El carácter de Alexis y la eficacia de Neymar tumban al Villarreal

JUAN MANUEL DÍAZ

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

FC Barcelona

2-1

Villarreal FC

FC Barcelona

Pinto; Montoya, Piqué, Bartra, Alba; Busquets, Song (Xavi, 61'), Iniesta (c); Alexis (Pedro, 83'), Cesc (S. Roberto, 87') y Neymar.

Villarreal FC

Asenjo; Mario, Musacchio (c), Dorado, J. Costa; Pina, Trigueros, Aquino (Pereira, 74'), Edu Ramos (Uche, 63'); Giovani y H. Pérez (Jokic, 68').

Goles

1-0, Min. 30, Neymar. Penalti cometido por Mario, al interceptar el balón con el brazo, que lanza el brasileño. Neymar alarga su carreriilla hasta que Asenjo se deja caer a la izquierda y cruza su disparo a la derecha del portero. 1-1, Min. 48, Massachio. Trigueros lanza un córner y Massachio, sin oposición, remacha de cabeza a la red. 2-1, Min. 67, Neymar. Cesc centra desde el pico del área para Alexis que controla y deja a Neymar para que remate a placer.

Árbitro

Ignacio Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Estuvo asistido en las bandas por Alfonso Costoya Rodríguez y Enrique José Ramos Ferreiros (Comité Gallego). Cuarto árbitro, Fernando Castillejo Álvarez (Comité Navarro). Mostró tarjetas amarillas a Trigueros (Min. 37) por derribar a Neymar; y a Neymar por sacar anticipadamente un córner.

Incidencias

Camp Nou, 66.130 espectadores

Alexis y Neymar tiraron del Barça para conseguir un importantísimo triunfo frente al Villarreal por 2-1. La distancia perdida tras la derrota contra el Athletic Club se recuperó, en parte, tras el tropiezo del Real Madrid en El Sadar.

El Barça no tenía un partido nada sencillo frente a un Villarreal que se está mostrando como uno de los mejores equipos de la Liga. Y todavía se le complicó más cuando el conjunto de Marcelino consiguió el empate.

Sin embargo, mantuvo unas prestaciones muy similares a las del duelo europeo frente al Celtic pese a los cinco cambios en el once. 

Gerardo Martino decidió repartir los minutos entre los cuatro interiores en los dos importantes compromisos de esta semana. Si frente al Celtic apostó por Xavi y Sergi Roberto, contra el Villarreal situó a Song e Iniesta por delante del incombustible Busquets, imperial desde su posición de pivote.

En defensa, el Tata inyectó savia nueva con Bartra y Alba, mientras que en ataque Cesc regresó al eje como 'falso 9' mientras que Neymar se trasladó a la banda izquierda y Pedro se quedó en el banquillo.

Pese a los cambios, el patrón de juego barcelonista fue muy similar al del duelo contra el Celtic. Con un matiz: esta vez, el trallazo de Song a la salida de un córner en el minuto 6 se estrelló en el poste izquierdo de la portería de Asenjo. Piqué había tenido más fortuna contra los escoceses, abriendo la lata a los siete minutos.

Así las cosas, el Barça se encontró con un Villarreal replegado en su campo, administrando dos líneas defensivas de las que solo se desprendía Giovani. Marcelino García Toral, sin Cani y Bruno, fue más prudente que nunca en el Camp Nou, a la espera de que alguna escapada al contrataque diera sus frutos. 

INTENSO DOMINIO

Estos argumentos propicieron una primera media hora de intenso dominio blaugrana, con una posesión de balón alrededor del 90% y llegando con facilidad a las inmediaciones del área del 'submarino amarillo'. El papel de Sergio Busquets, abortando los intentos de contragolpe de los castellonenses bien secundado por alex Song, fue clave.

Además del remate de Song al palo, Alexis no pudo remachar a los 11 minutos una gran combinación entre Neymar y Song que acabó con un buen centro sin remate del chileno.

La única réplica del Villarreal en este periodo fue una excelente contra conducida por Giovani por la banda izquierda; pero el centro atrás del mexicano no fue aprovechado por Aquino, que marró el control.

Fue Mario, un defensa del Villarreal, el que 'llegó al rescate' del Barça al cometer un inocente penalti a la media hora de juego. Jordi Alba intentó el centro desde la izquierda y Mario interceptó el esférico con las manos. 

Neymar se encargó de ejecutar la pena máxima y lo hizo con maestría, alargando su carrerilla hasta que Asenjo se dejó vencer a la izquierda y entoncés él fusiló a la derecha.

El Villarreal reaccionó abriendo un tanto sus líneas y en una aproximación a los 35 minutos, reclamó unas posibles manos de Bartra en la frontal del área.

Pese a todo, el Barça siguió dominando con claridad y generó otras dos buenas oportunidades antes del descanso. En el 39', Iniesta asistió a Alexis cuyo disparo lo envió a córner Asenjo con una excelente 'mano'. Y en el 41' Alexis centró desde la derecha al segundo palo pero Cesc no pudo conectar el remate.

DESPISTE Y PROBLEMAS 

Todo el buen trabajo de la primera parte se fue a la ruina por un despiste defensivo al arrancar el segundo tiempo. Trigueros lanzó un córner desde la derecha, un blando Bartra no saltó con Musacchio y el central del Villarreal, que entró con todo, fusiló de un cabezazo a un Pinto empotrado en la portería.

Llegaron minutos de aturdimiento del Barça, que se estiró en exceso dejando espacios para que el rival pudiera empezar a practicar su juego vertical.  

Martino buscó soluciones incorporando a Xavi al centro del campo. Tampoco Marcelino se quedó quieto, y lejos de amilanarse incorporó a Uche por Edu Ramos, un relevo claramente ofensivo. El Barça quería control y circulación y el Villarreal, verticalidad.

El equipo de Martino demostró talento, carácter y ambición. Y, por encima de todos, y a pesar de la eficacia de Neymar brilló Alexis. El chileno, además de su intensidad, aportó movilidad, pase, llegada...

ALEXIS AL RESCATE

En el minuto 62, Sánchez asistió a Cesc en profundidad para un mano a mano con Asenjo. El meta del Villarreal despejó a córner 'in extremis'. 

Cinco minutos después, Cesc centraba al área del Villarreal para una nueva aparición del chileno que controló el esférico y lo dejó en bandeja para Neymar quien remachó a la red el 2-1.

El Camp Nou respiró hondo, aliviado, y Marcelino intentó encontrar recursos para volver a inquietar al Barça. Jokic entró por Hernán Pérez (68') y Pereira por Aquino (74').

También el Tata dio un respiro a Alexis, ovacionado, y a Cesc, a los que suplieron Sergi Roberto y Pedro. Fue un último cuarto de hora de infarto, con el balón corriendo de un área a la otra.

El Barça no conseguía cerrar la contienda pese a las ocasiones de Pedro, Montoya y Neymar, con remate al travesaño incluido; y el Villarreal inquietaba hasta el último minuto con los córners y los centros al área, el mal endémico del equipo.

Finalmente, los blaugrana llegaron al pitido final con los tres puntos en el bolsillo que dejan al Real Madrid a cinco y al Atlético, provisionalmente, a tres.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil