Sport.es Menú

Xavi: "No me asusta que me vean como el nuevo Guardiola"

Xavi cuenta sus planes de futuro en la segunda parte de la entrevista a SPORT

"Dirigir a Messi es un privilegio; lo primero que haría sería hablar con él", asegura

Xavi aclaró cuáles son sus intenciones respecto a entrenar el FC Barcelona | Valentí Enrich

En esta segunda parte de la entrevista Xavi Hernández se sincera sobre el futuro que imagina en el Barça. Y lo hace recordando los entrenadores que más le han marcado en su carrera. Es la versión más sincera de Xavi, la que surge cuando se lo está pasando en grande hablando de fútbol. 

¿Y qué pasa luego?

Cuando sales del Barça, el cuerpo se desinfla, se desploma, se libera. Es algo muy curioso. Cuando llevas tantos años no te das cuentas porque vives inmerso en el stress y te parece todo normal. Es tu día a día. Cuando sales te das cuenta de ello y alucinas. “¡Madre mía dónde estaba!, ¡en qué presión vivía!, ¡con cada tres días un partido que era un examen juegues 20 0 90 minutos!”, te dices. Es una locura.

Por un jugador, presidente, entrenador el Barça es un examen final. Te miran con lupa y cualquier error, pam. Has de ser excelente si no, no sirves. Es una putada vivir así. Los que somos competitivos, sin embargo, también nos gusta. Y por esto, tras parar unos años, tengo ganas de volver y vivir esa adrenalina de estar en la cima del mundo.

¿Qué tardas en hacer click en Doha?

En Qatar empataba un partido y estaba cabreadísimo pero veía a mis compañeros que estaban tan tranquilos. Es otro nivel de exigencia pero también te das cuenta de que hay otras cosas en la vida. Qatar me abrió los ojos. Ahora seguiremos aquí sin ser una decisión solo mía. Es familiar. Estamos superbien. Nuria me dice: “Si podemos alargar aquí, casi mejor que volver”. Yo estoy  de coña, me lo dan todo, me respetan, me dan ahora un equipo fuerte. Es una oportunidad muy buena porque necesito experiencia, probarme, verme a mí mismo en el banquillo. En el filial del barça, por ejemplo, tendría más presión. 

"Entrenar ahora al Barça es como si a un estudiante de ingeniería le dicen que tiene que construir los túneles de Vallvidrera"

ACUMULAR EXPERIENCIA

En el Barça se espera tanto de  usted que ya le ven como el nuevo Guardiola. ¿Le asusta?

Ya lo sé y no me asusta. Me pasó como jugador y no fue fácil ni lo será cuando vuelva. Sé las expectativas que hay. Sigo todo lo que pasa en Barcelona y había una encuesta en la web de Sport que decía que era de los favoritos para volver al banquillo del Barça ya. ¡Hombre! Lo agradezco, pero es incongruente. Necesito una experiencia.

¿Si ahora, hoy, fuera al Barça se estrellaría?

Intentaría hacerlo muy bien pero no es el momento. Así lo siento porque empiezo de cero. Imagínate que empiezas la carrera de ingeniero y te dan para hacer los túneles de Vallvidrera. Es lo mismo. No puede ser. Necesito una base, una experiencia, que no tengo.

¿Tiene un plan de carrera?

Qatar quiere que siga aquí hasta el Mundial, que les ayude de alguna manera. Veremos cómo estoy de preparado pero también dependerá de cómo me vean en Can Barça. Veremos. No escondo que mi objetivo es el Barça. Creo que lo puedo hacer bien como entrenador porque tuve grandes maestros. 

Vayamos por premisas. Hay un chup chup que dice que “Xavi no volverá al Barça hasta que no se vaya la actual directiva” o “Xavi no volverá al Barça hasta que no se vaya Leo Messi”. ¿Qué tiene que decir?

Noooo. Totalmente falsas las dos. Si de algo presumo, y lo dije en mi despedida, es que no tengo enemigos. Soy así. Con Bartomeu y su junta no tengo mala relación. Estoy muy agradecido a ellos. ¡Si me propusieron renovar cuando me iba! No tengo nada en su contra. Con Leo le considero un amigo. No tendría ni un problema con él. Ni uno. Sería el primero con el que hablaría si estuviera en el Barça. Es una persona que va muy de cara. Va siempre de frente. Es muy directo y honesto. Tengo amistad con él. Entrenarlo sería un privilegio.

Se acaba un sueño y, ahora, ya con 39 años,  ¿qué reto tiene para un futuro?

Ahora ya no son sueños de niño, sino es un objetivo porque me digo: “Has tenido la suerte de estar donde has estado, con los mejores entrenadores desde Van Gaal, Saez, Camacho, Aragonés, Pep, Luis Enrique…, con los mejores formadores como Joan Vilà, con la escuela del Barça, con unos conceptos asimilados y ahora quiero transmitirlos. Pienso en mi equipo del año que viene, en cómo hacerlo mejor, en mejorar a los jugadores”. Debo hacerlo y creo que puedo transmitir cosas a la gente.

En Qatar, con los jugadores que hay, no puede tener la sensación de poder conducir un Ferrari sin tener un motor en condiciones… Probaré. Guardiola seguro que es mucho mejor entrenador que el 2008 pero entonces lo ganó todo. Es un proceso. Espero no ser tan torpe de no hacer luchas con los jugadores. Estoy aquí para ayudar. No pienso estrellarme. Quiero ser un apoyo, una persona que les quiere ayudar. No un dictador. Habrá normas consensuadas.

CONVERSACIONES CON PEP

Ha hablado mucho con Valero Rivera para aprender… ¿Lo ha hecho con Pep?

Sí. Nos escribimos mensajes regularmente. El año pasado, en verano, nos vimos. Ahora me gustaría verlo otra vez. Es el mejor del mundo a la manera que yo veo el fútbol. Empiezo una nueva etapa nueva, tengo dudas y quiero planteárselas. Es una persona con la que he tenido mucha conexión. Como entrenador era realmente muy especial.

Explíquese, explíquese...

Te contare: A veces volvíamos por el túnel de vestuario en un descanso de un partido con Busquets diciéndonos, por ejemplo: “Máquina, no vamos bien. Nos falta atacar más las bandas porque jugamos demasiado por dentro y allí hay espacios”. Nos sentábamos en el vestuario y Pep tomaba la palabra… ¡Y nos decía lo mismo!”. Había sintonía y decía lo que Busi y yo habíamos dicho.  Con Pep había una sintonía especial. Con Aragonés era más gestión de grupo.

Yo pensaba “Ahora le metería caña a este jugador porque nos ha faltado al respeto”. Y Argonés, sin decírselo, aparecía y le metía bronca al compañero en cuestión. Pep era táctico y Aragonés era gestión de grupo. Son mis ejemplos. Fue un auéntico máster haber entrenado con ellos.

¿Cómo imagina su vuelta al Camp Nou?

Si algún día entreno al Barça es con todas las consecuencias sabiendo que seré juzgado y que este club es una trituradora. Todos quieren estar en un equipo grande. Más cómodo sería ir a un segunda pero soy competitivo y me gustan los grandes retos. Sé lo que vendrá, me quedaré calvo o con  el pelo blanco (jejeje) pero es lo que hay.

Hablando del Barça, decía que ganar un doblete no parece nada. ¿Cómo curar esto?

Es la desgracia de la eliminación de la Champions. Se han enfocado tanto en la Champions y les pasó lo mismo que el año pasado. La sensación del culé es amarga, por cómo te han eliminado, de que no has dominado la eliminatoria ni en casa ni fuera. Esto hace que el culé esté cabreado. Con la etapa de Guardiola no se ganó todo, también nos eliminaron dos veces en semifinales pero la sensación era diferente, de dominio de la eliminatoria. 

¿Es un tema de entrenador?

No lo sé. No he estado con Valverde porque no estoy para ver qué entrenan ni qué idea tienen. 

Un momento de la larga conversación que SPORT mantuvo con Xavi en Teherán| VALENTÍ ENRICH
cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil