Este Griezmann sí es digno de Messi

HISTORIA SPORT

La conexión sobre el césped entre Leo y Antoine es cada vez más fuerte, se buscan y celebran sus goles con efusividad

El francés muestra una gran efectividad en las últimas cuatro jornadas: el 57 por ciento de sus chuts a puerta terminan en gol

Antoine Griezmann aseguró una vez que su objetivo era sentarse en la mesa de Leo Messi. Tambén en la de Cristiano. Palabras mayores, pero sí es cierto que el francés se está convirtiendo en el mejor aliado del argentino y que su aportación ofensiva es cada vez más meritoria.

Sobre el terreno de juego se percibe la complicidad, aquella que tantó costó de percibir en los primeros meses. Se buscan, se encuentran y se nota en los gestos que Messi está muy satisfecho con el rendimiento del francés. Es lo que quería el 'diez', un compañero de fatigas que, aunque no a su inalcanzable y superlativo nivel, marcara las diferencias.

Mestalla escenificó un gran 'feeling'

El 5-3-2 de Ronald Koeman les ha hecho cómplices en la delantera y se compenetran a la perfección. Messi es reservado en palabras, pero sus gestos son expresivos. Y la alegría que sintió cuando 'Grizzi' marcó el 1-2 lo dice todo. Fue el primero que corrió a abrazarle, saltó como un niño feliz, y no es la primera vez.

Luego, Messi marcó su segundo gol y tercero del Barça y fue Griezmann el que lo fue a buscar, mientras Leo se dirigió al francés grito al cielo y gesto, puños cerrados, que dejaban entrever la importancia de la diana. Y cuando acabó el partido, de nuevo se buscaron. Messi sonrió y sopló divertido como diciéndole a Antoine: "¡Menos mal!".

Griezmann ajusta el punto de mira

Messi juega 'otra Liga' y ya suma 28 goles en LaLiga, pero Griezmann está pisando el acelerador y en Mestalla llegó el decimosegundo, 19 si contamos todas las competiciones. Ha marcado cuatro goles en los últimos cuatro partidos de Liga, seis en ocho, pero lo más destacado es su efectividad con el gol.

Cuando el 'Principito' chuta entre los tres palos, más de la mitad de las veces acaba celebrando el gol, un déficit que tenía en sus inicios como blaugrana y que está solventando a lo grande. En los últimos cuatro partidos, ha rematado siete veces entre palos con un 57 por ciento de efectividad, lo que le está permitiendo aumentar su eficacia en la temporada, que ahora es del 40%, cuando en sus primeros meses era realmente mala y preocupante. Este es el camino para Griezmann, y Messi, que quiere esta Liga sí o sí, lo agradece.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil