Sport.es Menú

Confidencial SPORT: Las exigencias culinarias de Dembélé

El plato preferido del delantero francés es el pollo halal, que tiene la característica de haber sido sacrificado según marca la sharia o ley islámica

El jugador tiene terminantemente prohibida la ingesta de bebidas alcohólicas y el consumo de cerdo

Dembélé es muy estricto en cuanto a sus prácticas gastronómicas
Dembélé es muy estricto en cuanto a sus prácticas gastronómicas | EFE

En el hotel en Barcelona donde todavía se aloja el delantero francés Ousmane Dembélé ya conocen perfectamente las exigencias del jugador en cuanto a sus gustos culinarios. Resulta que en las dos primeras semanas de su lesión –el jugador fue operado en Finlandia ahora hace un mes de una rotura del tendón del biceps femoral de su pierna izquierda–, Dembélé tuvo que pasarse prácticamente las 24 horas en su habitación al tener la pierna inmovilizada, por lo que necesitó la ayuda incondicional del personal del recinto hotelero para cubrir sus necesidades alimentarias.

Dembélé, como fiel y estricto seguidor del islam, sigue al pie de la letra los preceptos de la sharia en cuanto a las prácticas permitidas por la religión musulmana en el apartado de la alimentación. Eso se resume para empezar en que tiene terminantemente prohibido las bebidas alcohólicas así como el cerdo.

Su plato preferido es el pollo, pero cocinado tal como explicita el Corán, es decir, sacrificado de la manera correcta. Ese sacrificio ha de ser hecho con una rápida incisión con una cuchilla afilada en la garganta, dejando intacta la espina dorsal. El objetivo de esta técnica es conseguir un mayor drenaje de la sangre así como minimizar al máximo el dolor y la agonía del animal. El término que se le conoce a esta práctica es ‘halal’. Todos los alimentos cárnicos que consume Dembélé han de estar interpretados de esta forma. Su familia que le acompaña, padres y hermano, también son estrictos seguidores de estas prácticas.

De hecho, una de las fiestas más importantes del islam es la fiesta del sacrificio, que se celebra a primeros de septiembre, y que la familia de Dembélé viajó a La Meca para celebrarlo, mientras que el jugador se tuvo que quedar en Barcelona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil