Póker de líder

El Real Madrid, sin querer, ayudó con su derrota a que la alegría vuelva a instalarse en el Camp Nou después de una semana de crisis

El equipo de Zidanes se ha dejado cinco puntos en dos partidos

Una goleada siempre tiene un efecto balsámico. Y si, además, el eterno rival (el Real Madrid), te echa una mano, miel sobre hojuelas. No es que cure todos los males, pero sí que los edulcora. Frente una crisis, nada mejor que goles y que el Madrid palme. Lo necesitaba el club, lo necesitaba su presidente, lo necesitaba la junta directiva... y también el equipo y la afición.

Leo Messi

Una tregua ante lo que se avecina, que no es poco: Nápoles en la Champions League este martes y Real Madrid en Liga el domingo, a donde el Barça llegará como lídercon dos puntos de ventaja. ¡Quién lo iba a decir!. Y mientras tanto, ganar tiempo para ver si se sofoca el fuego declarado dentro del club.

Silbidos. La tarde empezó en el Camp Nou como hacía muchísimos años que no veíamos: un presidente  del FC Barcelona (Josep Maria Bartomeu) silbado por una gran parte del Camp Nou y acompañada la protesta con los clásicos pañuelos blancos.

La afición culé, a la que algunos tildan de estar adormecida, quiso dejar patente su creciente desconcierto por la gobernanza del club, tal vez hartos  de tanta polémica, salidas de tono y una política deportiva difícil de entender. El ‘Barçagate ‘ ha sido la gota que ha colmado el vaso de su paciencia.

Sin embargo, en cuanto el balón echó a rodar, los pitos y silbidos se convirtieron en aplausos y apoyo para un equipo que, si bien no está para ganar la Champions como dijo Leo Messi, tiene la obligación de seguir luchando por sus objetivos. Y la Liga es uno de ellos. Da igual ser el tuerto en el país de los ciegos si al final sirve para conquistar la novena liga en doce temporadas.Sería la leche.

Todavía queda mucha tela que cortar y, además,  el comportamiento irregular de este Barça no invita a tener fe más allá del resultado presente.

Menos mal que quien casi nunca falla es Leo Messi. Su espectacular poker de goles ante el Eibar, sumado al buen debut del recién fichado Braithwaite, insuflaron  moral y optimismo a la alicaida afición culé, esperando que ese gran comportamiento tenga continuidad en el tiempo.

Messi es el mejor remedio para todos los males porque vive y juega ajeno a todo lo negativo que rodea al club y al fútbol. No es que lo desconozca, es que no le afecta. Y esa es una gran virtud: dedicarte a lo tuyo y hacerlo lo mejor que puedas.

Si Quique Setién ha tomado buena nota de lo sucedido en el terreno de juego, Bartomeu y los suyos también, pero de lo que ocurrió en las gradas. A la junta directiva se le acaba el margen de maniobra. Otra decepción mayúscula a nivel deportivo, otro ‘Barçagate’ en los despachos y las elecciones anticipadas dejarían de ser una ensoñación para convertirse en realidad.

Derrota del Real Madrid. De momento el Barça es líder. Curioso, muy curioso lo que ocurre en el FC Barcelona. Valverde fue cesado cuando el equipo iba primero y se cuestiona también al presidente cuando se mantiene en esa misma posición.

Gracias a los méritos propios del Barça y a los deméritos del Real Madrid, que se ha dejado cinco puntos en los últimos dos partidos, justo a las puertas del clásico. El Levante, que también le sopló en las orejas al Barça (3-1), doblegó al equipo de Zidane (1-0) dando máxima emoción a la Liga. ¡Viva el fútbol!

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil