El Liverpool va fuerte por Pedro

Pedro Rodríguez en su primer entrenamiento de la pretemporada 2015-16 con el FC Barcelona 
Pedro Rodríguez en su primer entrenamiento de la pretemporada 2015-16 con el FC Barcelona  | sport

Pedro Rodríguez sigue deshojando la margarita sobre su futuro. El atacante azulgrana duda de si seguir en el Barça porque desea tener más protagonismo y lleva varios días dándole vueltas a una salida que tiene un precio fijado de 30 millones de euros, su cláusula de rescisión.

Lluís Miguelsanz

El canario había consensuado que seguiría y así se lo transimitió a Luis Enrique, pero ha variado su postura en los últimos días porque tiene ofertas interesantes. El Liverpool es el club que está pujando más fuerte por el internacional, pero a Pedro no le acaba de atraer la idea de recalar en Anfield para jugar en un club que no disputará la Champions esta temporada.

El extremo se incorporó el miércoles con normalidad a los entrenamientos y no hubo novedad. Ya ha hablado largo y tendido con Luis Enrique estos últimos días y ahora debe tomar una decisión definitiva. El técnico cuenta con él y le dará minutos a pesar de que el tridente es intocable y Pedro sabe perfectamente cual es su rol dentro de la plantilla.

A partir de aquí, el canario debe valorar si desea seguir, irse en enero –cuando el Barça incorporará a sus fichajes– o apurar otra temporada más en el equipo azulgrana a la espera de seguir haciendo historia con más títulos.

CAMBIO DE OPINIÓN

El cambio de opinión de Pedro, que tenía decidido continuar, está motivado por las ofertas económicas interesantes que ha recibido en los últimos días. El Chelsea habló con el jugador para comunicarle su interés, pero Mourinho le dejó claro que no pagarían la cláusula de rescisión de 30 millones y solo le ficharían si conseguía salir por un precio razonable. 

Quien sí estaría dispuesto a pagar más de 20 millones de euros es el Liverpool. El club de Anfield acaba de vender a Sterling al Manchester City por casi 70 millones de euros e invertirá ese dinero en fichajes. Pedro gusta mucho y esperan poder convencerle para que fiche.

Las negociaciones están estancadas porque el jugador debe definir su postura de forma definitiva y parece que nada se negociará hasta la próxima semana. Pedro va a esperar a los comicios electorales para negociar ya con el nuevo presidente, aunque eso conllevaría que el extremo viajará a la gira de Estados Unidos, salvo que las conversaciones fueran fulminantes.

De hecho, el Chelsea está realizando su pretemporada en Estados Unidos y se enfrentará, curiosamente, al Barça, mientras que el Liverpool se encuentra en Asia realizando la preparación.

INCORPORACIÓN EN ENERO

La posible salida de Pedro abriría la opción de que el Barça realizara una nueva incorporación atacante en enero, aunque el club no tiene nada clara esta vía. El Barça priorizaría dar más oportunidades a canteranos como Munir o Sandro antes de realizar un nuevo desembolso por un futbolista, aunque fue el propio Luis Enrique el que abrió la puerta a esta nueva incorporación.

En todo caso, el Barça podría esperar hasta el mes de enero para comprobar el funcionamiento de la plantilla antes de tomar la decisión de incorporar a otro futbolista. Todo ha quedado en manos de Pedro, un futbolista que es consciente también que puede ser su última oportunidad para firmar un contrato superior.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil