Barça: Decepción con brotes verdes

Pese a las derrotas in extremis en la Lliga y en la Supercopa el equipo de Jasikevicius ha dado una imagen esperanzadora

La clave es que el colectivo acabe de interiorizar sistemas y roles y eso sólo se logra con trabajo y tiempo

El Barça de Jasikevicius debe ir creciendo con el trabajo
El Barça de Jasikevicius debe ir creciendo con el trabajo | PACO LARGO

El Barça se prepara para el estreno de la Liga Endesa este fin de semana. Lo hará tras una pretemporada marcada por la pandemia  y con dos derrotas en las finales de la Lliga Catalana y la Supercopa Endesa. Construir ganando es mejor que hacerlo perdiendo.. Pero aunque parezca un contrasentido, el nuevo proyecto de Jasikevicius evidenció en esas dos competiciones  brotes verdes. La muestra de  que se está en el buen camino cuando la plantilla  interiorice la filosofía del nuevo técnico, se solventen lagunas y logren ser todos los que están...incluido algún fichaje más en la pintura.

,      
1-Derrotas marcadas por los detalles

Ante el Andorra en la final de la Lliga y frente al Madrid en la final de la Supercopa el Barça acabó muriendo en la orilla. Tuvo ambos partidos en la mano y los perdió por detalles: errores en tiros libres, pérdidas inoportunas, personales o, como sucedió ante el conjunto blanco, no ser capaz de adaptarse  a la dureza que propuso el Madrid no siempre (es un clásico)  penalizada por los árbitros. En definitiva, faltó insntinto asesino cuando las cosas iban de cara para encarrilar el duelo. Detalles que tiraron por tierra todo lo bueno realizado hasta esos momentos claves.


 2-Una nueva filosofía a nivel defensivo                            

La diferencia más llamativa del Barça de Saras con respecto al de Pesic va a ser la filosofía defensiva. El equipo ha demostrado ser más activo atrás con interiores móviles, numerosos ‘dos contra uno’ tanto en el poste bajo, con ayudas constantes como también al hombre con balón. También cambios automáticos en la defensa de los bloqueos directos. Han habido desajustes en estos partidos, algo lógico porque los jugadores necesitan adaptarse al nuevo entrenador.


 3-Interiorizar los roles y sistemas en ataque

Otro signo de identidad en la filosofía de Saras es la frecuencia en las rotaciones y la variedad de sistemas en ataque, dos conceptos a los que se ha de adaptar también el colectivo. Personalizando en lo sucedido en la Supercopa podemos hablar de un Álex Abrines que tuvo, ahora sí, tiros liberados gracias a los sistemas. O un Nick Calathes que parece adaptarse con rapidez a su nuevo equipo. Pero como dijo el propio Abrines tras la semifinal de la Supercopa. “Con Jasikevicius  hemos de estar preparados siempre para desempeñar nuestro papel”. Todo eso requiere de su tiempo. Que los jugadores se adapten a lo que se pide ellos, asuman los automatismos y logren ser fuertes mentalmente para dar lo máximo de sí  mismos cuando el técnico se lo requiera. Y eso solo se logra, entrenamientos al margen, compitiendo cada partido.

 4- Un perfil a incorporar en el juego interior

El estilo de Jasikevicius implica pívots móviles en las dos mitades de la pista. Saras ha depositidosu confianza en Davis, Orriola, Claver o Mirotic prescindidendo de un ‘cinco’ ortodoxo. En verano no se renovó a Tomic y en esta Supercopa Pusstovyi no jugó ni un minuto. Desde el Barça se dijo a principio de verano que se esperaría a los descartes de la NBA para incorporar al refuerzo deseado: un perfil de ‘cuatro-cinco’ atlético que sea capaz de defender incluso a jugadores más pequeños. Sería el perfil que cuadraría con el baloncesto que ya desplegó el Zalgiris de Jasikevicius y que ahora está introduciendo a marchas forzadas en el Barça. Porque no olvidemos que en un club como el azulgrana hay que crecer compitiendo...pero con la obligación de ganar como ya recordó el propio Saras tras la derrota ante el Madrid. Habrá que esperar quien es el elegido.


 5- Recuperar las dos bajas claves en el perímetro

Sin que sirva de disculpa no hay que olvidar que el Barça ha realizado la pretemporada e iniciará la liga sin dos jugadores muy importantes en el perímetro.Cory Higgins convalenciente de la operación de fascitis plantar a la que fue sometido el 6 de julio. Su periodo de baja se cifró entre 10 y 12 semanas por lo que las perspectivas apuntan que podría estar en disposición de reaparecer en la Euroliga (1 de octubre)...si la pandemia permite iniciarla . El otro nombre propio es el de Kyle Kuric  que ruvo que ser intervenido para reemplazarle la placa que tenía en la cabeza tras recibir un golpe en un entreenamiento. La presencia de dos jugadores con vocación anotadora se antoja muy importante para ofrecer a Jasikevicius una mayor variedad de opciones en los sistemas ofensivos y, sobretodo, en la amenaza desde el perímetro. Todo es cuestión de tiempo y paciencia.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil