El Leipzig sentenció al Wolfsburgo en el tramo final

Orban abrió la lata y Gvardiol marcó el gol de la tranquilidad

Los de Tedesco sumaron su victoria número 100 en Bundesliga

Vranckx y Angeliño en una disputa de balón
Vranckx y Angeliño en una disputa de balón | EFE

Daniel González

El Leipzig no falló a su cita en el Red Bull Arena y venció al Wolfsburgo por 2-0. Los de Tedesco abrieron la lata en el tramo final del partido y sentenciaron a los diez minutos. Con esta victoria, los locales cerraron una gran semana tras su clasificación para cuartos de final de la Copa de Alemania y estos tres puntos que los acercan a los puestos europeos. El conjunto local sumó así la victoria 100 de su historia en la liga alemana.

FICHA TÉCNICA

Bundesliga

LEI

2-0

WOL

Leipzig

Gulacsi; Simakan (Mukiele, 74'), Orban, Gvardiol; Henrichs (Adams, 57'), Laimer (Klostermann, 57'), Kampl, Angeliño, Nkunku (Poulsen, 81'); Novoa (Olmo, 55'), Silva.

Wolfsburgo

Casteels; Lacroix, Bornauw, Brooks; Baku, Arnold, Gerhardt (Nmecha, 79'), Roussillon, Vranckx (Lukebakio, 79'); Waldschmidt (Philipp, 46'), Weghorst.

Goles

1-0 M. 76 Orban. 2-0 M.85 Gvardiol.

Árbitro

Daniel Siebert. TA: Simakan (34'), Henrichs (38'), Kampl (67'), Olmo (73'), Adams (82') / Lacroix (60').

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 20 de la Bundesliga, disputado en el Red Bull Arena.

El Leipzig atacó el costado izquierdo del Wolfsburgo en los primeros minutos del partido con internadas de Angeliño y Nkunku. Los de Kohfeldt consiguieron pausar el ritmo de los locales con el paso de los minutos y protagonizaron varios acercamientos peligrosos. La mala puntería y las intervenciones de Gulácsi evitaron que los visitantes se adelantaran. En el tramo final de la primera mitad, el Leipzig volvió a hacerse con el dominio, pero tampoco lograron materializar sus ocasiones y el partido se fue al descanso con empate a cero.

El juego no tuvo dueño en el primer tramo de la reanudación, pero el Leipzig pudo adelantarse si el gol de Orban hubiera sido válido. El linier no dudó en señalar la posición incorrecta del central local. El juego se endureció, pero los de Tedesco dominaron y buscaron la portería rival. El premio llegó entrados los últimos quince minutos del partido, con Orban apareciendo de nuevo, esta vez en posición válida, para abrir la lata. El segundo no tardó en llegar, con una gran definición de Gvardiol que, una vez revisado en el VAR, supuso el 2-0 definitivo en el marcador.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil