Sport.es Menú

Montoya: luz verde a su salida si hay ofertas

Montoya ha tenido pocas oportunidades esta temporada
Montoya ha tenido pocas oportunidades esta temporada | sport

La situación de Martín Montoya en el Barça es tan surrealista como absurda. Decides renovarlo por cinco años hace poco más de seis meses, en una clara apuesta de futuro, a la vez que intentas enviar en verano un mensaje claro al otro lateral derecho de la plantilla, Dani Alves, para que se busque equipo. Al final, no llega ninguna oferta seria por el brasileño y decide quedarse. Mientras, el fichaje del colombiano Cuadrado se frustra por las pretensiones económicas de la Fiorentina, por lo que buscas en el mercado a un jugador de tercera fila como contrapunto. En resumen, Alves se queda, Montoya, su ‘alter ego’ sigue, con la etiqueta de ser un jugador que conoce muy bien Luis Enrique de la época del filial, y se ficha a un jugador desconocido de Brasil, Douglas, para cubrirse las espaldas por si el Barça no puede fichar el próximo año y Alves decide marcharse al final de la próxima temporada con la carta de libertad. 

Javier Miguel

El planteamiento de la secretaría técnica sería hasta acertado si no fuera porque Alves lo ha jugado prácticamente todo, Montoya es apenas un vestigio de lo que fue al no contar para el técnico asturiano –solo ha jugado un partido de los quince disputados– y Douglas ha demostrado ser muy ‘justito’ –y se trata de un eufemismo– para lo que se exige a un jugador en el Barcelona. Hablando en plata, el lateral derecho se ha convertido en una cuestión de estado en ‘Can Barça’ pese a ser una de las plazas que cuentan con más candidatos a priori.

Montoya ahora mismo está desesperado y el club al menos en ese sentido está siendo receptivo, consciente de que su situación es difícil de entender y aún menos de explicar. Así pues, le han comunicado que tiene luz de verde de buscar ofertas y si encuentra una interesante también para el club no se descarta que pudiera abandonar la disciplina blaugrana en el mercado de invierno. 

Eso sí, la oferta ha de ser importante y tendría que incluir una opción de repesca en todos los casos. Ahora mismo se habla de Bayern Leverkusen, Liverpool, Inter, Milan y Nápoles. Asimismo tampoco se descarta la posibilidad de una cesión, aunque sería estudiado cada caso exhaustivamente.

La gota que colmó el vaso para Montoya fue el último partido ante el Almería donde pese empezar Alves en el banquillo optó por Adriano, un lateral izquierdo, antes que con el canterano. Este gesto fue calificado de “humillación” por el entorno del jugador, que ha decidido poner las cartas sobre la mesa tras comprobar el grado de ostracismo que vive el jugador desde la llegada de Luis Enrique. Además, el de Viladecans vive con la angustia de no conocer por boca del técnico los motivos por los cuales se encuentra en este atolladero. En cualquier caso, los dardos que le ha enviado el asturiano son para pensárselo dos veces, “lo respeto mucho, pero deberá esperar su oportunidad si es que llega” o “ya sabe que se lo ha de ganar en los entrenamientos”. Algunos compañeros le han recomendado paciencia y que no tire todavía la toalla. Sin duda, fácil de decir, difícil de hacer. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil