Sport.es Menú

Messi & Suárez, conexión letal

Partidos como los del Inter subrayan la vigencia de Messi y Suárez, y su condición de intocables

Los números del partido confirman que el encaje con Griezmann sigue todavía muy verde

Leo Messi fabricó una jugada impresionante que acabó en el 2-1 de Luis Suárez ante el Inter | Mediapro

Cuando el Inter amenazaba el futuro del Barça en la Champions, cuando todo el mundo anticipaba desastres, Suárez y Messi volvieron a resucitar al equipo.

Su conexión es desde hace cinco años la forma más pragmática de lograr títulos del Barcelona. Y por noches como la del miércoles se han convertido en dos jugadores intocables para los entrenadores. 

Lo que ocurrió ante el Inter explica la insistencia de ambos en recuperar a Neymar. Porque una temporada más, cuando las cosas se tuercen, el equipo se encomienda a Messi Suárez.

La fórmula le ha valido en las últimas temporadas para ganar la Liga, pero no le llegado para salir campeón en Europa. La dirección deportiva ha ido incorporando nuevas piezas para que el equipo tuviera alternativas. Pero ni Dembélé y Coutinho, primero. Ni hasta ahora Griezmann se han acercado a la influencia de Neymar.  

Ante el Inter, Valverde pudo juntar de nuevo al tridente. Pero la conexión del francés con sus dos compañeros de ataque está muy verde. De entrada el extremo izquierdo no parece el mejor contexto para el francés, que ni se encuentra cómodo abriendo el campo ni es un jugador desequilibrante en el uno contra uno. 

Las lesiones de Messi y Suárez han penalizado además, el proceso de adaptación. Hasta ahora solo han coincidido 187 minutos juntos. 31 minutos ante el Dortmund. 45 ante el Granada. 45 ante el Villarreal. Y 66 contra el Inter.

Los números del miércoles subrayan la dinámicas de la delantera. Messi dio 10 pases a Suárez por tres a GriezmannDembélé, que entró con la segunda parte avanzada, recibió cinco balones del 10. Y mediocampistas como Arthur (10) y Arturo Vidal (6) fueron receptores de pases del argentino más recurrentes.  

La falta de conexión también se traduce en los números de Griezmann, que dio dos pases a Messi y dos más a Suárez. El uruguayo buscó al francés en tres ocasiones y en cinco al 10. 

Griezmann ya lo avisó antes del encuentro: “Acabo de llegar, es otra filosofía y otra posición en el campo. Hay que aprender cosas y cambiar movimientos”, reconoció. A la espera de ver la mejor versión del francés, el Barça sigue recurriendo a la ‘MS’ cuando se apagan las luces. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil