Goleada engañosa del Barça... y el Madrid, a un punto

El Barça rentabilizó al máximo el reparto de puntos entre sus dos máximos rivales por la Liga -Atlético y Real Madrid empataron 2-2 en el Calderón- y subsanó en parte su grave tropiezo de la semana pasada en su visita a la Real Sociedad (3-1). Los azulgranas son ahora segundos en la tabla, a un solo punto de los de Ancelotti, y ya están dos por encima de los colchoneros.

Ricard López

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA / J. 26

Barça

4-1

Almería

Barça

Valdés; Alves, Puyol, Mascherano, Adriano; Xavi, Busquets, Fábregas (Iniesta, min.79); Alexis (Pedro, min.71), Messi y Neymar (Tello, min.87).

Almería

Esteban; Rafita, Trujillo, Torsiglieri, Dubarbier; Verza, Corona (Tébar, min.70), Azeez (Suso, min.79), Jonathan Zongo, Aleix; y Rodri (Hélder Barbosa, min.62).

Árbitro

Carlos del Cerro Grande (comité madrileño). Mostró cartulina amarilla a Ramon Azeez (min.16), Corona (min.22), Adriano (min.25), Verza (min.81) y Tébar (min.86).

Goles

1-0, min.9: Alexis. 2-0, min.24: Messi. 2-1, min.27: Trujillo. 3-1, min.83. 4-1, min.89: Xavi.

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada veintiséis de la Liga disputado en el Camp Nou ante 58.930 espectadores, según datos facilitados por el Barça.

Con Jorge Pautasso en el banquillo en lugar del sancionado Gerardo Martino -el Tata cumplió un partido de suspensión por su expulsión en Anoeta-, el equipo salió dispuesto a enmendar errores y retomar el pulso por el campeonato. El Almería, cuarto por la cola, se presentaba como víctima propicia para redimirse, aunque en realidad no lo fue tanto.

A pesar del 4-1 final, el Barça, como si fuera el doctor Jekyll y mister Hyde, mostró dos caras muy distintas. El de la primera media hora -ambicioso, luchador y centrado-, nada tuvo que ver con el equipo sin inspiración ni chispa que se vio tras el descanso.

Los catalanes salieron con ganas, 'enchufados', presionando con fuerza y dejando sin aire a su rival. Y así, antes de los diez minutos, se adelantaron en el marcador, al aprovechar Alexis dentro del área un rechace del meta Esteban tras disparo de Cesc. El chileno, a puerta vacía, sólo tuvo que empujar el balón a la red (1-0, 9').

El '9', hiperactivo por la banda derecha, estrenó la cuenta para los locales y Leo Messi la amplió un cuarto de hora después con un golazo de crack. El argentino forzó una falta al borde del área al ser frenado por Corona con un clamoroso agarrón de camiseta. Y su ejecución del libre directo fue magistral. Su zurdazo de rosca se coló con efecto ajustadísimo a la escuadra (2-0, 24').

El partido parecía resuelto, y todo hacía presagiar que acabaría en goleada. Pero no fue así. Y no lo fue, una vez más, por los desajustes de una defensa integrada en esta ocasión por Adriano, Alves, Mascherano y Puyol, que entró en lugar del lesionado Piqué.

En el 26', Valdés, muy ágil, despejó a córner un lanzamiento lateral de falta envenenado de Corona. Pero en el saque de esquina concedido no estuvo acertado en su salida. Trujillo, colándose como Pedro por su casa en el área, cabeceó a placer sin que Puyol ni nadie atinaran a despejar el balón (2-1, 27').

El gol metió de nuevo a los andaluces en el partido. Y el Barça empezó a fallar más de la cuenta en ataque. La conexión Messi-Neymar no acabó de carburar. El brasileño, gris y apagado, remató fuera tras una de sus internadas por la izquierda (35'). Y el argentino falló luego dos de esas acciones que no suele perdonar: un remate de cabeza a bocajarro en el 37' y un disparo alto tras centro de Alexis.

El paso de los minutos no hizo más que aumentar el desconcierto. El Barça perdió confianza, eficacia e inspiración tras el descanso. El Barça quería, pero no podía. Los nervios y las dudas empezaron a hacer mella. Y se hicieron evidentes en Neymar, que pese a tener el gol en sus botas en el 50' y el 66', no acertó teniéndolo todo a favor para marcar.

El Almería se creció, y su ambición, valentía y coraje estuvieron a punto de 'retratar' de nuevo a la zaga local. En el 63', Aleix Vidal obligó a lucirse a Valdés colándose a placer por la banda de Alves.

El Barça se iba desdibujando cada vez más. Previsibles, planos, sin profundidad ni ideas, los azulgranas se veían incapaces de hallar huecos en el entramado defensivo de los de Francisco. La sentencia llegó gracias a una jugada a balón parado. Xavi sirvió un córner, Messi lo cabeceó al travesaño y Puyol, libre de marca en el área pequeña, envió el balón suelto a la red (3-1, 83').

El tercer tanto devolvió la calma al Camp Nou, y liberó de tensiones al equipo, que aún tuvo tiempo de redondear el triunfo con un gol más. Xavi, al borde de la media luna del área, batió a Esteban con un derechazo impecable (4-1, 88').

El Barça mantiene vivo su pulso con el Madrid y el Atlético por el título, sí. Pero deberá emplearse a fondo para recuperar su mejor versión.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil