Inicio Accesorios / complementos Así se debe guardar la bici en invierno si no vas a...

Así se debe guardar la bici en invierno si no vas a salir con ella

bicis llenas de nieve en invierno
Dejar la bici a la intemperie durante el invierno nunca es una buena idea. Foto: Wei-Cheng Wu / Unsplash

Con la llegada del invierno muchos ciclistas aparcan temporalmente la bicicleta y se entrenan en indoor, ya sea con un rodillo o con una bici estática. De hecho, recientemente os contábamos los beneficios de entrenar de esta manera.

En cualquier caso esto supone que durante los meses más fríos, lluviosos, húmedos y cortos del año la bicicleta queda aparcada, sin moverse y en muchas ocasiones a la intemperie.

De hecho, este mantenimiento invernal es todavía más importante que el habitual que solemos darle, pues puede ocasionar daños irreparables en algunos componentes.

Tu bici perfecta para usarla en primavera de nuevo

Para que vuelvas a coger la bicicleta cuando las condiciones meteorológicas sean más benévolas y no tengas que gastarte un dineral en reparaciones te vamos a dar algunos consejos de cara a conservar tu bici en invierno, cogerla de nuevo en primavera y que esté en perfecto estado.

  • Limpieza antes de guardarla
    Antes de guardarla y dejarla en barbecho durante un tiempo será interesante que le pegues un buen lavado a fondo. El agua, el barro, el polvo, la grasa sucia, etcétera acumuladas en zonas sensibles como la transmisión pueden deteriorar enormemente los componentes. De hecho, será conveniente lavar especialmente bien elementos como los piñones, la cadena y las amortiguaciones.
  • Mantén la bici en un lugar cerrado y seco
    En invierno llueve más y la humedad es mayor, lo que significa una mayor corrosión de los componentes. Además, si vives en una zona cerca de la costa, será especialmente determinante que la guardes en un lugar adecuado, pues la brisa del mar puede ser muy dañina para tu bicicleta.
  • Secarla y engrasarla
    En el mercado existen ciertos productos que nos permitirán guardar nuestra bicicleta y alargar la vida de los componentes mientras no la usamos. Una lubricación correcta de la transmisión con productos que eviten la oxidación y la corrosión de manera específica será una elección de la que no nos arrepentiremos. No usar los productos correctos puede hacer que cuando cojamos de nuevo la bicicleta en primavera o verano tengamos que cambiar partes tan esenciales como la cadena.
  • Guarda la bici levantada
    Para que las ruedas no aguanten la presión del peso de la bicicleta intenta guardarla colgada sobre el cuadro. De esta manera evitarás pinchazos en el futuro.
  • Guárdala con una funda
    Invertir algo de dinero en una funda resistente y duradera es una muy buena opción. Y más si no tienes un sitio seco donde guardarla y vives en lugar con un clima lluvioso.
  • Échale un ojo periódicamente
    Cada cierto tiempo mira cómo está tu bicicleta. Analizar si alguna de las piezas se ha deteriorado e incluso moverla, cambiar de piñones, desbloquear la suspensión, etcétera es una fantástica idea para que tu bici no se resienta con el paso del tiempo.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de BICIO

1 Comentario

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad