El Barça logra ante el Depor un resultado de prórroga

El Barça afrontó el partido ante el Depor en el primer tiempo como unas maniobras con fuego real, como no podía ser de otra manera y en el segundo como un aburrido trámite. Probando un dibujo nuevo, con Villa en el eje del ataque, abriendo en las bandas a Alves y Tello, y tirando de fondo de su amplio 'fondo de armario' (Messi, Iniesta y Busquets) para sentenciar el 2-0 al final.

JUAN MANUEL DÍAZ

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

FC Barcelona

2-0

RC Deportivo

FC Barcelona:

Pinto; Alves, Puyol (c), Mascherano, Adriano; Song, Thiago (Iniesta, min. 67), Cesc (Busquets, min. 74); Alexis, Villa (Messi, min. 61), y Alexis.

RC Deportivo:

Aranzubia; Silvio, Aythami, Insúa, Manuel Pablo (c); Assunçao (Juan Domínguez, min. 77), Aguilar; Gama, Valerón (Camuñas, min. 61), Pizzi; y Oliveira (Salomao, min. 71).

Goles:

1-0, Min. 38, Alexis. Centro desde la derecha de Alves que el chileno cabecea. Aranzubia rechaza en un primer momento pero el propio Alexis se hace con el esférico y remacha a la red. 2-0, Min. 88, Messi. Leo abre a la banda derecha para que Alexis le devuelva el esférico de primera y el argentino remache a la red.

Árbitro:

Pedro Jesús Pérez Montero (Comité andaluz). Asistido en las bandas por José Manuel Matías Caballero y Alfonso Hernández Labella. Cuarto árbitro, Jesús Benjumea Álvarez, todos del Comité andaluz. Mostró tarjetas a Puyol (min. 70) por una entrada sobre Camuñas; a Aguilar (min. 70) por desplazar el balón; y a Song (min. 83) por una falta sobre Aguilar.

Incidencias:

Camp Nou, 69.748 espectadores.

Sumó los tres puntos, mantuvo las distancias en la Liga respecto a sus perseguidores y ahora ya puede pensar en el Milan y en la remontada que sueña el barcelonismo.

Leo Messi aceptó tomarse un respiro y empezar en el banquillo, junto a otros titulares habituales como Piqué, Alba, Iniesta, Busquets o Pedro, al margen de la ausencia del sancionado Valdés.

En el Depor, Fernando Vázquez, con una larga lista de bajas por lesión (Riki, Zé Castro, Kaká y Laure) y sancionados (Marchena), jugó con lo que pudo.

Fue un primer tiempo de dominio barcelonista, con el conjunto de Jordi Roura al ralentí aunque con el paso de los minutos fue de menos a más y mereció llegar al descanso con ventaja ante un Depor muy limitado.

Villa se movió en la punta, buscando los balones a la espalda de los centrales y generando espacios para las apariciones de Alexis que trazaba la diagonal desde la derecha. Tal vez un ensayo de cara al Milan, con Messi sustituyendo al chileno.

Un Alves hiperactivo en la banda derecha y un Tello muy incisivo por la izquierda abrieron el campo, mientras que Thiago, un tanto apagado al principio, poco a poco fue tomando el control del juego.

Fue una primera mitad de protagonismo del meta deportivista, Aranzubia, que neutralizó un buen disparo de Alves (12') y después abortó un autogol de Aythami (23') quien al intentar despejar un centro envenenado de Tello, disparó a su propia puerta. El despeje de Aranzubia lo escupió el postederecho de su portería.

Un minuto después, Aranzubia se volvía a lucir en una doble acción ante Villa y Adriano, al sacar dos manos impresionantes.

Por fin, el Barça encontró el camino del gol. Fue a través de Alexis Sánchez que remató un centro preciso de Alves. El chileno probó primero de cabeza, pero Aranzubia pareció que sacaba el esférico de su portería. El chileno recogió el rechace para remachar a la red.

El Depor únicamente probó fortuna en un par de ocasiones en estos 45 minutos, por mediación de Oliveira (35') y Pizzi (41'), pero sin inquietar en ningún momento la portería de Pinto.

UNA SEGUNDA PARTE AL RALENTÍ

Pareció que el equipo interpretaba que el esfuerzo del primer tiempo era suficiente y arrancó la segunda mitad con el freno de mano puesto. Alves fue el único que siguió enchufado y recorrió su banda una y otra vez, incansable. En el minuto 50 apuró la línea de fondo y centró al segundo palo para Villa, pero Silvio desvió el balón a córner. 

El Camp Nou acogió con aplausos que Messi e Iniesta salieran a calentarse, y con muchas ganas sus entradas en el campo. El primero en aparecer fue Leo, en el minuto 61, supliendo a Villa, mientras que Iniesta se incorporó en el 67 por Thiago. También Vázquez dio un respiro a Valerón incorporando a Camuñas.

Sin embargo, la aparición de estos dos pesos pesados no sirvió para despertar al equipo y el Camp Nou empezó a ponerse un tanto inquieto pues el marcador era muy corto y el Barça había perdido la tensión competitiva.

Pareció despertar mínimamente con un disparo de Iniesta desde fuera del área, al que respondió Aranzubia con una nueva parada; el remate posterior de Messi no se convirtió en el 2-0 por un fuera de juego bien señalado por el árbitro, Pérez Montero.

Jordi Roura decidió ajustar el mediocampo e incorporó a Busquets por Cesc Fàbregas, tímidamente silbado por un sector de la afición. Era evidente que el Barça estaba bajo de revoluciones y el Depor incorporó un elemento ofensivo, Juan Domínguez, para ver si cazaba a los blaugrana en un despiste.

El Barça, contagiado por el perfil bajo del Depor, apenas llegó con peligro al área rival en esta recta final. Fue Alves quien volvió a generar peligro, llegando de nuevo a la línea de fondo y realizando un pase de la muerte que Messi no pudo conectar correctamente.

Pero al final, apareció el genio para sentenciar el partido. Messi recibió de Iniesta en el balcón del área, abrió a la derecha para Alexis y éste le devolvió de primera para que remachara el 2-0 (88').

Un resultado de prórroga frente al Milan. Y para Leo, la posibilidad de alargar un nuevo récord: 40 goles en la Liga, diecisiete jornadas consecutivas marcando. Un punto de optimismo de cara al choque del martes. 

 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil