Sport.es Menú

El orgullo mantiene vivo al Barça en la Liga

Un Barça muy tocado sufrió lo indecible para vencer al Athletic Club (2-1) y mantenerse vivo en la Liga. Para algunos será una lenta agonía; para otros, un ejercicio de profesionalidad; pero lo que es indudable es que la remontada le permite soñar con la Liga pese a que sus constantes vitales, a día de hoy, sean críticas. 

JUAN MANUEL DÍAZ

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

FC Barcelona

2-1

Athletic Club

FC Barcelona

Pinto; Alves, Bartra, Mascherano, Adriano; Song, Xavi (c) (Cesc, 70'), Iniesta; Alexis (C. Tello, 87'), Messi y Pedro.

Athletic Club

Gorka (c); De Marcos, San José, Laporte, Balenziaga; Iturraspe (Beñat, 83'), Morán (M. Rico, 63'); Susaeta (Toquero, 85'), Herrera, Muniain; y Aduriz.

Goles

0-1, min. 50, Aduriz. Error defensivo de Bartra ante Muniain que aprovecha Aduriz para encarar a Alves y tras un quiebro, lanzar un disparo que supera a Pinto; 1-1, min. 72, Pedro. Jugada de Alves desde la derecha, su centro lo remata en fallo Alexis y el esférico le cae a los pies a Pedro que marca. 2-1. min. 74, Messi. Lanzamiento de falta directa del argentino desde el balcon del área, un zurdazo potente a  media altura. 

Árbitro

Juan Martínez Munuera (Comité Valenciano). Asistido en las bandas por Jacobo Martínez Segovia (Comité Castellano-Manchego) y David Canales Cerdá (Comité Valenciano). Cuarto árbitro Víctor Mateo Montañés (Comité Aragonés). Mostró tarjetas a Iturraspe (8') por derribar a Pedro; a Bartra (21') por agarrar a Ander Herrera; a Ander Herrera (71') por una patada a Iniesta; y a De Marcos (74') por derribar a Messi; a Pedro (79') por derribar a Muniain.

Incidencias

Camp Nou, 57.090 espectadores. 

Era un Barça de duelo tras la desastrosa 'semana de pasión' vivida en Champions, Liga y Copa, y se notó. La grada desangelada, de vacaciones; y un equipo plagado de ausencias por las lesiones y las sanciones. Martino sentó a Cesc y recuperó las bandas, con Alexis y Pedro. Song suplió a Busquets para cubrir las espaldas a Xavi e Iniesta.

En seguida se vio que el Athletic Club llegaba al Camp Nou con la intención de sacar provecho de la endeblez psicológica blaugrana. Ernesto Valverde reservó de entrada a Mikel Rico, recién salido de una lesión, y situó a Morán en el doble pivote; el resto de su once fue el previsto.

DUELO ABIERTO

El estilo de ambos equipos propició un primer tiempo de fútbol abierto, con llegadas a ambas áreas. Al Barça se le notaba con ganas de reaccionar, de intentar cerrar un triunfo imprescindible para restañar heridas y mantenerse vivo en la Liga; pero se encontró con un equipo bien armado, dispuesto a intentar arrebatarle el balón y buscar a Aduriz.

La actividad por las bandas de Alexis y Pedro propició espacios para que Messi se encontrara algo más cómodo y se produjeron varias llegadas de los delanteros blaugrana que Gorka consiguió solucionar con más o menos fortuna.

EL GOL SE RESISTE

El Barça mereció el gol en un mano a mano de Messi con Gorka (14') tras la asistencia de Pedro; en un tiro de Adriano que sacó Balenziaga bajo palos (20'); en otros dos disparos rasos de Alexis (38') y Gorka (39'); Incluso le anularon un gol a Leo Messi por un existente fuera de juego previo; pero sobre todo tuvo el primero en una rápida combinación que acabó con un centro de Pedro al segundo palo desde la izquierda que Alexis estrelló en el larguero cuando ya se cantaba el gol (32').

El Athletic Club también había dispuesto de sus ocasiones en el primer tiempo. A los nueve minutos, Aduriz recibió un pase en profundidad y Pinto respondió bien a su disparo al primer poste; y en el minuto 29, el propio Aduriz ejecutó una chilena perfecta. El balón se estrelló en la escuadra y el palo antes de volver al terreno de juego, a los pies de Susaeta. Pinto sacó una mano espléndida al remate del rojiblanco.

MUCHOS PROBLEMAS

Sin embargo, el Barça mantuvo sus dificultades de los últimos partidos para golear y se llegó al descanso con el empate a cero inicial. El Athletic Club aprovechó la falta de puntería barcelonista y también su debilidad defensiva para descomponer definitivamente al equipo de Martino.

A los cinco minutos de la reanudación, Bartra perdió un balón cerca de la frontal ante Muniain; Aduriz recogió el esférico y lanzó un disparo que Pinto no pudo atajar. Pareció que se hundía el Camp Nou y todavía pudo ser peor cuando Martínez Munuera anuló correctamente un gol de Suaseta por fuera de juego.

Los blaugrana dispusieron de algunas ocasiones claras, pero de nuevo Gorka y la falta de acierto bloquearon la reacción. Xavi asistió bien a Pedro pero Gorka despejó el remate del canario (57'); Messi falló un uno contra uno (60'); y para colmo, Aduriz remató de nuevo al larguero (61').

REACCIÓN DE ORGULLO

Con la grada inquieta y los jugadores del Barça desesperados, Valverde se decidió a dar un relevo en el centro del campo. Incorporó a Mikel Rico por Eric Moran. La respuesta de Martino fue incorporar a Cesc Fàbregas por Xavi Hernández.

A falta de claridad de ideas y de fuerzas, el Barça reaccionó a golpes de genio. Una llegada de Alves por la banda y un mal disparo de Alexis acabó en un remate de Pedro que significó el empate (72'); y dos minutos después, Messi forzó una jugada individual y De Marcos derribó al argentino en el balcón del área. Él mismo lanzó la falta con rabia, un zurdazo de Leo que resultó imparable para Gorka.

Con el 2-1, el Barça siguió demostrando las constantes vitales de los últimos tiempos; justeza de fuerzas para ser fiel a su estilo y a su leyenda. Los blaugrana, aun estando lejos de su mejhor momento de forma, intentaron lograr el tercero pero ni Messi, ni Mascherano ni el recién entrado Cristian Tello supieron cerrar el partido. Mascherano, con el pecho, sacó el empate al disparo de Mikel Rico en tiempo de descuento. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil