Los entrenamientos ‘casting’ de Xavi

Los ex azulgranas Lluís Carreras y Franc Artiga explican la importancia de este proceso para definir el nivel de los canteranos para jugar en el primer equipo del Barça

Xavi multiplica en las sesiones preparatorias la información que recibe de los técnicos Rafa Márquez (Barça Atlètic) y Òscar López (Juvenil A)

El Barça entrena en Los Ángeles con los siete canteranos

FCB

Jaume Marcet

Jaume Marcet

Las oportunidades que disfrutan los canteranos del Barça, como los elegidos para la última gira por Estados Unidos, vienen condicionadas por su rendimiento en los entrenamientos. Xavi utiliza estas sesiones de pretemporada para valorar la capacidad adaptativa de los jugadores de la Masía a la exigencia del primer equipo.

Tendemos a creer que lo que no vemos no existe. Y los entrenamientos en el fútbol son prácticamente invisibles tanto para los periodistas como para los aficionados. Los primeros quince minutos que suelen ser abiertos a la prensa los días previos al partido dan para muy pocas conclusiones. 

En cambio, para Xavi Hernández, las sesiones diarias de trabajo son muy valiosas. Además de cumplir el objetivo básico de la puesta a punto física del equipo y de preparar aspectos tácticos del próximo partido, un entrenamiento tiene más funciones. Promover la competencia interna y la meritocracia ayuda a que el entrenador pueda decidir en cada partido el mejor once en función del plan previsto. Otra función poco conocida de los entrenamientos de Xavi, especialmente en la pretemporada, es analizar y evaluar a los jóvenes jugadores que proceden de la cantera

Exámenes diarios

No se trata de descubrir el nivel de estos jugadores, porque Xavi ya dispone de una información muy completa de todos ellos. De hecho, Joan Barbará es el miembro del cuerpo técnico del primer equipo que sirve de enlace con el Barça Atlètic y los dos juveniles. Barbará informa a diario de las evoluciones de unos jugadores que Xavi conoce a fondo por los informes de los técnicos de la casa y de su staff. Además al egarense le gusta visionar los partidos del filial y de los juveniles. 

La selección de quién entrena con el primer equipo ya es un filtro importante. Y es una selección que no se basa en los jugadores destacados del último partido que ha disputado el ‘B’, el análisis engloba también a los dos equipos juveniles.

Xavi necesita ver al futbolista en acción

Pero toda esta información es insuficiente. Xavi necesita verlos ‘in situ’ para conocer a fondo a los jugadores. De sus diálogos con Rafa Márquez y Óscar López ya reúne detalles valiosos pero en las sesiones diarias la información se multiplica. 

El ex jugador del Barça y entrenador profesional Lluís Carreras considera fundamentales los entrenamientos para las promesas de la Masía porque “se detecta la capacidad de adaptación a lo que propone el entrenador”. En el caso de los jóvenes “te das cuenta de si son capaces de conseguir el nivel de velocidad en la ejecución de todos los ejercicios”

Carreras ha comprobado como en muchas ocasiones “jugadores de gran rendimiento en el filial no dan la talla en el entrenamiento del primer equipo”. La razón normalmente es sencilla, para el de Sant Pol: “La presión propia del primer equipo, todo lo contrario de lo que le sucede por ejemplo a Gavi que no siente esta presión”.

Carreras también cree que “hay casos excepcionales de jugadores que no entrenan bien durante la semana y rinden a la perfección en los partidos”, pero estos casos suelen limitarse a jugadores ya consagrados.

El estilo ayuda a la adaptación

La ventaja de Xavi cuando tiene que evaluar a estos jóvenes está, según Franc Artiga, el actual entrenador del filial del Rodina de Moscú, en que “cuando un canterano se incorpora a los entrenamientos del primer equipo se integra con naturalidad a ese tipo de sesiones ya que son similares a las que conocen”. 

Artiga trabajó durante una década entrenando en el fútbol formativo del Barça, una experiencia que le permite asegurar que “el salto de la cantera al primer equipo es grande y hay jugadores que se hacen pequeños por un tema de personalidad, en cambio otros como ahora Fermín, Balde o Gavi crecen y en seguida son capaces de rendir a un alto nivel”. 

El técnico de Cambrils, después de lograr ascender a la segunda división rusa, intenta también en su equipo ascender a jugadores canteranos pero la realidad a veces lo complica: “Intento que los jóvenes se incorporen a los juegos de posición y de situación, pero como nunca lo han hecho van perdidos, y a veces más que ayudarte te molestan”. Una situación que en el Barça no sucede porque “gracias a que Xavi es el entrenador, el jugador que sube se encuentra con los mismos ejercicios e idéntica metodología que han vivido y practicado durante toda su formación en la Masía”.

Jugadores que 'se hacen pequeños'

Y esta es la manera de conocer mejor a los jugadores. “Hay futbolistas que rinden muy bien en el fútbol base pero al entrenarse al lado de Lewandowski, Pedri o Ter Stegen se hacen pequeños y demuestran que no están preparados para el primer equipo. Por suerte también los hay que sí son capaces de crecerse ante la presión y la adversidad”, apunta Artiga. 

Es por esto que, especialmente en la pretemporada, Xavi utiliza los entrenamientos como castings para conocer a fondo a los jugadores de La Masía que están preparados para dar el salto del fútbol base al primer equipo.