Sport.es Menú

'Manita' bajo la lluvia para certificar las semifinales

El tiempo no acompañaba y la mayoría de la afición dio la espalda al equipo -25.551 espectadores fue la discreta entrada del Camp Nou- debido, en gran medida, a las condiciones meteorológicas y al resultado de la ida pero el Barça supo responder a las necesidades de un partido incómodo en el que los pupilos del Tata consiguieron imponer su calidad tras superar un susto inicial.

Alfonso Callejas

El encuentro arrancó con una declaración de intenciones por parte del Levante. El conjunto comandado por Joaquín Caparrós se mostró muy concentrado, haciendo gala de una intensa presión y no renunciando a llegar arriba, penetrando por banda y buscando la sorpresa tras el duro resultado de la ida (1-4).  

Sin embargo, la recompensa visitante volvería a llegar a balón parado. Vyntra, autor del tanto 'granota' en la ida, volvió a imponer su poderío aéreo para alzarse entre los defensores del Barça y cabecear a la salida de un saque de esquina. Su remate forzado de cabeza se alió con la diosa Fortuna al rebotar en la espalda de Sergi Roberto y acabar en el fondo de las mallas, ante la desesperación de Pinto.

ADRIANO DESATASCA AL BARÇA

El tanto visitante no hizo perder los nervios a los pupilos del Tata Martino, que empezaron a merodear las inmediaciones de la portería defendida por un desafortunado Javi Jiménez. Cesc y Sergi Roberto fueron los primeros en avisar con sendos zapatazos lejanos, mientras que Tello lo probó ya en el minuto 25 con un disparo a balón parado que se marchó alto. 

Sería Adriano el que desatascaría al Barça dos minutos más tarde, en el 27, con un latigazo lejano con rosca que sorprendió a Javi Jiménez tras dar un fatídico pasito a su derecha. Su estirada resultaría ya completamente estéril y el balón acabó en el fondo de las mallas. 

EL CAPITÁN VUELVE A VER PUERTA

Tras el empate del brasileño el partido entró en una especie de 'stand by' que beneficiaba a ambos conjuntos hasta que apareció de forma autoritaria la figura del eterno capitán. A dos minutos para el descanso Puyol firmó el 2-1 con un soberbio cabezazo tras un saque de esquina botado por Tello. 

El remate del capitán, tras botar en el mojado césped, adquirió una velocidad diabólica y se alojó en el fondo de la portería. Era el primer tanto de la temporada de 'Puyi', que a buen seguro no dudó en dedicárselo a su hija Manuela.

El 'SHOW' DE ALEXIS

Martino movió el banquillo al descanso, dando entrada a Pedro por un descafeinado Iniesta, y tras la reanudación fue Alexis el que reclamó su indudable cuota de protagonismo al erigirse como una auténtica pesadilla para Javi Jiménez. El chileno firmó un meteórico 'doblete' en apenas dos minutos para sentenciar el choque.

El primero llegó en el '49. Montoya volvió a 'coger la moto' al aparecer por el círculo central, tirar una rápida pared con Tello y pisar el área para realizar un centro-chut que literalmente se 'tragó' Javi Jiménez. El balón, que ya apuntaba a superar la línea de gol, lo remató Alexis a puerta vacía. 

Dos minutos después el tocopillano volvió a disfrazarse de 'killer' para sacar a relucir las carencias de un desacertado meta 'granota'. Adriano volvió a lanzar un potente disparo desde mediana distancia que rozó en un defensor, provocando que Jiménez apenas desviase el esférico con la punta de la bota, con tan mala fortuna que el balón se estrelló en el larguero, provocando que el meta perdiera la orientación del mismo y que Alexis, tirando de pillería, apareciera en escena para fusilar el esférico al fondo de la red (4-1).

CESC COMPLETA LA 'MANITA'

Tras el cuarto tanto azulgrana las ocasiones se repartirían para ambos bandos. Primero sería Pedro Ríos el que envió a las nubes desde el punto de penalti un buen balón servido desde la derecha. Sería la ocasión más clara del Levante en la segunda mitad.

El Barça, por su parte, rozó el quinto en las botas de Pedro y Alexis. El canario estrelló una volea contra el cuerpo de Javi Jiménez y el chileno aprovechó los nervios del meta 'granota' para quedarse a las puertas de robarle el balón en su frenética presión. 

La autoría del quinto tanto local sería, sin embargo, de Cesc Fàbregas. El de Arenys aprovechó un buen servicio de Alexis desde el eje del ataque para recortar sobre su marcador en el vértice derecho del área y disparar con la zurda con un tiro que rozó en un rival y volvió a superar por el primer palo a un Javi Jiménez que dio la impresión de poder hacer algo más.

PRUEBAS DE MARTINO Y A 'SEMIS'

Con veinte minutos aún por delante, Gerardo Martino se permitió el lujo de realizar diversas probaturas en el once final. El argentino dio descanso precisamente a Cesc justo después de su tanto al dar entrada a Afellay, con el objetivo de que el holandés siga acumulando minutos tras su dura recuperación. El ex del PSV, que va creciendo en confianza con el paso de los días, tuvo el sexto en sus botas con un zapatazo seco desde la frontal, tras una característica diagonal desde la izquierda.

Su entrada no fue la única prueba del 'Tata', ya que el técnico azulgrana también reservó a Alexis a poco más de diez minutos para el final y en su lugar dio entrada a Mascherano. El 'jefecito' se ubicó como pivote junto a Song, un rol que apenas ha desempeñado en Can Barça en las últimas temporadas.

Con el 5-1 ante el Levante el Barça certificó su pase a semifinales -donde, presumiblemente, le esperará la Real Sociedad- tras corroborar con creces el buen resultado ya cosechado en el Ciutat de València (1-4). Salvo sorpresa mayúscula en El Sardinero, el Barça tendrá en el cuadro donostiarra su último obstáculo para intentar alcanzar una final en la que se vería las caras con el Real Madrid de Ancelotti o el Atlético de Simeone.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil