Victoria balsámica del Barça en el Sánchez Pizjuán

Alba Martín

A diez puntos del líder, el Real Madrid, y tras el mazazo anímico recibido esta semana al conocer la noticia sobre la necesidad de que Eric Abidal se someta a un trasplante de hígado, el partido en el Sánchez Pizjuán no parecía el escenario más apropiado para que los azulgranas aprovecharan el factor de jugar primero para presionar a los blancos. Pero si algo ha demostrado el equipo de Guardiola es que sabe crecerse ante las adversidades. Lo hizo en el pasado y lo volvió hacer este sábado sobre el césped del estadio sevillano como mejor sabe: jugando al fútbol.

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Sevilla FC

0-2

FC Barcelona

Sevilla FC

Palop; Luna, Spahic (Cala, m.68), Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Medel, Rakitic (Trochowski, m.57) Manu del Moral; Reyes (Perotti, m.63) y Kanouté.

FC Barcelona:

Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Adriano (Puyol, m.84); Xavi (Alexis, m.82), Busquets, Iniesta; Cesc Fábregas (Keita, m.69), Messi; y Pedro.

Goles:

0-1, M.18: Xavi. 0-2, M.25; Messi.

Árbitro:

José Luis González González (Comité Castellanoleonés). Amonestó a los locales Spahic (m.16), Escudé (m.49) y Medel (m.76) y a los visitantes Piqué (M.31) y Adriano (m.80).

Incidencias:

Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 45.000 espectadores que prácticamente llenaron las gradas. Antes se guardó un minuto de silencio por el exfutbolista de FC Barcelona Estanislao Basora, recientemente fallecido. También hicieron el saque de honor los exjugadores de Sevilla FC Ramón Vázquez y el croata Ivica Dragutinovic. Ambos equipos saltaron al campo con unas camisetas de apoyo al defensa francés del Barcelona Éric Abidal, quien debe someterse a un trasplante de hígado

Con un once sin Puyol pero con Pedro, el Barça salió al terreno de juego con las ideas muy claras. Desde los primeros compases del partido los azulgranas imprimieron una gran velocidad al balón, haciendo que la defensa del Sevilla pasara un auténtico viacrucis durante prácticamente los primeros 45 minutos. Y si no que se lo digan a Palov. El meta sevillista tuvo que lucirse para evitar que su equipo se fuera al descanso con un carro de goles. Primero tras un disparo desde la frontal de Adriano (6') y poco después ante Pedro, a quién consiguió neutralizar un disparo cruzado en el minuto 11 y uno contra uno en el 39'.

XAVI Y MESSI, LOS GOLEADORES

A los que ya no pudo parar el meta Sevilla fue a Xavi y Messi. El centrocampista azulgrana adelantó a los de Guardiola en el minuto 18, transformando a la perfección por la escuadra derecha una falta previa de Spahic sobre Adriano. Pocos minutos después Leo Messi volvió a liarla con otra de sus obras de arte. El argentino recogió un balón de Iniesta en la frontal, y tras hacerle un caño a Spahic, superó a Palop cruzando el balón con una preciosa vaselina. Un tipo de disparo al que Leo nos está empezando a acostumbrar esta temporada.

Pese al 0-2 en el marcador, el Barça no levantó el pie del acelerador y el Sevilla se fue al descanso con solo un par de disparos entre los tres palos. La más clara la tuvo del Manu del Moral que aprovechó una indecisión de Gerard Piqué en defensa para enviar el cuero al travesaño.

EL SEVILLA APRETA EN LA SEGUNDA MITAD

Los de 'Míchel' intentaron enseñar los dientes tras la reanudación. Dos buenos centros de Kanouté pusieron en aprietos a la zaga azulgrana en los primeros minutos de la segunda parte. El primero no logró encontrar rematador y el segundo volvió a dejar en evidencia a Piqué, que no cubrió bien y permitió a Manu del Moral rematar. Por suerte Valdés consiguió volcar el esférico.

Y es que al Barça no sólo creo mucho menos peligro en esta segunda mitad, sino que le costó mucho más mantener la posesión del balón. Quizá por eso Guardiola decidió tomar cartas en el asunto y dio entrada a Keita por Cesc Fàbregas.

Aunque los andaluces apretaron durante toda la segunda mitad, el Barça, y concretamente Iniesta, también tuvo la oportunidad de sentenciar el partido. El de Fuentalbilla, asistido por Messi, se quedó solo ante Palov en el 28 de la segunda mitad, y después de dejar sentado al meta sevillista, envió el balón fuera con toda la portería vacía.

En los últimos minutos también pudo ponerle la puntilla al Sevilla Alexis, que había entrado por Xavi durante la segunda mitad. El chileno se quedó solo ante Palov pero tampoco logró encontrar la malla.  

Al final, victoria importantísima para el Barça, que sirve para presionar al Madrid y para demostrar que este equipo se crece ante la adversidad. ¡Volveremos a ganar,  Abidal!

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil