Sport.es Menú
Valencia

Valencia

1 - 1

LaLiga Santander 2018 - 2019, 8ª Jornada 07 de octubre Hora: 20:45h

FC Barcelona

FC Barcelona

Un Barça estéril se atasca en Mestalla

Messi salvó un punto tras el gol en el primer minuto de Garay

Los azulgranas estuvieron muy imprecisos y Valverde realizó el primer cambio a siete minutos para el final

 Messi, a pase de Suárez, anotó el único gol del FC Barcelona ante el Valencia para rescatar un punto del feudo valencianista | LALIGA

El Fútbol Club Barcelona empató en su visita a Mestalla (1-1). Los de Valverde neutralizaron el tanto inicial de Garay gracias a una aparición de Messi y pierden el liderato a favor del Sevilla. Preocupante imagen la que dejó el cuadro azulgrana con un Valverde que no supo encontrar soluciones desde el banquillo.

FICHA TÉCNICA

LaLiga

VAL

1-1

FCB

Valencia

Neto; Gabriel, Piccini, Garay, Gayà; Carlos Soler, Parejo, Kondogbia (Coquelin 79'), Guedes (Cheryshev 11'); Batshuayi y Gameiro (Rodrigo 67')

FC Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Piqué, Vermaelen, Alba; Busquets, Rakitic, Arthur (Rafinha 87); Coutinho (Dembélé 83'), Messi y Suárez

Goles

1-0, Garay min 2. 1-1, Messi min 22.

Árbitro

González González (colegio castellano-leonés). Amarilla a Carlos Soler, Parejo del Valencia y Suárez, Coutinho del Barcelona

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada ocho de LaLiga Santander. 46.249 espectadores.

Los azulgranas tiraban por tierra las buenas sensaciones generadas tras el encuentro de Wembley en un minuto. Solo Vermaelen entraba por Lenglet respecto al partido ante el Tottenham. Pero todo salió al revés. Y ya desde el primer minuto. Saque de esquina del Valencia que impactaba en la espalda de Piqué, tras error de Vermaelen, y lo aprovechaba Garay, al segundo palo, para marcar el primero del partido. Así arrancaba el encuentro. Y cuatro minutos después pudo llegar el segundo. Y por partida doble. Primero fue Guedes el que aprovechaba la pasividad de Semedo para colarse por la banda izquierda. El balón llegaba a Batshuayi y su disparo terminaba rozando el palo de Ter Stegen. En la jugada siguiente, Kondogbia lo probaba desde fuera del área y se marchaba por poco. Era un vendaval blanco. Guedes, que estaba siendo el mejor tenía que ser sustituido por lesión. Y allí empezó a aparecer el Barça. Primero fue Suárez el que lo intentaba sin suerte desde lejos. El propio uruguayo era objeto de penalti cuando se disponía a chutar aunque el colegiado no lo quiso ver. Y decimos que no lo quiso ver porque no quiso ni mirar el VAR pese a las peticiones de los azulgranas. Pero hay alguien que nadie puede parar. El de siempre. El dios del fútbol. Leo Messi. El argentino arrancaba desde tres cuartos, buscaba a Suárez para que se la devolviera de primeras y la cruzaba donde Neto no podía llegar. Empataba el Barça cuando más estaba sufriendo. A partir del empate, el Barça se empezó a reencontrar con su juego. Y eso no le iba mal al Valencia, que aguantaba atrás y salía como aviones al contraataque. Y en una de esas casi marcaba Gayà. Pero no encontró portería y así se llegaba al descanso.

Era el momento de Valverde y sus jugadores para encontrar soluciones. Y parecía que salían con la lección aprendida del vestuario. Presión adelantada, Arthur manejando el centro del campo, Alba abriendo el campo y Messi y Coutinho buscándose para encontrar el hueco. El Valencia intentaba frenarlos como fuera. Y en una de esas Coutinho se jugó la expulsión al dejar la mano tras un agarrón continuado de Parejo sobre él. Amarilla para los dos decidió el colegiado. El buen juego inicial fue un espejismo.

LUCES Y SOMBRAS

Mientras que Arthur, Messi y Coutinho aparecían, Piqué, Busquets y Suárez pedían un cambio a gritos. No les salía nada. Desacertados en los pases, lentos y con faltas de concentración que provocaban las salidas en tromba del Valencia. Pero Valverde no movía el banquillo. Y los minutos iban pasando. Messi lo intentaba de todas las maneras pero se encontraba muy solo. Coutinho también aparecía. El brasileño se plantaba solo delante de Neto pero se dormía y le robaban el balón. El Valencia agotaba los cambios en busca de soluciones. El Barça hacía el primero en el 83. Se iba Coutinho, que era de lo mejor, y entraba Dembélé. Pero nada cambiaba. Posesiones estériles que terminaban en disparos de Messi a las manos de Neto. Y poco más. Pitido final y un punto para un Barça que pasó sin pena ni gloria por Mestalla dejándose el liderato por el camino. Y ya van cuatro partidos sin ganar en LaLiga. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil