El Barça tira la Liga en Granada

La primera de las "seis finales" -así las definió Martino- que le esperan al Barça para luchar por la Liga no fue propia de un equipo que aspira a proclamarse campeón. El conjunto azulgrana volvió a exhibir su peor cara ante un rival que lucha por huir del descenso. Una imagen que poco se parece a la de aquel equipo que, hasta hace muy poco, deslumbraba por la precisión de su fútbol. Espeso, lento, fallón y sin ideas, el Barça se dejó ir en Granada. Algo que ya ocurrió el pasado miércoles, cuando el Atlético le echó de Europa. Y este sábado se repitió la historia. Un guión que se repite cada vez con más frecuencia, pues esta temporada ya ocurrió lo mismo ante Valencia, Real Sociedad, Valladolid... Rivales que dejaron en evidencia la vulnerabilidad de los catalanes cuando no ponen los cinco sentidos.

Ricard López

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA / J. 36

Granada

1-0

Barça

Granada

Karnezis; Nyom, Ilori, Murillo (Mainz, m.88), Foulquier; Iturra; Brahimi (Bravo, m.65), Fran Rico, Recio, Piti (Coeff, m.72); y El Arabi.

Barça

Pinto; Montoya, Busquet (Alexis, m.74), Mascherano, Adriano (Alba, m.67); Song, Iniesta, Fabregas; Neymar, Messi y Pedro.

Árbitro

Delgado Ferreiro (Vasco). Mostró cartulina amarilla a los visitantes Neymar, Messi y Busquets

Gol

1-0, m.15: Brahimi

Incidencias

Partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante más de 18.200 espectadores.

El caso es que, en apenas tres días, el Barça ha dicho adiós a la Champions y se ha complicado en extremo la Liga. La derrota llega, además, en el peor momento, pues el próximo miércoles se jugará la Copa ante el Real Madrid. Las bajas por lesión y las rotaciones obligaron a Gerardo Martino a presentar un once insólito. Con una defensa en cuadro, debido a las dolencias de Puyol, Piqué y Bartra, el técnico argentino optó por retrasar a Busquets al eje de la zaga. Y reservó a Alves, Alba y Xavi pensando en la final copera. Esto propició la titularidad de Montoya y Adriano en las bandas y de Song como mediocentro. Y arriba, Neymar y Pedro acompañaron a Leo Messi.

Pero, como ocurrió esta semana en el Calderón, el '10' del Barça fue una sombra de sí mismo. El fiel reflejo de la atonía y mediocridad general. Los azulgranas jugaron con fuego, así que no fue extraño que, al cuarto de hora, el Granada se adelantara en el marcador. Brahimi sacó los colores a la defensa azulgrana colándose a placer entre los centrales en una contra después de una pérdida de balón de Song. El delantero le ganó la espalda a Busquets tras un perfecto pase en profundidad de Fran Rico y, solo por el centro, batió a Pinto en el mano a mano (1-0, 15').

El Barça intentó reaccionar, pero pagó su falta de acierto en punta. Poco después, Messi cabeceó fuera por poco un centro de Neymar. Y aún tuvo suerte de que el árbitro, Delgado Ferreiro, pasó por alto un claro penalti de Mascherano a El Arabi en el 21'.

El Granada se echó atrás tras el gol, pero al Barça le faltó tino cada vez que creó peligro. Neymar, solo contra el mundo, se desesperaba buscando el uno contra uno por la izquierda (en el 22' cabeceó fuera un centro de Pedro). Pero sus trifulcas con Iturra le hicieron perder los nervios, hasta el punto de costarle la la amarilla en el 44'.

El meta griego Karnezis, titular en el Granada por lesión del portero titular Roberto, complicó aún más las cosas a los de Martino con sus paradas. A la media hora, desbarató un peligroso trallazo de Neymar desde la frontal. Y después del descanso se lució con tres intervenciones de mérito más. La primera, ante un chut de Cesc en el área (54'); la segunda, despejando un lanzamiento de falta de Messi que se colaba por la escuadra (62'); y la tercera, salvando un remate a bocajarro de Busquets (63').

Menos trabajo tuvo Pinto en su área, aunque el gaditano también estuvo inspirado evitando el 2-0 en un doble remate de Fran Rico y El Arabi en el 36'; y otro mano a mano con El Arabi en el 88'. Montoya, intenso en defensa y ataque, le salvó de otro buen susto arrebatándole el esférico a Brahimi en un mano a mano (55').

El Barça mejoró tras el descanso, pero la falta de profundidad y, sobre todo, de puntería le impidieron ver puertaNeymar, en el 58', e Iniesta, en el 80', tuvieron el punto de mira desviado con sendos chuts que salieron rozando el poste. La entrada de Alba por Adriano y de Alexis por Cesc no sirvió para cambiar las cosas. Los azulgranas sacaron tarde su orgullo y lo pagaron con la derrota. La Liga se complica, y el equipo deberá mejorar para alzarse con la Copa.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil