El Valencia Basket salva los muebles en Turquía pero tendrá que remontar

Las valencianas llegaban con poco ritmo después de un brote de covid

Tras la derrota, deberán ganar por más de 2 puntos en la Fonteta

El Valencia Basket deberá remontar en la Fonteta
El Valencia Basket deberá remontar en la Fonteta | Twitter; @valenciabasket

Un irregular Valencia Basket, que empezó bien y al que se le hizo largo el partido, cayó este jueves en la pista del Orman Genclik turco pero lo hizo por una asumible desventaja de dos puntos que debería poder remontar la próxima semana en la Fonteta para pasar a la siguiente ronda de esta Eurocopa cuando ya esté más recuperado del brote de covid-19 que acaba de pasar.

Los temores que tenía Rubén Burgos por la posible falta de ritmo de su equipo tras estar más de dos semanas parado desaparecieron de inicio con la buena salida de las suyas. Con una defensa alta y atenta y un juego ofensivo coral, endosaron al conjunto turco un parcial de 2-13 en cuatro minutos en el que anotó todo el quinteto y que obligó al técnico local a pedir un primer tiempo muerto.

Las valencianas bajaron el ritmo tras un inicio fuerte

La parada dio calma en ataque al conjunto turco y algo más de energía a su defensa pero no bastó para contener a Bec Allen y a Laura Gil. Con el encuentro aparentemente controlado, el Valencia se relajó y dejó que su rival se hiciera con el mando del partido al anotar con fluidez gracias a las facilidades que le dio por culpa de una defensa cada vez más blanda.

En la reanudación, la confianza ganada en el segundo cuarto disparó el ataque local que, de la mano de Danielle Robinson acabó por darle la vuelta al encuentro y bloquear a un Valencia al que empezaron a temblarle las piernas ante las defensas alternativas de su rival y que empezó a acordarse de su falta de ritmo.

Sin ideas y sin seguridad en sí mismo, el equipo de Rubén Burgos permitió un parcial de 13-0 entre el final del tercer cuarto y el inicio del último que llevó el marcador del 48-51 a un 61-51 que empezaba a amenazar incluso el rumbo del cruce.

Cuando peor pintaban las cosas, un tiro lejano de Allen despertó a las visitantes y les dio energía para volver a apretar en defensa y para empezar a recortar gracias a los tiros abiertos de Marie Gülich. La falta de puntería de sus compañeras impidió completar la remontada pero, finalmente, un triple de Cristina Ouviña y una asistencia de la aragonesa a la interior alemana redujo casi al mínimo la desventaja final para un resultado de 68-66.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil