El Barça se estrena con la derrota menos dolorosa

El Barça se estrena con la derrota menos dolorosa

Messi jugó la primera parte y tuvo un inicio bullicioso
Messi jugó la primera parte y tuvo un inicio bullicioso | VALENTÍ ENRICH

El planteamiento del primer amistoso del Barça 2013-2014 era desigual. El Bayern se presentaba prácticamente con su equipo de gala y mucho más rodado que los aún pupilos de Roura. La alineación inicial barcelonista podría calcarse a la que presentara en una sexta jornada de liguilla de Champions, con la primera plaza en el bolsillo. No hubo mezcla con los del B, reservados para la segunda parte.

FICHA TÉCNICA
Uli Hoeness Cup

FC Bayern

2 ________________ 0

FC Barcelona

ALINEACIONES

FC Bayern

Neuer (Starke, min. 46); Rafinha (Can, 74'), Boateng (Kirchoff, min. 68), Dante (Van Buyten, min. 59), Alaba; Thiago (Pizarro, min. 74), Lahm (Luiz Gustavo, min. 59), Kroos (Schweinsteiger, min. 68); Ribery (Contento, min. 68), Robben (Shaqiri, min. 46) y Müller (Mandzukic, min. 46).

FC Barcelona

Pinto (Oier, min. 46); Montoya (Kiko Femenía, min. 46), Bartra (Sergi Gómez, min. 46), Mascherano (Planas, min. 46), Adriano (Patric, min. 46); Song (Ilie, min. 46), Sergi Roberto (Espinosa, min. 46), Jonathan dos Santos (Quintilla, min. 46); Messi (Dani Nieto, min. 46), Alexis (Dongou, min. 46) y Tello (Joan Román, min. 46).

Árbitro

Felix Brych, asistido en las bandas por Mark Borsch y Stefan Lupp. Mostró tarjetas amarillas a Mascherano y Bartra.

Goles

1-0, min. 14, Lahm. 2-0, min. 87, Mandzukic.

Incidencias

Partido amistoso de pretemporada, con la Uli Hoeness Cup en juego, disputado en el Allianz Arena, casi lleno. Ambos equipos vistieron su segunda equipación. 

Desde un punto de vista pesimista, ante este panorama lo mejor que podía pasar es que se acabara pronto el partido. Sin embargo, el Barça salió con ganas. Sobre todo Messi, cuando en los primeros segundos recuperó un balón en el centro del campo y chutó desviado. Susto para Neuer antes de que los de Guardiola empezaran a entonarse.

Ahí estaba Ribéry, encontrando una autopista donde debían imponerse Montoya y Bartra. El francés probó a Pinto con un disparo que desvió el meta blaugrana, antes de que conectara un centro que acabó con chut de Robben... y con la milagrosa aparición de Adriano para sacar bajo palos. Al festival de disparos se sumó Alaba, para encontrar la respuesta de Pinto. Todo eso, en un margen de seis minutos.

LAHM, ¡DE CABEZA!

Como era de esperar, los dos equipos querían el balón, pero las llegadas alemanas llevaban más peligro. Y en el minuto 14 encontraron su premio. Centró Ribéry y Lahm peinó el balón ante Mascherano. Costaba creer que el menudo lateral -esta vez centrocampista y, en este remate, casi ariete puro- ganara la partida al 'jefecito'. Y se la ganó. También a Pinto, descolocado. Un gol evitable que no se evitó.

El Bayern mandaba pero no mataba. Al Barça le quedaban opciones aisladas, pero que llenan de esperanza, como alguna que otra aportación de Sergi Roberto. Al de Reus le faltó suerte tras una pared con Montoya para superar a Neuer. Y es que los alemanes no encontraban la forma de ampliar su ventaja. Thomas Müller apareció en un par de ocasiones, pero con el punto de mira desviado en la primera y con una nueva intervención oportruna de Adriano en la segunda.

Esa 'cara B' del Barça tenía una buena oportunidad de reivindicarse de cara al futuro. El nuevo entrenador blaugrana, Tata Martino, aún desde Argentina, pudo admirar por TV la clase de Cristian Tello en una de sus internadas marca de la casa con rosquita final que salió fuera. También cómo Ribéry forzaba las dos únicas tarjetas amarillas del partido, adjudicadas a Mascherano y Bartra. 

Pero el segundo gran susto de la primera parte para el Bayern llegó a un minuto del final, cuando Alexis Sánchez centró un balón y Rafinha desvió con el pecho... a su propio poste. El Barça no solo no salía goleado -adiós al pesimismo inicial-, sino que incluso pudo irse con un resultado mejor.

DE L'ESCALA AL ALLIANZ ARENA

Como suele pasar en este tipo de amistosos, la segunda parte fue un carrusel de cambios. Roura y Rubi sustituyeron a todo el equipo. Así, de la primera plantilla solo estaba el meta Oier. El resto, los jugadores de Eusebio que tampoco llevan mucha pretemporada en sus piernas: un único amistoso disputado en L'Escala la semana pasada... que no acabó por una tormenta.

Guardiola fue más gradual. Tan solo reservó al meta Neuer, Robben y Müller, para dar entrada a Starke, Shaqiri y Mandzukic. Pero esa supuesta superioridad en cuanto a onces sobre el terreno de juego no se vio. Al contrario, los jóvenes 'refuerzos' dieron la cara y permitieron pocas alegrías a los bávaros.

Thiago Alcántara, muy nervioso en la primera parte, se dejó ver en la segunda ante Oier. primero, en un intento de remate tras centro de Lahm al que no llegó. después, en un disparo que encontró la respuesta del esta vez defensa Kiko Femenía. Superado el minuto 17 de la reanudación, Mandzukic tuvo su primera ocasión, después de una recuperación de Ribéry, pero el meta Oier se lució.

El ritmo del partido fue decreciendo, pero el Bayern aún tuvo tiempo de marcar un gol que quizá fue injusto ante la lucha de la 'cara C' del Barça. Fue a tres minutos del final cuando Contento envió un balón letal a Mandzukic para que estableciera un resultado definitivo.

El Bayern ganó y dio la sensación de poder haber hecho un 'roto' mayor, pero solo batió dos veces a un Barça que en los próximos días tendrá a sus mejores jugadores y a su nuevo entrenador. No obstante, el próximo sábado, los mismos que jugaron en Múnich -Samper fue el único que no saltó al campo- tienen otra prueba en Oslo. La de este miércoles no fue tan dura como se temía.