Sport.es Menú

Más de 120 millones por los descartes

Uno de los principales objetivos del Barça es recuperar los 41 millones pagados por Malcom

El Benfica apuesta por Cillessen, mientras que Denis y Rafinha buscan equipos donde tengan minutos

 Malcom remató un buen centro de Arturo Vidal para poner al Barça con 0-2 | LALIGA

Una derrota tan dura como la sufrica en Anfield Road puso en evidencia la necesidad que tiene el equipo de reforzar algunas posiciones fundamentales.  El Barça quiere reforzarse con futbolistas de alto nivel y, por tanto, caros. Unas inversiones que requieren de unas ventas de los jugadores que no cuentan con el objetivo de cuadrar las cuentas.

En este sentido, el club blaugrana confía en recaudar más de 100 millones de euros a lo largo del verano en operaciones que, de todos modos, se presentan complejas.  El Barça entiende que dispone de futbolistas con cartel con los que  puede obtener un alto rédito. El problema llega cuando los clubs interesados juegan sus cartas sabiendo que estos futbolistas difícilmente tendrán cabida en la próxima plantilla barcelonistas y en que sus altos sueldos también hacen rebajar el precio de los traspasos.

Malcom

El primer objetivo entre los descartes es Malcom. El brasileño ha sido una de las profundas decepciones de la temporada. Su papel ha sido residual y tampoco se vislumbra un margen de mejora. Por tanto, el club desea, como mínimo, recuperar la alta inversión de 41 millones que se pagó al Girondins de Burdeos.

Malcom es un futbolista cuyo nombre continúa sonando con insistencia en la Serie A italiana, si bien en el Barça contemplarían con mejores ojos la posibilidad de que se marchara a la Premier League donde hay más dinero. El futbolista ya está en el mercado y ahora se trata de estudiar las distintas propuestas.

El Benfica, a por Cillessen

Quien ya dispone de opciones sólidas para salir es Jasper Cillessen. El holandés ha mostrado grandes prestaciones cuando ha participado, especialmente en la Copa del Rey. Su nombre se ha relacionados con varios clubs ingleses e italianos, si bien en las últimas horas ha ganado enteros la vía portuguesa.

Tanto el diario ‘A Bola’ como el ‘Record’ reflejaban ayer el gran interés del Benfica para hacerse con sus servicios y también se deslizaba la posibilidad del Oporto. Cillessen tiene una cláusula de 60 millones de euros y el Barça calcula poder cerrar su venta por unos 30 millones. El futbolista quiere marchar en busca de minutos y protagonismo, algo que puede facilitar el negocio. La proximidad de la Eurocopa del 2020, en la que Holanda de Ronald Koeman puede  ser candidata al título,  es otro factor que lleva al guardameta a querer ser actor principal en otro conjunto.

Rafinha y Denis

Las situaciones de Rafinha y Denis Suárez son un tanto diferentes. Ambos estarían encantados de continuar en el Barça, pero son conscientes de que se han quedado sin espacio y se encuentran en un momento de su carrera en la que deben jugar. No les queda otro remedio que buscar un club en el que tengan continuidad.

Rafinha, que acaba contrato en junio del 2020, tuvo la desgracia de lesionarse cuando se había convertido en un jugador con peso en la rotación de Valverde. Incluso, fue el sustituto de Messi cuando Leo se lesionó y no pudo participar en el clásico liguero en el Camp Nou. Su recuperación va por el buen camino y debería iniciar sin problemas la próxima temporada y no puede permitirse el lujo de estar mucho tiempo en el banquillo. En verano, el Barça pidió al Betis 30 millones por él. Ahora, con solo uño de contrato por delante y saliendo de una lesión grave, el precio se podría reducir a la mitad.

Por su parte, Denis Suárez ha visto como una lesión le ha impedido aprovechar su cesión al Arsenal. El gallego renovó hasta el 2021 y los ‘gunners’ tenían una opción por unos 25 millones. El futbolista también desea jugar a toda cosa y ello puede reducir el precio de un traspaso.

Cedidos y Cucurella

Por otro lado, Vermaelen acaba contrato y marchará a coste cero, los cedidos Murillo y Boateng regresarán a sus clubs  y Arda Turan continuará con su préstamo en el Basaksehir hasta el 2020. 

Otro ingreso podría llegar con Cucurella, al que el Barça puede recomprar por 4 millones del Eibar y buscar un nuevo destino.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil