Sport.es Menú

El Barça tira de eficacia a falta de intensidad

El Barça consiguió un engañoso 3-1 ante el Real Betis que vale tres puntos y le permite mantenerse vivo en la lucha por la Liga. Pero ni los blaugrana parecieron este sábado aspirantes al título, ni el Betis un colista. La calidad y la eficacia se impusieron y Tata Martino pudo respirar hondo al final. La Liga sigue a tiro y ahora, a pensar en el Atlético y la Champions.

JUAN MANUEL DÍAZ

El Barça estaba obligado a no aflojar en su persecución del Atlético de Madrid, para demostrarle que los rojiblancos deberán disputar a los blaugrana la Liga y la Champions hasta el final. Sin embargo, el equipo se dejó ir durante muchos minutos y sufrió para derrotar al Betis.

Pedro y Alexis dieron relevo a Cesc y Neymar, y Adriano al sancionado Alba; Pinto y Bartra volvían a suplir a los lesionados Valdés y Piqué; en total, cinco variantes sobre lo que se puede considerar el once preferido del Tata Martino.

El Barça mostró intensidad en el primer cuarto de hora frente a un Real Betis agazapado, asumido su papel de colista liguero y de víctima. Después pareció funcionar a tres cilindros, a trompicones. El equipo de Gabriel Calderón cedió todo el terreno de juego al de Martino al principio, y acabó disputándole el choque en la última hora..

El premio llegó muy pronto pues la insistencia de Alexis por la bandaderceha y de Adriano por la izquierda dio sus frutos. El chileno progresó por la diestra y tras enredarse entre cinco defensores verdiblancos, cuando parecía que iba a perder el esférico, forzó el penalti de Figueras. Leo Messi se encargó de lanzar la pena máxima engañando totalmente a Adán. En el minuto 14 los blaugrana ya vencían por 1-0.

El Barça ya había dispuesto de un par de buenas oportunidades para adelantarse, en el minuto 9 cuando Xavi envió en profundidad sobre Alexis y el chileno, tras controlar el balón intentó el disparo pero su chut acabó en córner; y especialmente en el minuto 11, cuando Adriano centró atrás apurando la banda izquierda y Xavi, desde la frontal, largó un potente disparo que Adán desvió con una magnífica mano.  

BAJA EL RITMO

Tras el gol, el Barça bajó un tanto el ritmo de circulación del balón, aunque siempre manteniendo el control. Esto permitió que el Real Betis se atreviera a salir de su área y se abriera un tanto el juego.

El Barça dispuso de una excelente ocasión para el segundo por medio de Messi, que en el minuto 41 se inventó un remate ajustado a la izquierda de Adán ante la oposición de Reyes, Amaya y Figueras. Pero el gol no llegó y el choque quedó abierto de cara al segundo tiempo.

Esto complicó terriblemente la segunda parte al Barça que permitió al colista Betis soñar con puntuar en el Estadi. En el minuto 49' Adán sacó con las piernas un remate a Pedro, y en el minuto 51' Xavi lanzó una falta directa que salió desviada tras tocar en el larguero; pero para entonces, el duelo había enloquecido peligrosamente para los intereses de los blaugrana. También Cedrick estuvo cerca del remate tras 58') tras una jugada de vadillo.

EL BETIS SE LA JUEGA

Calderón pensó que podía plantar cara al Barça e incorporó a Molina y Rubén Castro al terreno de juego. Pinto tuvo que evitar el empate en un balón rebotado entre N'Diaye y Bartra y Xavi achicó un barullo en elárea pequeña, pegado a la línea de gol.

Fueron minutos de desconcierto barcelonista y 'run run' en la grada del Camp Nou. Jordi Figueras acudió de manera involuntaria al rescate del Barça al hacerse el autogol del 2-0, que resultó balsámico para el equipo de Tata porque prácticamente en la jugada siguiente llegó el 2-1.

Una acción de N'Diaye por la banda izquierda del ataque bético llegó de rebote al área de Pinto; Rubén Castro cazó el balón, fintó y sentó de una tacada a tres defensores y al portero barcelonista para marcar.

'La Gent blaugrana' no se podía creer que su equipo estuviera tirando la Liga en su propio campo y frente al colista; Martino recurrió a Cesc y Neymar por Iniesta y Pedro para buscar la reacción y el brasileño volvió a ser clave.

'Ney' se situó rápidamente en su banda favorita, la izquierda, e inició una acción que Amaya interceptó con la mano. Segundo penalti de la tarde favorable al Barça que, aún así, tuvo su punto de suspense.

Una muestra más de la aparente relajación barcelonista: Leo Messi lanzó la pena máxima pero Adán le adivinó la intenció y despejó en primera instancia; afortunadamente el rechace llegó a Leo que, en segunda instancia, no perdonó el 3-1 (86').  

Por fin, el Barça logró llegar al minuto 90 con los tres puntos en el bolsillo. Mantiene intactas sus opciones en el campeonato y se supone que este sábado administró fuerzas pensando en el duelo de la Champions del miércoles ante el Atlético. Pero le pudo salir muy cara la apuesta.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil