Sport.es Menú

'Showtime' del Barça ante el Mallorca

Hat trick de Messi y goles de Griezmann y Suárez en un partido muy completo del equipo azulgrana

El Barça, que ofreció los minutos más entretenidos de la temporada, conserva el liderato de LaLiga

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

FCB

5-2

MLL

FC Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Junior, Busquets, Rakitic (Aleñá, 70'), De Jong (Arturo Vidal, 62'), Messi, Griezmann (Carles Pérez, 85') y Luis Suárez.

RCD Mallorca

Reina, Gámez, Valjent, Raillo, Sastre, Dani Rodríguez, Baba (Señé, 70'), Febas, Salva Sevilla (Hernández, 58), Budimir (Abdón, 85') y Kubo.

Goles

1-0, min. 6: Griezmann recibe un balón de Ter Stegen, cruza medio campo y pica por encima de Reina. 2-0, min. 16: Messi bate a Reina con un potente disparo desde la frontal. 2-1, min. 35: Budimir remata a puerta y Lenglet desvía el balón a la red de Ter Stegen. 3-1, min. 40: Messi dispara desde la frontal del área. 4-1, min. 42: Suárez, de tacón a pase de De Jong.4-2, min. 64: Budimir se anticipa a Ter Stegen y marca de cabeza.5-2, min. 83: Messi combina con Suárez y marca desde el punto de penalti.

Árbitro

Munuera Montero (comité andaluz). Amonestó con cartulina amarilla a Sergi Roberto (min. 7), Piqué (min. 66) y Arturo Vidal (min. 77).

Incidencias

Partido correspondiente a la 16ª jornada de LaLiga Santander, disputado en el Camp Nou ante 71.072 espectadores. Leo Messi ofreció a la afición su sexto Balón de Oro antes del partido.

En el partido más entretenido de la temporada, el Barça regaló una convincente victoria ante el Mallorca: el tridente formado por Messi, Griezmann y Suárez conectó a la perfección, el centro del campo funcionó con simetría y equilibrio y solo los dos goles del rival empañaron ligeramente un buen partido del conjunto azulgrana, que conserva el liderato de LaLiga

Ernesto Valverde apostó por un once plenamente reconocible y el equipo respondió con un auténtico festival ofensivo. El engranaje del equipo funcionó como un relo suizo: se lo pasaron de cine los jugadores sobre el césped y los espectadores en la grada. Necesitaba el Barça un partido así: se divirtió el equipo y disfrutó la afición.

El Barça comenzó hambriento, muy ambicioso en la presión, con ganas de sentenciar el partido cuanto antes. Lo descorchó Griezmann, en una acción nacida en los pies de Ter Stegen (extraordinaria su visión de juego) y que el francés resolvió de manera magistral, conduciendo la pelota durante casi 50 metros para picar el balón a la salida del meta del Mallorca.

un tridente seductor

El gol del francés le hizo entrar en otra dimensión: dinámico, activo y sobre todo, perfectamente conectado con Messi y Suárez. El tridente por fin fue un tridente: se buscaron y se encontraron los tres delanteros, que antes del descanso ya habían sumado  goles al marcador.

Después de Griezmann le llegó el turno a Messi, que necesita poco para marcar: agarró un balón perdido en la frontal, se giró y conectó un disparo seco, a media altura,  imposible para Reina.

Al cuarto de hora, el Barça ya se había puesto 2-0. Se lo pasaba en grande el Camp Nou, disfrutaban los jugadores del Barça y sufrían los del Mallorca, que solo encontraban refugio en las conducciones ofensivas del pequeño Take Kubo, ex del Barça y ahora cedido por el Madrid al equipo balear. Y pitado por la 'gent blaugrana', por cierto. 

anecdótico gol del mallorca

El Mallorca, curiosamente, logró marcar el 2-1 en un remate de Budinir ligeramente desviado por Lenglet, pero fue una simple anécdota. Cinco minutos después, Messi volvió a firmar un gol desde fuera del área, con otro remate seco. Apenas lo celebró: estaba rabioso porque un par de minutos antes había discutido agriamente con Vicente Moreno, técnico del Mallorca, a cuenta de una falta muy cerca de los banquillos.

El 'showtime' del Barça lo adornó Suárez poco antes del descanso: buscaba el uruguayo el gol para cerrar el círculo goleador de los delanteros y lo logró de la forma más inverosímil, con un taconazo casi imposible, a pase de De Jong, que dejó al portero del Mallorca con la boca abierta y al público a punto de sacar los pañuelos. 

Con el marcador resuelto, el Barça siguió en plan arrollador en la reanudación: Griezmann estuvo a punto de firmar el  quinto tras un contragolpe bien manejado por De Jong

fluye el barça, regresa aleñá

A diferencia de otros partidos, fluía la pelota, profundizaban los laterales, generaron juego los centrocampistas y combinaron una y otra vez los delanteros. El Barça completó un buen partido, apenas manchado por el segundo gol del Mallorca, cuando Budimir aprovechó un error en la salida de Ter Stegen para marcar a placer.

Bajó revoluciones el Barça en la segunda mitad, como si quisiera tomarse un respiro: Arturo Vidal dio descanso a De Jong y Aleñá volvió a tener minutos, tres meses y medio después de su última aparición en el equipo. El Camp Nou le recibió con frialdad.

Messi, 'pichichi' en solitario

Hubo tiempo para que Leo Messi acabase el partido con un hat trick, tras una gran jugada de Sergi Roberto por el costado derecho del ataque. Leo buscó a Suárez, combinó con el uruguayo y remató desde el punto de penalti.

El balón impactó en el larguero y se convirtió en el quinto y definitivo gol del Barça, excelente epílogo a un partido muy bien resuelto por el Barça y que confirma el crecimiento del equipo y encumbra nuevamente a Messi como máximo goleador de la Liga, con 12 tantos... a pesar de perderse cinco partidos de Liga por lesión. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil