¡Vaya lo sentimos!

La página que buscas no existe o ha sido borrada del servidor.

Puedes buscarla en nuestro Buscador

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil

El Barça se cura con la 'aspirina' Alexis

El Barça logró una victoria merecida ante el Bayer Leverkusen
El Barça logró una victoria merecida ante el Bayer Leverkusen | sport

Miki Soria

Un triunfo para recuperar la confianza

FICHA TÉCNICA

Champions League

Bayer Leverkusen

1-3

FC Barcelona

Bayer Leverkusen:

Leno; Corluka (Da Costa, 90), Friedrich, Schwaab, Kadlec; Reinartz, Rolfes (Kiessling, 77); Schürrle (Bellarabi, 90), Castro, Bender; y Renato Augusto.

FC Barcelona:

Valdes; Dani Alves, Mascherano, Puyol, Abidal; Cesc, Busquets; Iniesta (Thiago Alcántara, 61), Messi, Adriano (Pedro, 69); y Alexis (Cuenca, 86)

Goles:

0-1 (min 41, Alexis), 1-1 (min 52, Kadlec), 1-2 (min 55, Alexis), 1-3 (min 88, Messi)

Árbitro:

Craig Thomson (Escocia). Amonestó a Schwaab, Corluka, Castro y Thiago Alcántara.

Incidencias:

Partido de ida de los octavos de final de la Liga de campeones, disputado en el estadio Bay Arena de Leverkusen.

Después de caer ante Osasuna de la manera en que se hizo, con imprecisiones, poca intensidad y errores defensivos en la primera parte del Reyno de Navarra, necesitaba el Barça encontrarse consigo mismo. Recuperar el balón, llevárselo a todas partes y volver a enarbolar su juego a través del esférico.

Guardiola dejó fuera de la convocatoria a Xavi, con molestias en el sóleo, y a Piqué, el gran sacrificado después de la derrota en Liga. En el once entraron Busquets, Iniesta y Cesc, un centro del campo más experimentado que el de Pamplona y que salió al campo dispuesto a dejar claro que a este Barça no se le ha olvidado jugar y dominar los partidos, con paciencia, pero también con precisión.

Así fue en los primeros minutos. El Barça tenía una posesión abrumadora -casi un 80% en toda la primera parte-, pero no encontraba profundidad. Era el mismo juego de siempre, pero más lento, con menos intensidad de la deseable, pero ese dominio posicional permitía a los de Guardiola recuperar sensaciones. Saber que moviendo el balón acabaría llegando el gol, con Iniesta de menos a más entre líneas y un Busquets magnífico, eje de este equipo.

El gol sin embargo, no llegó a través del toque, sino de una contra bien dirigida por Messi. Un balón peleado por Alexis acabó en los pies de Leo, que vio la carrera al espacio del chileno para ponerle un balón en el único hueco que había dejado el Leverkusen atrás. Alexis controló bien y definió mejor ante Leno. Un 0-1 que hacía justicia a lo visto en la primera parte. No tanto por ocasiones, que casi no hubo, sino por el claro dominio azulgrana frente a la racanería alemana.

Frágiles en defensa, más certeros en ataque

Empezó más animado el Bayer Leverkusen en la segunda parte, con Renato Augusto más arriba, acompañando al solitario Schürrle. Dejó atrás el cerrojo de la primera mitad y buscó llegar rápido a la portería de Valdés. El juego directo y la estrategia eran uno de los puntos fuertes de este equipo y eso quedó claro en los primeros minutos. Más aún ante las facilidades que daba -como en los últimos partidos- la defensa azulgrana, ante la que cada ocasión de los rivales se convierte prácticamente en gol.

Fue lo que pasó en el minuto 52, en el que un centro de Corluka lo remató Kadlec al superar en un salto a Alexis, improvisado marcador tras una jugada en la que el balón estuvo en todo momento en el aire.

El Barça decidió darle otro ritmo al partido y tardó poco en volver a ponerse de nuevo por delante en el marcador. Un nuevo agujero en la defensa del Leverkusen, esta vez por el centro, lo aprovechó Cesc para encontrar a Alexis. El chileno tuvo la pausa necesaria para controlar, encarar a Leno y superarle tras un certero quiebro.

En previsión de lo que iba a suceder a partir de ese momento, Guardiola decidió dar entrada a Thiago en el campo en lugar de Iniesta y eso dinamizó el juego azulgrana. Más velocidad en ataque, aunque los mismos riesgos en defensa. Un intercambio de golpes en el que pudo llegar el gol del empate del conjunto teutón. En un tiro de Castro que consiguió desviar lo justo Valdés al palo o en otro de Kiessling que detuvo el portero azulgrana bajo palos.

El Barça también tuvo las suyas. Messi cercó el tercero en una buena jugada en la que regateó a dos defensas y disparó al palo casi sin ángulo. Como Alexis, que se encontró con Leno en un remate de cabeza. O Pedro, que volvió a demostrar que aún no está en plena forma al no acabar con acierto una buena jugada colectiva.

Tuvo que ser el '10' del Barça, un activo Leo Messi que había tenido poca fortuna en los últimos partidos, el que sentenciara el partido tras combinar con acierto con Alves. Abertura al lateral, centro de éste al interior del área y remate forzado del argentino que se cuela entre las piernas de un defensa. 1-3 y la eliminatoria prácticamente finiquitada antes de jugar el partido de vuelta, de aquí a tres semanas en el Camp Nou.

El Barça consigue superar con éxito el siempre difícil partido de ida de los octavos de final y encara un nuevo ciclo de competición de la mejor manera posible. El juego y la filosofía no se han perdido. No hay dudas. Si el físico y los lesionados vuelven, este Barça tiene cuerda para rato.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil