Sport.es Menú

La crueldad se ceba con el mejor

Ter Stegen vio desde el banquillo todo el amistoso de la teórica Alemania titular en Austria

El próximo día 8 la 'Mannschaft' se mide a Arabia Saudí en la última prueba antes de la cita mundialista

Löw prefiere a Neuer antes que a Ter Stegen | PERFORM

Si bien tiene algún tinte de 'subjetividad', el que escribe estas líneas da por hecho que es el mejor. Por rendimiento, por sus estratosféricos números, por tener el mejor juego de pies del mundo, por poseer una sangre fría inaudita en el mundo del fútbol y de los porteros en concreto. El Barça apostó fuerte por él, le dio la alternativa por delante de Claudio Bravo a pesar del tremendo nivel mostrado por el chileno en su temporada de estreno y el ex del Borussia Mönchengladbach ha 'respondido' explotando y convirtiéndose en una referencia de las porterías del viejo continente.

Ter Stegen acaba de cumplir 26 años y se encuentro en su punto óptimo de maduración. El adecuado y necesario para afrontar como titular una cita de tanta magnitud como es un Mundial y hacerlo, además, en una demarcación que exige tanta responsabilidad y liderazgo. Más aún cuando el guardameta que viene ocupando ese rol en las últimas grandes competiciones lleva toda la temporada fuera de combate por una grave lesión. Los ingredientes están dispuestos, pero el 'guiso' a última hora se ve 'agriado' por una decisión del todo inesperada. A pesar de hacer apenas unas semanas que ha vuelto a los terrenos de juegos, ese compañero que viene de estar todo un curso en el dique seco vuelve a pasarte por delante. 

Los galones siempre serán los galones

Manuel Neuer fue el portero titular ante Austria en un once de la 'Mannschaft' con aroma a titularidad de cara al primer partido de los germanos en Rusia (17/06, 17:00 ante México). Joachim Löw apostó por el portero del Bayern junto con Sule, Kimmich, Rudiger, Hector, Gündogan, Khedira, Sané, Özil, Brandt y Petersen. Una rejuvenecida Alemania que tiene toda la pinta que partirá con buena parte de estos 11 hombres en Rusia (Hummels y Müller entrarían por Brandt o Petersen y por Sule o Rudiger, eso sí). Puede haber cambios, claro que sí, pero tampoco es Löw un técnico muy dado a sorpresas. Con Neuer ha llevado a Alemania a lo más alto en este último ciclo y así parece que quiere que siga siendo.

El viernes tiene el combinado germano el último compromiso antes de que comience la actividad oficial. Contra Arabia Saudí tiene toda la pinta que sí tendrá hueco Ter-Stegen, que vive estos días con una sensación de frustración y de injusticia por tener cada vez más claro que quedará relegado a un segundo plano a pesar de su tremebunda temporada con el Barça y de su excepcional estado de forma. El seleccionador fue claro cuando fue preguntado hace unos días sobre esa situación, ese 'dilema' que tiene bajo palos: "Marc sabe que la situación de Manuel es especial. Es nuestro capitán. Ganamos el Mundial 2014 con él". 

Para cualquiera que lo vea desde fuera, la sensación es que si Marc-André tiene que volver a ver un gran campeonato de su selección desde el banquillo será una gran crueldad, pero es evidente que es Löw el que debe establecer el equilibrio que crea más conveniente para que su equipo vuelva a rayar a gran nivel tras ganar el Mundial de 2014 y llegar a semifinales en la Eurocopa de 2016. 
 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil