El Barça solo sabe ganar la Champions con el PSOE

Ivan San Antonio

La primera Champions que un equipo de la Liga ganó en democracia fue la que el Barça conquistó en Wembley en 1992. Anteriormente, mientras Franco imponía su doctrina fascista por la fuerza y las cámaras registraban en blanco y negro lo que querían, el Real Madrid ganaba peso en Europa.

Los blancos ganaron su quinto máximo trofeo europeo en 1966. Hubo que esperar hasta la llegada de la democracia para ver a otro campeón de la Liga. Fue el Barça, en 1992, con Felipe González habitando la Moncloa. El club blaugrana tuvo que esperar a la llegada del socialismo al gobierno español para conquistar su primer cetro europeo, el último con el nombre de Copa de Europa. Felipe González, sevillano de nacimiento, fue el primer presidente estatal que vio ganar al Barça. Pero aquello fue una anécdota comparado con lo que vendría después. La bipolaridad existente, supuesta o real, entre los triunfos del Barça con socialistas en el gobierno y los del Real Madrid con el Partido Popular mandando se intensificó a partir de la llegada de José María Aznar. El `amigo¿ de Bush trajo suerte, entre otras muchas cosas, a los blancos. Exhibía su pulsera madridista en las Azores y la lucía orgulloso. Corrían buenos tiempos para su equipo, el que mejor representaba a España y su identidad. El Real Madrid, con Aznar al mando, ganó tres Champions, las tres en color que posee. Lo hizo en 1998, 2000 y 2002.

Cuando las urnas, su déspota utilización de la mayoría absoluta y la gestión cobarde y electoralista que hizo de los ataques terroristas del 11-M dieron carpetazo a sus ocho años de gobierno, la suerte empezó a sonreír al Barça, dejando al Madrid de lado. Llegaron los socialistas, otra vez ellos, y el club blaugrana volvió a hacerse grande en Europa. La presencia de un presidente español en la Moncloa que nunca ha escondido su afinidad con el Barça permitió iniciar el reinado europeo. Con Zapatero, los blaugrana conquistaron París, Roma y, de nuevo, Londres. Ahora llega Mariano Rajoy, en Madrid vuelven a cambiar el rojo por el azul y el cambio de ciclo político asoma de nuevo en el panorma futbolístico. Los últimos quince años han vivido una tendencia muy diferenciada entre los gobiernos del PSOE y los del PP. Si la norma persiste, el Real Madrid puede estar tranquilo. El Barça, en cambio, tiene proyecto de sobras para evitar que se cumplan los precedentes.

En los últimos mandatos de socialistas y populares, la tendencia también ha sido similar en la Liga, aunque no tan acusada. De hecho, con Aznar ganaron el títu lo Real Madrid (3), Barça (2), Valencia (2) y Deportivo (1), mientras que con Zapatero solo la han ganado Barça (5) y Madrid (2). Más allá de las tendencias políticas, la tendencia futbolística es que el Barça sigue siendo el mejor.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil