peor momento y a favor de los rojiblancos. Un 1-0 conseguido por Koke a los cinco minutos pero que vale todo un billete para las semifinales de la Champions. No habrá séptima semifinal consecutiva. Los rojiblancos, con justicia, jugando a su fútbol, se impusieron a los blaugrana.

JUAN MANUEL DÍAZ

FICHA TÉCNICA

CHAMPIONS L.

Atlético de Madrid

1-0

FC Barcelona

Atlético de Madrid

Coutois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis; Koke, Tiago, Gabi (c), Raúl García; Adrián (Diego, min. 61) y Villa (Cebolla Rodríguez, min.79).

FC Barcelona

Pinto; Alves, Bartra, Mascherano, J. Alba; Busquets, Xavi (c), Iniesta (Pedro,min. 72); Messi, Fàbregas (Alexis, min. 60) y Neymar.

Goles

1-0, min. 5, Koke. Adrián gana la espalda a Mascherano y dispara al poste; el rechace llega a Villa que centra al segundo palo, Adrián gana otra vez el salto y cede a Koke para que remache a la red.

Árbitro

Howard Webb (Inglaterra). Asistido en las bandas por Michael Mullarkey y Darren Cann (Inglaterra). Cuarto árbitro Jake Collin (Inglaterra). Mostró tarjetas a Busquets (min. 18), Koke (min. 90+1), Mascherano (min. 90+2) y Alves (min. 90+3). 

Incidencias

Vicente Calderón. Unos 52.000 espectadores (lleno absoluto).

El Barça vivió un auténtico suplicio en el Vicente Calderón, especialmente durante el primer cuarto de hora ante un Atlético que salió en tromba. Con 50.000 seguidores en trance, rugiendo como posesos, el equipo del Cholo Simeone pudo matar al conjunto del Tata por la vía directa. 

No estaban Arda Turan ni Diego Costa, pero el equipo colchonero demostró una vez más que su fuerza está en el bloque y en la fe, en un espíritu de combate que les ha insuflado el Cholo Simeone y que los convierte en letales.

Raúl García y Adrián López fueron los recambios de Arda y Costa, pero la intensidad, la potencia de fuego fue la misma. Todavía no habían podido comprobar los centrocampistas del Barça si el césped estaba alto o seco, cuando les cayó el 1-0.

Era el minuto 5 y Adrián le ganaba la espalda a Mascherano y lanzaba un trallazo al poste. La defensa blaugrana, de futbolín, dejaba que Villa recuperara el rechace y centrara al otro palo. De nuevo Adrián cabeceaba para la llegada de Koke quien, esta vez sí, empujó el balón a la red anticipándose a todos.

El ciclón rojiblanco se mantuvo. A los 8 minutos, Pinto veía cómo Adrián no conseguía, de milagro, 'birlarle' el esférico en el área pequeña para firmar el segundo; a los 11', Villa se aprovechaba de una pérdida de Busquets para disparar de nuevo al poste; y a los 19' 'El Guaje' se escapaba de Bartra y, tras acomodarse el balón con la cabeza, disparaba al larguero.

NO HAY VIDA

El Barça no había existido en todos estos minutos; sin el balón, sin poder salir de su campo, embotellado por el juego directo y enérgico del Atlético; superado en los mano a mano en las salidas y agujereado como un queso de gruyère en defensa. Sólo la fortuna mantuvo en pie a los blaugrana.

Las primeras señales de vida llegaron con las entradas por banda de Alves y Neymar, éste último situado, esta vez sí, en la banda izquierda. El destinatario de sus jugadas, un Leo Messi que no pudo ajustar sus remates.

Primero fue una llegada por el carril derecho de Alves (13') que el astro rosarino remató de cabeza, picado, cerca del palo izquierdo de Courtois pero fuera. Después, a los 24 minutos, una exhibición de Neymar rompiendo a Adrián y Tiago con 'sotana' incluida, pero Leo no acertó con el disparo.

AMAINA LA GALERNA

Era imposible que el Atlético mantuviera el nivel de juego del primer cuarto de hora y el Barça fue, lentamente, recuperando el balón hasta el punto de hacerse con el porcentaje de posesión (35-65% según la UEFA); algo anecdótico pues al margen de las dos oportunidades de Messi y un cabezazo de Bartra a la salida de un córner, ya en el tiempo de descuento y que se estrelló en el rostro de Godín, el Barça apenas tuvo pólvora en unos disparos lejanos y blandos de Iniesta, Cesc o el propio Messi.

El Atlético se aplicó con un punto de dureza sobre Neymar para abortar la reacción barcelonista con la anuencia de Howard Webb que no picó con dos caídas, una en cada área. Primero, Adrián (41') exageró ante una carga de Mascherano; y después Cesc (43') teatralizó en exceso un contacto con Godín.

CAMBIO DE TONO

El segundo tiempo arrancó con un tono diferente; con el Atlético más cerrado, claramente buscando el balón largo a la espalda de los centrales blaugrana para contragolpear, y el Barça moviendo el balón y pisando una y otra vez el área rojiblanca.

Así llegó una triple ocasión blaugrana de Neymar (48'), al que Courtois sacó el remate cuando intentó recortarle; de Messi, cuyo disparo se estrelló en los defensa, y de Xavi, que la tocó desde el suelo pero su chut acabó en córner.

El Vicente Calderón rugía igual, pero sus jugadores no eran capaces de mantener las líneas tan ajustadas y el Barça encontraba más espacios por donde hacer circular el esférico.

ENTRA ALEXIS...

A la hora de juego, tanto Gerardo Martino como Diego Pablo Simeone se decidieron a mover los banquillos. El Tata incorporó a Alexis por Cesc, ganando las dos bandas; y el Cholo relevó a Adrián con Diego Ribas, el autor del tanto en el Camp Nou y que a los cuatro minutos de entrar tuvo el segundo para su equipo (65'). Pinto estuvo espléndido y después Mascherano llegó a tiempo para neutralizar el segundo remate del brasileño.

El Barça dominaba territorialmente pero jugaba sin red y el Atlético tuvo de nuevo claras ocasiones. Gabi (70') tuvo de nuevo la sentencia cuando el capitán colchonero llegó al área sin que nadie le cerrara el camino y tras amagar el centro disparó; Pinto sacó el gol con el pie izquierdo.

...Y SE VA INIESTA

Un nuevo barullo en el área barcelonista pudo acabar con un penalti de Mascherano a Villa, pero Webb no lo vio. Entonces Martino decidió sentar a Iniesta e incorporar a Pedro. El artífice del milagro de Stamford Bridge desaparecía del campo y el equipo quedó partido por la mitad. Simeone cambió a a Villa por el 'Cebolla' Rodríguez, retirando a todos sus delanteros.

Ambos técnicos se la jugaban al último cuarto de hora. Desaparecido Messi entre la maraña rojiblanca, con un extraño y arcáico 4-2-4, el Barça tuvo un nuevo remate ajustado al palo derecho de Courtois en un remate de cabeza en plancha de Neymar a centro de Alexis (78'). 

Pinto sacó el segundo nuevamente en una cabalgada del Cebolla que acabó en córner (89'). Los blaugrana estaban asfixiados y los minutos de descuento fueron más de los rojiblancos que de los blaugrana, que no estarán en el bombo de Nyon el viernes por vez primera en seis años. La fe de del Cholo y los colchoneros acabaron con el sueño del Barça que deberá pensar en la Liga y la Copa.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil