Incombustible Rakitic

Ha recuperado presencia en los últimos partidos y ante el Athletic marcó su primer gol de la temporada

Suma ya más minutos con Setien que con Valverde en siete encuentros menos

Gran pase de Rakitic entre líneas para Messi y fabricar así el quinto al Leganés | RFEF

Ivan Rakitic dijo en noviembre de 2019 en el programa ‘Universo Valdano’ que  se sentía igual que si a su hija le hubieran quitado un juguete: “A mí me han quitado el balón”, resumió. El croata había pasado de titular indiscutible a suplente habitual con Ernesto Valverde. Ahora, con Quique Setién, no es que haya cambiado mucho la cosa porque no ha recuperado su ascendencia  y se le ve sonreír poco, pero, sin embargo, no se rinde y ante el Athletic marcó su primer gol esta temporada que, además, sirvió para sumar tres puntos vitales y lo hizo saliendo desde el banquillo.

en la rampa de salida El Barça es consciente de que, a nivel económico, Rakitic está más que amortizado. Seguramente también lo está a nivel deportivo, aunque eso ya se verá, que la temporada aún no ha acabado. La intención del club, ya lo era el pasado verano, es forzar una salida y hacer caja con el centrocampista, que acaba contrato el 30 de junio de 2021. Le queda un año de contrato el jugador está dispuesto a cumplirlo porque, ya lo dijo en su día, “no soy un saco de patatas” y “varias cositas no me gustaron”. La relación entre el futbolista y la entidad blaugrana no atraviesa su mejor momento. Las posiciones, debido a sus respectivos, intereses, son antagónicas y es muy difícil que puedan encontrar un punto de encuentro. Ivan quiere marcharse al Sevilla, pero el club hispalense no quiere realizar la inversión económica que pretende el Barça porque es consciente de que, en un año, quedará libre. En el Camp_Nou esperan encontrar una solución que, a día de hoy, no parece sencilla. De lo que no hay dudas es de que Rakitic está en la rampa de salida.

Valorado por setién Lo que es una evidencia y así lo demuestran los números es que su protagonismo, aunque no sea todo el que el jugador desearía, ha crecido desde la llegada de Quique Setién. Esta temporada, mientras quien ocupaba el banquillo era Ernesto Valverde, Rakitic había disputado 607 minutos repartidos en 10 encuentros. Durante ese periodo de tiempo, además, no disputó hasta en cinco ocasiones ni un solo minuto pese a formar parte de laos suplentes y, ante el Villarreal en el Camp Nou, ni siquiera fue convocado. Los meses finales de 2019 situaron al croata en su punto más bajo desde que está en el Barça. Pero la cosa cambió con la llegada de Setién. El técnico cántabro, en doce encuentros, siete menos que los que vivió esta campaña con Valverde, le ha dado un total de 665 minutos, una cifra superior. Por si fuera poco, ha formado parte siempre de las convocatorias y no ha dejado de jugar ni un solo partido, ya fuera como titular o suplente, faceta en los que suma los mismos seis encuentros.

Ivan Rakitic no se rinde, no es de los que tira la toalla y el Barça no está para prescindir de su experiencia. El croata siempre tiene algo que ofrecer.

Ivan Rakitic dijo en noviembre de 2019 en el programa ‘Universo Valdano’ que  se sentía igual que si a su hija le hubieran quitado un juguete:_“A mí me han quitado el balón”, resumió. El croata había pasado de titular indiscutible a suplente habitual con Ernesto Valverde. Ahora, con Quique Setién, no es que haya cambiado mucho la cosa porque no ha recuperado su ascendencia  y se le ve sonreír poco, pero, sin embargo, no se rinde y ante el Athletic marcó su primer gol esta temporada que, además, sirvió para sumar tres puntos vitales y lo hizo saliendo desde el banquillo.

en la rampa de salida El Barça es consciente de que, a nivel económico, Rakitic está más que amortizado. Seguramente también lo está a nivel deportivo, aunque eso ya se verá, que la temporada aún no ha acabado. La intención del club, ya lo era el pasado verano, es forzar una salida y hacer caja con el centrocampista, que acaba contrato el 30 de junio de 2021. Le queda un año de contrato el jugador está dispuesto a cumplirlo porque, ya lo dijo en su día, “no soy un saco de patatas” y “varias cositas no me gustaron”. La relación entre el futbolista y la entidad blaugrana no atraviesa su mejor momento. Las posiciones, debido a sus respectivos, intereses, son antagónicas y es muy difícil que puedan encontrar un punto de encuentro. Ivan quiere marcharse al Sevilla, pero el club hispalense no quiere realizar la inversión económica que pretende el Barça porque es consciente de que, en un año, quedará libre. En el Camp_Nou esperan encontrar una solución que, a día de hoy, no parece sencilla. De lo que no hay dudas es de que Rakitic está en la rampa de salida.

Valorado por setién Lo que es una evidencia y así lo demuestran los números es que su protagonismo, aunque no sea todo el que el jugador desearía, ha crecido desde la llegada de Quique Setién. Esta temporada, mientras quien ocupaba el banquillo era Ernesto Valverde, Rakitic había disputado 607 minutos repartidos en 10 encuentros. Durante ese periodo de tiempo, además, no disputó hasta en cinco ocasiones ni un solo minuto pese a formar parte de laos suplentes y, ante el Villarreal en el Camp Nou, ni siquiera fue convocado. Los meses finales de 2019 situaron al croata en su punto más bajo desde que está en el Barça. Pero la cosa cambió con la llegada de Setién. El técnico cántabro, en doce encuentros, siete menos que los que vivió esta campaña con Valverde, le ha dado un total de 665 minutos, una cifra superior. Por si fuera poco, ha formado parte siempre de las convocatorias y no ha dejado de jugar ni un solo partido, ya fuera como titular o suplente, faceta en los que suma los mismos seis encuentros.

Ivan Rakitic no se rinde, no es de los que tira la toalla y el Barça no está para prescindir de su experiencia. El croata siempre tiene algo que ofrecer.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil