Suárez se acerca a Italia pero se aleja de la Juve

El jugador viajó ayer a Perugia para someterse a una prueba de italiano que pasó sin problemas

Los trámites para ser comunitario aún no han finalizado y su fichaje por la Juventus se complica

Luis Suárez, en Perugia para su examen de italiano | Perform

Luis Suárez realizó ayer un viaje relámpago a Perugia para pasar un examen de italiano con el que convertirse en ciudadano del país transalpino y, de esta manera, en comunitario, un paso imprescindible para que las puertas de muchos clubs se le abran de par en par. Las restricciones en cuanto al número de extracomunitarios permitidos en una misma plantilla han impedido, hasta el momento, que el jugador firmara por la Juventus.

Luis Suárez

Además de su salida del Barça, que debe aún solucionarse. El primer punto parece arreglado, ahora falta el segundo. Sin embargo, la ‘Vecchia Signora’ no puede esperar eternamente a que el charrúa solucione sus problemas y ya está valorando alternativas para su delantera.

Viaje de ida y vuelta

Suárez, tras entrenarse por la mañana en las instalaciones de la Ciutat Esportiva Joan Gamper, se dirigió hacia el aeropuerto de El Prat, donde tomó un avión privado rumbo a Italia. Una vez en Perugia, el jugador se sometió al examen de italiano previsto sobre las tres de la tarde. Lo hizo vestido con una camiseta y gorro blanco, según se podía ver en vídeos colgados en las redes sociales. El jugador, de hecho, fue recibido en los exteriores de la universidad por algunos aficionados de la Juventus que le animaron a unirse al proyecto de los ‘bianconeri’.

Andrea Pirlo, técnico del conjunto italiano, está muy interesado en que el charrúa se incorpore a su plantilla. A sus 33 años, Suárez sigue teniendo un enorme cartel entre los grandes conjuntos de Europa. Antes, pese a todo, debía solucionar su problema de pasaporte, algo que pudo hacer tras pasar el examen de italia.

Según explicaban los medios de comunicación del país transalpino, Luis Suárez llegó preparado al examen y lo superó sin problemas, obteniendo el certificado ‘B1’, que confirma su conocimiento de la lengua italiana, condición ‘si qua non’ era inviable que obtuviera la nacionalidad italiana.

Este es un primer paso, pero no es el único que debe superar  el uruguayo para ser considerado, a todos los efectos, ciudadano del país transalpino. También su mujer, que sí tiene el pasaporte italiano, debe personarse en el consulado uruguayo para certificar que posee la nacionalidad italiana. La obtención de un pasaporte comunitario exige una serie de condiciones que deben ser atendidas de forma inexcusable por todo aquel que desee realizar el trámite. Suárez puso ayer todos los elementos encima de la mesa para ello.

Dzeko amenaza su plaza

De todas formas, ayer aparecieron ciertas informaciones en los medios de comunicación italianos que alejan en cierta manera al charrúa de Turín. Y es que Milik, futbolista del Nápoles, parece haber aceptado la oferta que la Roma ha hecho por él y puede convertirse en las próximas horas en jugador del conjunto ‘giallorosso’. Se trata de una partida de dominó que llevaría, a su vez, a Edin Dzeko a la Juventus.

El delantero bosnio es uno de los jugadores pretendidos también por Andrea Pirlo y su llegada a Turín pone en serio peligro que Luis Suárez acabe jugando al lado de Cristiano Ronaldo. El técnico de la Juventus no puede esperar a que el charrúa tenga el pasaporte italiano para cerrar su plantilla de forma definitiva y es muy poco probable que la burocracia se realice de forma lo suficientemente ágil como para que, al cierre del mercado estival, previsto para el próximo 5 de octubre, Suárez tenga ya en su poder el pasaporte comunitario. Así las cosas, las puertas de Turín parecen en este momento cerradas para el aún delantero centro blaugrana. 

Koeman tiene la palabra

Ante una situación así, el jugador es consciente de que su salida del Barça se complica. No solo porque está pendiente de alcanzar un acuerdo en lo que al tema contractual se refiere. Barça y Suárez no se ponen de acuerdo en la cantidad que debe cobrar del tiempo de contrato que tiene aún firmado con el club blaugrana. Koeman, que se lo dijo en privado y lo repitió en público tras el segundo amistoso de pretemporada ante el Girona del miércoles, está dispuesto a contar con el uruguayo. Parece que  esta es la opción más probable a día de hoy si no aparece la oferta irrechazable de algún otro club que esté en condiciones de poder firmar a un extracomunitario.

Se ha especulado con el Atlético en las últimas semanas. La opción que, sin embargo, está ganando enteros en las últimas horas es que Suárez permanezca en el Camp Nou hasta la apertura del próximo mercado de invierno. Sería entonces cuando, con todos los papeles en regla y su pasaporte italiano en la cartera, el charrúa podría volver a plantearse su salida del Camp Nou. Habrá que ver qué piensa el club, pero Koeman ya le  ha abierto las puertas del vestuario. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil