Sport.es Menú

El Barça se complica la vida y da un paso atrás en Sevilla

El Barça acabó dejando escapar un 0-2 favorable en Sevilla
El Barça acabó dejando escapar un 0-2 favorable en Sevilla | sport

Los de Luis Enrique mostraron dos caras opuestas y acabaron tirando por la borda un triunfo que, a la media hora de juego, tenían prácticamente en el bolsillo con el 0-2 a favor. Pero, como si del doctor Jeckyll y Mister Hyde se tratara, ese primoroso inicio azulgrana dio paso luego al desconcierto y a los despropósitos. El empuje del Pizjuán, y un gol de Banega en el 37', hicieron perder la brújula a los de Luis Enrique, dando alas a un Sevilla que acabó consiguiendo un punto más que merecido.

Ricard López

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA / Jornada 31

Sevilla

2-2

Barça

Sevilla

Beto; Coke, Nico Pareja, Carriço, Trémoulinas; Krychowiak, Iborra (Mbia, m.70); Aleix Vidal, Banega, Vitolo (Reyes, m.70); Bacca (Gameiro, m.75).

Barça

Bravo; Dani Alves, Piqué, Mathieu, Jordi Alba; Rakitic, Sergio Busquets, Iniesta (Pedro, m.86); Luis Suárez, Messi, Neymar Jr (Xavi, m.73).

Árbitro

Juan Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a los locales Krychowiak (m.29), Iborra (m.46), Banega (m.57), Reyes (m.77) y Mbia (m.82), y a los visitantes Busquets (m.61) y Piqué (m.62).

Goles

0-1, M.14: Messi. 0-2, M.30: Neymar, de falta directa. 1-2, M.38: Banega. 2-2, M.84: Gameiro.

Incidencias

Partido de la trigésima primera jornada de la Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, que registró un lleno absoluto con cerca de 45.000 espectadores. Césped en perfecto estado.

El Barça, consciente de lo mucho que se jugaba, y con medio título de Liga en juego, llegó a tener contra las cuerdas a uno de los rivales más temibles, indomables y rocosos del campeonato. Su media hora inicial recordó a los mejores tiempos de la 'era Guardiola', cuando el equipo hipnotizaba a sus rivales imprimiendo un ritmo endiablado al balón, atacando sin pausa y presionando como si le fuera la vida.

El Sevilla, sorprendido ante el empuje inicial de los de Luis Enrique en los primeros minutos, se vio obligado a recular y meterse en la 'cueva', esperando a que amainara el chaparrón. Pero no se libró de él. Al cuarto de hora, ya le había caído el 0-1, obra de Messi con otra de sus 'roscas' mágicas. Casi tan plástica como la del pasado miércoles ante el Almería. El argentino recibió dentro del área un buen pase de Neymar, y su remate se coló con efecto, imparable, por el segundo palo.

El Barça dominaba, tocaba y tocaba, monopolizaba el esférico ante un Sevilla que las pasaba canutas ante el recital de Messi y los suyos. El 0-2 se veía venir. Y llegó en el 30', gracias a un lanzamiento de falta impecable de Neymar tras una clara falta de Krychowiak a Suárez al borde del área. El brasileño superó la barrera por alto, y Sergio Rico sólo pudo mirar cómo el balón se colaba por la escuadra.

Luis Suárez, fallón, tuvo el tercero en sus botas poco después. Con el 0-2 a favor, el Barça pareció perder la concentración y, en una jugada desafortunada, permitió al Sevilla meterse de lleno en el partido. Banega conectó un disparo lejano desde unos 20 metros. Y Bravo no atinó a despejar su 'misil'. En lugar de eso, se le 'doblaron' las manos y el 1-2, en el 37', cambió por completo el decorado. Los azulgranas perdonaron y lo acabaron pagando muy, muy caro.

A partir de ese momento, los de Emery se crecieron, convirtiendo un partido aparentemente plácido para los azulgranas en un continuo e inquietante ir y venir de área a área. Tanto es así que, instantes después del gol, Messi, omnipresente, tuvo que echarse al suelo dentro de su propia área para evitar otra ocasión de Banega, como si fuera un central más. Y eso que Piqué, impecable hasta su error en el 2-2, y el rápido Mathieu -titular en lugar de Mascherano- se hincharon a tapar vías de agua. El '3' evitó el empate en el 41', desbaratando otro remate envenenado de Krychowiak.

Fueron instantes de desconcierto para un Barça que, a su vez, empezó a fallar más de la cuenta en ataque. Sergio Rico, en el 44, despejó a córner otro peligrosísimo chut de falta de Neymar. Y Suárez, en el 50', perdonó la sentencia a puerta casi vacía.

Los azulgranas perdieron el norte -Coke (52') y Bacca (54'), acariciaron el empate de un Sevilla lanzado-. Y Luis Enrique recurrió a la pieza más indicada en estos casos para salir a flote. A un cuarto de hora del final, Xavi entró en sustitución de Neymar, con la difícil misión de recuperar el dominio del balón y dejar atrás tanta agonía. Pero el sufrimiento siguió. Y de qué manera. Los azulgranas intentaron en vano 'dormir' el partido ralentizando el juego. Pero eso tampoco sirvió. Las pérdidas de balón no cesaron. Y el Sevilla, al contragolpe, era como el séptimo de caballería.

El empate fue cuestión de tiempo. El Barça jugó con fuego en toda la segunda parte. Y se quemó. Así, en el 83', un pésimo pase de Piqué interceptado por Aleix Vidal en la media acabó, en cuestión de pocos segundos, en el 2-2. Enésima contra local... y Gameiro, llegando solo en boca de gol, no perdonó (83').

El Barça tiró por la borda todo su trabajo. Y el Madrid, ahora, vuelve a pisarle los talones a sólo dos puntos. La Liga está totalmente abierta. Tocará sufrir hasta el final...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil