Aleñá se va al Betis cedido y sin opción de compra

Ya hay acuerdo entre todas las partes y se oficializará en los próximos días

El club blaugrana no quiso incluir ninguna opción de compra

 El técnico azulgrana no pudo más que halagar la labor de su jugador tras el partido ante el Nápoles | sport

Carles Aleñá será la primera salida del Barça en este mercado de enero. Ya hay acuerdo entre Barça y Betis por la cesión del futbolista, que también ha dado el OK a la operación en las últimas horas. El préstamo será solo por seis meses y no habrá una opción de compra por expreso deseo del club blaugrana. Y es que el Barça desea repescar al canterano para el próximo proyecto deportivo, convencidos de que le irá bien jugar minutos de calidad en Sevilla para que regrese con más experiencia.

El Barça comenzó a gestionar la salida de Aleñá a principios de noviembre. El futbolista había desaparecido de las convocatorias y el club comenzó a buscarle destino. El centro del campo del Barça está superpoblado y Aleñá se estaba quedando falto de minutos, por lo que Ernesto Valverde dio el OK a su marcha, algo que no se había producido en verano. Y es que Valverde no quiso desprenderse del futbolista a pesar de las opciones que había encima de la mesa porque deseaba probar al canterano. De hecho, Aleñá comenzó la Liga como titular, aunque su protagonismo se fue diluyendo a medida que pasaban las semanas. Curiosamente, Aleñá ha regresado al equipo en las últimas semanas, aunque todas las partes tenían claro que lo mejor sería firmar un préstamo.

El Betis fue el primer club que llamó a la puerta del Barça durante el mes de noviembre una vez comprobó que Aleñá podía salir cedido. El club verdiblanco lanzó una oferta en la última semana de agosto y estuvo a un paso de quedarse al jugador a préstamo, pero Valverde le cerró las puertas en el último mento. De hecho, los dos clubs estuvieron negociando hasta el día de cierre de mercado, pero la operación no se dio.

El conjunto verdiblanco contactó tanto con el Barça como con su entorno en noviembre, aunque la cesión peligró ya que su gran valedor era el técnico verdiblanco, Rubi, cuyo cargo llegó a tambalearse por esas fechas. El ex del Espanyol siempre ha tenido claro que el centrocampista blaugrana les podría dar un salto de calidad en la segunda vuelta. Y también tiene claro que el futbolista progresará muchísimo con un sistema similar al del Barça.

Aleñá se marcha al Betis | SPORT.es

La situación de Rubi hizo peligrar la operación porque varios clubs aprovecharon el momento para entrar en la puja. El Getafe fue el principal competidor. El club madrileño mantiene unas excelentes relaciones con el Barça -este verano ya ficharon a Cucurella- y apretó por el préstamo. Incluso, su técnico habló de forma personal con Aleñá para convencerle de su fichaje. Querían incorporarle ya que el Getafe desea ampliar su plantilla una vez clasificado para la siguente ronda de la Europa League. De hecho, el jugador dudó, aunque al final se impuso el interés del Betis, quien ha mantenido su palabra desde el pasado verano.

El Milan también preguntó por su cesióin a principios de diciembre. La oferta italiana era la más fuerte económicamente, pero no convenció al futbolista, qiue siempre quiso quedarse en la Liga española. La situación deportiva del Milan tampoco ayudó a que las negociaciones pudieran avanzar de forma correcta. El Celta también contactó con Aleñá, aunque nunca tuvo posibilidades reales de hacerse con el futbolista.

El acuerdo entre todas las partes es total, aunque no se ha oficializado a falta de redacción de todos los documentos. Las fechas navideñas han retrasado un poco todo, pero lo más probable es que Aleñá ya no vuelva a incorporarse a la disciplina blaugrana tras las fiestas navideñas y se desplace directamente hasta Sevilla para continuar su carrera a partir del mes de enero. El Betis quiere inscribirle a partir del mismo día uno de enero si fuese posible.

Aleñá tiene contrato con el Barça hasta el 2022 y el club blaugrana no tiene ninguna intención de desprenderse del jugador. Hay plena confianza en el centrocampista y los técnicos del club creen que le vendrá bien irse cedido seis meses para crecer. El Betis ha dado garantías deportivas, por lo que es probable que juegue mucho en su nuevo destino. En verano regresará a Barcelona para hacer la pretemporada

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil