Sport.es Menú

Johan Cruyff y la Naranja Mecánica: un campeón sin título

Johan Cruyff en un amistoso celebrado el 12 de diciembre de 1999 entre veteranos de la selección hoalndesa y exjugadores extranjeros que jugaron en la Liga neerlandesa
Johan Cruyff en un amistoso celebrado el 12 de diciembre de 1999 entre veteranos de la selección hoalndesa y exjugadores extranjeros que jugaron en la Liga neerlandesa | sport

El Johan Cruyff futbolista defendió las camisetas del Ajax, del FC Barcelona, del Feyenoord de los Diplomats y de los Aztecas; pero también será recordado como líder de la 'Naranja mecánica', la fabulosa selección de Holanda que maravilló en el Mundial de 1974 pese a no lograr el título. 

Johan Cruyff, fallecido a este jueves 24 de marzo a los 68 años, debutó con la selección de los Países Bajos en septiembre de 1976 en un partido contra Hungría que finalizó con empate 2-2; Johan logró el segundo tanto de los 'Oranje'.

Rápidamente, amparado en su genio futbolístico, Cruyff se convirtió en el líder del Ajax de Ámsterdam y de Holanda, que no era otra cosa que el trasplante del conjunto 'ajacied' que había revolucionado el Planeta Fútbol con su 'fútbol total'. Intercambio de posiciones, combinación de técnica y físico, fútbol asociación... Las bases de la idea futbolística que siempre abanderó Johan y que también implantó en el Barça como entrenador

El número de partidos de Cruyff con la selección neerlandesa es relativamente corto (48 partidos y 33 goles entre 1966 y 1978) pero la huella es imborrable pese a que no consiguió repetir los éxitos del Ajax (2 Copas de Europa, 1 Supercopa de Europa y 1 Copa Intercontinental). Pero su papel liderando una generación increíble junto a Johan Neeskens, Johnny Rep, Arie Haan, Rensenbrink, Krol, los hermanos Van de Kerkhof... sitúa aquella selección en el Olimpo de las más grandes de la historia pese a no poder lucir entorchados.

AQUELLA FINAL

El momento culminante de la 'Naranja mecánica' es el Mundial de la República Federal de Alemania de 1974. Tras una trayectoria espectacular, el equipo entrenado por Rinus Míchels, otro mito del fútbol holandés y barcelonista, se plantó en la final frente a la anfitriona RFA. El equipo germano estaba acaudillado en el campo por Franz Beckenbauer, el líder de otro equipo legendario, el Bayern Múnich de los años setenta.

La final se disputó el 7 de julio de 1974. En el primer minuto de juego, la 'Naranja mecánica', encadenó 16 pases ante los atónitos alemanes, y Johan forzó un penalti ante Hoeness. Johan Neesken lo transformó en el 0-1. Sin embargo, los alemanes ya le habían dado la vuelta al marcador antes del descanso con los goles de Breitner y Gerd Müller y se acabarían proclamando campeones.

Johan Cruyff todavía disputaría un gran torneo de selecciones con Holanda, la Eurocopa de 1976, pero también sin premio. Eliminada en semifinales por Checoslovaquia (3-1), obtendría la tercera plaza al imponerse a Yugoslavia por 3-2.

la retirada

Johan Cruyff dejó la selección holandesa de manera prematura, y una vez más fue un precursor. Tras el Mundial de Alemania 1974 ya había amenazado con no volver a disputar otro mundial porque no estaba de acuerdo con el régimen disciplinario de concentraciones que implicaba. Uno de sus 'herederos', Josep Guardiola, revolucionaría el sistema de concentraciones muchos años después, pero esa es otra historia. 

Además, el crack holandés se sumó a las protestas contra la disputa de un Mundial en una Argentina dominada por un sanguinario régimen militar que vulneraba sistemáticamente los derechos humanos. Como medida de protesta, varios jugadores entre los que se incluía Cruyff, renunciaron a la disputa del mundial. Todavía hubo otro motivo, de índole económica, al no llegar a un acuerdo con la marca que patrocinaba a Holanda, Adidas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil