"El nuevo Camp Nou reportará 500 millones al año"

Jordi Llauradó: “Me llevé las manos a la cabeza porque expertos en ingeniería nos dijeron que el Estadi no estaba apto para abrirlo al público”

“Si se aprueba el referéndum, devolveremos los 1.500 millones en 35 años, los cinco primeros sin pagar nada”

Así será el nuevo Espai Barça | FCB

Jordi Llauradó nació en Barcelona en 1972. Es socio del Barça número 19.501, estudió ADE y desde joven trabajó junto a su padre, Jaume Llauradó. Está casado y tiene dos hijos. Es senior partner de ACI Capital Partners, fundador de MET Constructora y CEO de Civitas Pacensis. Es el responsable del Espai Barça de la directiva con la colaboración de Elena Fort.

Siendo hijo del entrañable Jaume Llauradó entiendo que el Barça en su casa sería como una religión...

Desde muy pequeño mis padres nos enseñaron a mis hermanos y a mí a querer el deporte...y al Barça.El barcelonismo, como suele decirse, lo hemos mamado desde la cuna.

¿Cuál es su primer recuerdo culé?

Aunque desde muy pequeño iba siempre al Camp Nou con mis padres y hermanos, mi primera gran experiencia fue Wembley 1992. Fuimos a Londres toda la familia y ese recuerdo jamás se borrará de mi memoria.

¿Cómo recuerda a su padre?

Era una persona romántica, apasionado del Barça y del país. El lo dejaba todo de lado cuando se trataba del Barça y para jugar a fútbol con los veteranos. Su pasión era el Barça y el fútbol. 

Usted, por cierto, es un contumaz deportista...

Siempre me han gustado los deportes: fútbol, esquí, artes marciales. tenis, baloncesto. Ahora, mientras el cuerpo aguante, procuro siempre buscar un hueco, ya sea salir a correr, ir en bici, nadar... Para mí hacer deporte es una gran terapia.

Cambio de tercio. ¿Cuándo contactó con usted Laporta para su candidatura electoral?

A Laporta le conozco desde hace muchos años porque ya tenía contactos con mi padre en los años noventa. Nuestra relación nace a través de un amigo en común, Álvaro Echevarría, que hizo que nos sentáramos y habláramos. Eso fue después de verano. Nos pusimos de acuerdo. Yo cumpliré con todo a lo que me comprometí y él está cumpliendo con lo que se comprometió.

Ganan las elecciones, entra en la junta del Barça... ¿Se acordó de su padre ese día?

Me acuerdo de él todos los días de i vida. El fue mi referencia y mi mentor. Estoy seguro que aquella noche estaría muy orgulloso de su hijo.

¿Laporta le encargó antes de las elecciones hacerse responsable de analizar el Espai Barça?

Le había dicho que, efectivamente, donde yo le podía aportar valor era en el proyecto Espai Barça porque profesionalmente llevo prácticamente toda la vida en el mundo inmobiliario.

¿Desde cuando está trabajando la Comisión del Espai Barça?

El modelo de gobernanza del Espai Barça todavía tiene que acabar de definir sus objetivos. Se han de perfilar cosas, pero nace con un espíritu consultivo para ayudar en un tema de tanta importancia para el club. En este tema vamos de la mano mi compañera de junta Elena Fort, que está haciendo un magnífico trabajo, y Ramón Ramírez, director de patrimonio y Espai Barça.

¿Qué diagnóstico hicieron del Espai Barça al llegar?

Lamentablemente fui la primera persona que leyó y actuó con el informe, la ‘due diligence’ técnica de las patologías que presentaba el Estadi. Y la primera que actuó en consecuencia. Me llevé las manos a la cabeza porque expertos externos en ingeniería nos decían que el Estadi no estaba apto para abrirlo al público. Nos costó mucho encontrar esta información, no fue fácil. Actuamos de forma inmediata para poder garantizar la seguridad de nuestros socios y visitantes.

¿En algún momento tuvieron la idea, como Junta Directiva, de empezar el proyecto desde cero?

No, hubiera sido un error importante. En este proyecto ya se ha invertido mucho tiempo y mucho dinero que se han de aprovechar, como todos los trámites urbanísticos. El Espai Barça es una necesidad tan urgente que nuestra obligación es coger todo lo bueno que ya está hecho. Y debo reconocer que hay cosas que se han hecho muy bien. A mí siempre me gusta ver lo bueno que ha hecho la gente que estaba antes en el club. Otra cosa es que pueda ser mejorable y creo que sí, que nuestra obligación como junta directiva era y es mejorar el Espai Barça. 

¿Cuales serán, grosso modo, las principales mejorías?

Los puntos que más nos sensibilizan, por temas de seguridad, son, primero, la recolocación de 12.500 socios que pasarían de primera gradería a tercera gradería. No es justo. Este espacio tiene que nacer sin perjudicar a nadie. Esa ha sido una línea roja para nosotros. Segundo, la tribuna de tercera gradería, que está en muy malas condiciones, sufre unas patologías muy importantes, se tiene que derribar porque es mejor que repararla y eso nos ayudará a tener mejor accesibilidad. También ganaremos en sostenibilidad, porque hemos aumentado el número de paneles fotovoltaicos en la cubierta del estadio..

Jordi Llauradó, directivo del FC Barcelona, es hijo del entrañable Jaume Llauradó, gran barcelonista y ex vicepresidente del club con Joan Gaspart de presidente

| Laura Guerrero

¿De la mano de quien está trabajando el FC Barcelona?

Con diferentes colaboradores e ingenierías y también con expertos que tenemos en la casa.

¿Tan pronto como acabe la competición entrarán las máquinas en el Camp Nou?

Primero se tiene que aprobar el referéndum para su financiación.

¿Costará 1.500 millones?

Tenemos que ser muy rigurosos en el tema del dinero. Nos preocupa a todos y más en esta época de crisis. El mercado es el que pone los precios. Las cosas no valen ni más ni menos, pero los expertos saben lo que cuestan las cosas. Lo que tenemos que hacer es ir a por esos expertos. Hemos querido hacer un trabajo de campo y diferentes miembros del Espai Barça hemos ido a ver otros estadios y saber cómo se hicieron y cuánto costaron. Y sí, todo el Espai Barça estará en torno a los 1.500 millones de euros.

¿Qué estadios han visitado?

El del Manchester City, Arsenal, Tottenham, Atlético de Madrid, Bayern Munich y todavía tenemos pendiente visitar alguno más.

¿El Barça llega tarde?

Muy tarde. Somos el único club grande de Europa que no tiene estadio nuevo.

¿Duele ver que el Real Madrid ya lo tiene a punto de inaugurar?

A mí al Real Madrid me gusta ganarle siempre. Y en este terreno estamos perdiendo el partido, pero eso no quiere decir que no podamos ser los primeros, porque aquí tenemos una ventaja que no existe con ningún otro estadio del mundo: tenemos un espacio único en una ciudad único, más de 19 hectáreas en el centro de la ciudad .Tenemos que ser capaces de revalorizarlo para ayudar al Barça en su recuperación económica y para que el socio y el ciudadano puedan disfrutar de unas instalaciones únicas en el mundo.

¿Será el mejor estadio del mundo?

Uno de los mejores, seguro. Si que será el mejor espacio deportivo que tendrá una ciudad.

Se habla de 200 millones de ingresos al año solo por la actividad del Estadi. ¿Mucho, poco?

Hemos sido muy conservadores al hacer este cálculo. Hoy en día, cuando inversores internacionales, referentes, líderes en su sector, están dispuestos a prestarte dinero es porque han visto que existe un plan estratégico y económico serio; lo han analizado con rigurosidad. Cuando lo ven viable y se lo creen, entonces podemos estar tranquilos. Ellos están dispuestos a asumir el riesgo con unos porcentajes muy bajos. Y eso tiene una lectura muy positiva: cuando me dejan dinero con un ratio riesgo/rentabilidad tan bajo lo que entiendo es que tengo la confianza de alguien que está muy seguro de los ingresos que tendrá el Barça. Estamos hablando de que con un tercio de esos ingresos seremos capaces de hacer frente no solamente al préstamo sino también a los intereses.

¿Cómo se devolverán estos 1.500 millones de euros?

Lo devolveremos en 35 años, pero en los primeros 5 años no se pagará nada. Mientras estemos construyendo el Estadi y no nos genere ingresos, no pagamos capital. El Espai Barça solo puede aportar cosas buenas al club, para recuperarse económicamente y , por consiguiente, para que vuelva a ser competitivo. 

¿Qué ingresos tiene ahora el Estadi, en una temporada entera y normal?

Nuestro estadio, ahora, en circunstancias normales, genera unos 300 millones anuales. Con el nuevo Estadi tendremos unos ingresos de 500 millones, un 67% más. De esos 200 adicionales, con un tercio, seremos capaces de pagar la amortización y los intereses del dinero que nos dejarán los inversores durante los próximo 35 años.

¿Es cierto que han estudiado la posibilidad de comprar el Hotel Juan Carlos I y el Palacio de Congresos para que formen parte del Espai Barça?

Todo lo que esté dentro de nuestro entorno, se piensa, se habla y se analiza. Y es cierto que hay un hotel cerca de nuestro estadio que podría ser una oportunidad, pero reitero que son conversaciones muy incipientes. Estaremos atentos.

¿Cuándo se entregarán las ‘llaves’ del nuevo Espai Barça?

Para ser honestos, todavía se están haciendo muchos estudios e informes, porque queremos optimizarlo al máximo. Hay que dar muchas vueltas todavía. Nuestras previsiones son que a finales del 2025 tengamos el estadio finalizado. Respecto al Palau Blaugrana iremos más tarde, dos años, porque todo está más retrasado en cuestiones de licencias y proyecto.

¿Irán a Montjuïc, al Johan Cruyff, mientras duren las obras en el Camp Nou?

Vamos a analizarlo muy muy bien todo porque por encima de todo está la seguridad de nuestros socios. Si estamos un año jugando fuera podemos aprovechar para atacar las obras más complejas. Montjuic es una opción que estamos estudiando y deberá negociarse. Tampoco hemos descartado ir al Johan Cruyff y colocar gradas supletorias... de la misma forma que está encima de la mesa jugar en el Camp Nou durante todo el proceso de las obras.

¿Cuándo tomarán una decisión al respecto?

Necesitamos todavía unos meses, quizá un trimestre. Seguro que antes de finalizar la temporada lo sabremos. Y una cosa ha de quedar muy clara. Para toda la Junta Directiva del FC Barcelona, con su presidente Joan Laporta a la cabeza, todo el proyecto Espai Barça debe ofrecer ninguna duda en cuanto a transparencia y ética.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil