Demasiado Rudy para un Barça sin Supercopa

El Madrid ganó la Supercopa | sport

Sergio Vera

Esto solo acaba de comenzar pero Barça Regal y Real Madrid necesitaban medir sus fuerzas, saber de su potencial tras un verano 'movido', y sobre todo para dar la primera estocada al eterno rival. La final de la pasada temporada todavía seguía muy viva en el recuerdo de unos y otros y así, con nuevos protagonistas y algunas cuentas pendientes del pasado, se presentaba la final de la Supercopa Endesa, el primer título oficial de la temporada que acabó en manos del Real Madrid.

FICHA TÉCNICA

SUPERCOPA ENDESA

FC BARCELONA

84-95

REAL MADRID

FC BARCELONA

Marcelinho Huertas (3), Ingles (16), Mickeal (5), Lorbek (14), Tomic (7) -cinco inicial- Sada (5), Abrines (-), Wallace (3), Rabaseda (11) y Jawai (20).

REAL MADRID

Llull (14), Rudy Fernández (22), Suárez (5), Mirotic (11), Slaughter (5) -cinco inicial- Pocius (2), Felipe Reyes (9), Sergio Rodríguez (8), Begic (2) y Carroll (17).

ÁRBITROS

Pizarro, Conde y García González. Excluyeron por personales a Mickeal (min. 38).

INCIDENCIAS

Final de la novena edición de la Supercopa de baloncesto disputada en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante unos 7.000 espectadores. Rudy Fernández fue elegido mejor jugador del encuentro.

Fue la particular venganza de los blancos tras perder la Liga Endesa ante los de Xavi Pascual y, además, les sirvió para conseguir la primera Supercopa Endesa de su historia.

La pasada temporada fue Navarro quien lideró al Barça en esta primer competición mientras Rudy se lo perdía por lesión. Esta vez, fue al revés. El gran duelo todavía deberá esperar pero ante el escenario presentado en Zaragoza, el escolta blanco no perdonó en su cita.  Rudy Fernández consiguió su cometido y justificó, por el momento, la inversión que el conjunto blanco ha realizado por él. En sus manos se inició el comienzo fulgurante de los de Pablo Laso y por su muñeca pasó la sentencia definitiva. Junto a Llull, el Madrid condenó al FC Barcelona Regal en los primeros diez minutos. Fue un primer cuarto sin freno de mano, desbocado en ataque y en el que el Barça se quedó sin Mickael a los dos minutos cargado con dos faltas personales. Referente en la semifinal ante el Valencia, los azulgrana echaron de menos sus puntos y, sobre todo, su carácter.

Se le acumulaban los problemas a Xavi Pascual que contó con Rabaseda como revulsivo en estos primeros minutos para meterse en el partido (23-30 min.10). Fue entonces cuando el guión del encuentro cambió por completo cuando Carroll iniciaba su particular 'show' anotador rememorando la final de la pasada Copa del Rey.

LA CONEXIÓN 'AUSSIE' DESPIERTA AL BARÇA REGAL

Ahí Jawai dio un paso al frente. El Madrid veía como sin un '5' puro - a excepción de Begic - no podía parar al australiano que hacía suyas las dos zonas. Del rebote se pasó al dominio en el ritmo de juego y del ritmo de juego, al acierto. Con la muralla australiana guardando la espalda, el perímetro azulgrana mordió en defensa y se encomendó al acierto de Ingles para firmar un parcial de 14-4 que volvía meterles de lleno en el encuentro. 43-44 al descanso. El Barça Regal volvía a sonreír destilando ligero aire fresco en su juego.

Xavi Pascual parecía haber encontrado la fórmula para frenar la producción ofensiva de su rival pero fue un visto y no visto. Los azulgranas volvieron a pecar ante un rival que saltó al parquet con una marcha más. Llull castigaba a Mickeal con su tercera personal, lo enviaba al banquillo y anotaba en los primeros minutos del tercer cuarto. El Barça quería responder y se equivocó, no en la actitud pero sí en la forma.

RUDY FERNÁNDEZ, DECIDE

Optó por ataques rápidos que cayeron en la precipitación, y la precipitación terminó en desaciertos y pérdidas de balón. Y ahí el Madrid no perdonó. A los malos ataques se le sumó la permisividad defensiva en el uno contra uno. Un agujero demasiado grande en el que Rudy se hizo amo y señor del partido para devolver los diez puntos de ventaja para los de Laso (48-58 min.26)

Los azulgranas necesitaban reecontrarse con ellos mismos para volver a meterse de lleno en el partido y en esta tesitura el Madrid supo aumentar su renta hasta el 60-75 que dejaba la final prácticamente decidida. Más allá de resignarse, los de Xavi Pascual no arrojaron la toalla pero remontar quince puntos en diez minutos no es tarea fácil y menos cuando tu rival sigue lanzado.

El 84-95 final privó al Barça Regal de su quinta Supercopa Endesa y permite al Real Madrid proclamarse campeón de esta competición por primera vez en la historia después que ambos equipos firmasen la final la segunda más anotadora de la última década - Copa y Supercopa - con 179 puntos en total.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil