Pool Swim: app de Connect IQ para natación con los Forerunner 230...

Pool Swim: app de Connect IQ para natación con los Forerunner 230 y 235.

6849
0
Compartir
Pool Swim app de IQ Connect para natacion en piscina con Garmin Forerunner 230 y 235

En este artículo analizaremos la aplicación “Pool Swim”, de la plataforma Connect IQ de Garmin, que añade a los Garmin Forerunner 230, 235 y 630 un nuevo perfil de natación en piscina a los ya existentes (correr, ciclismo, …) y con el que podremos registrar la distancia nadada en cada sesión. Si hace unos meses os hablábamos de cómo se podían importar y seguir tracks en los nuevos Forerunner de gama media y los modelos vivoactive mediante la app dwMap, con Pool Swim damos otro paso más añadiendo una funcionalidad para la que inicialmente no estaban pensados ninguno de los relojes-gps anteriores.

Pool Swim está creada por Dani Pindado, un ingeniero exiliado en Alemania que en sus ratos libres ha desarrollado, y sigue mejorando mediante actualizaciones, una aplicación que consigue aportar un “plus” enorme a los dos relojes-gps más valorados por los corredores: FR230 y FR235. Damos las gracias a Dani, además de por crear esta aplicación gratuita, por contestar todas nuestras  dudas y  poder entrar más en detalle sobre el funcionamiento de la aplicación:

Pool Swim: funcionamiento teórico y funciones principales.


Al igual que en los relojes puros de natación o de triatlón, la aplicación Pool Swim no cuenta metro a metro la distancia nadada en la piscina, sino que detecta cuando finalizamos un largo y empezamos otro. Pero, a diferencia de los relojes anteriores, Pool Swim no utiliza el acelerómetro interno sino la brújula digital. Durante los primeros diez segundos del primer largo se realiza la calibración y ajuste de la dirección en la que estamos nadando (p.ej. norte), y a continuación se detectan los cambios de dirección tras cada giro (norte-sur-norte-…), añadiéndose un largo al cómputo total de la actividad por cada cambio de dirección. Ya os adelanto que para un correcto funcionamiento ese primer largo es crucial. Por ello, para tener una correcta calibración, nada más pulsar el botón de inicio de actividad deberéis empezar a nadar. Los largos se transforman en metros al multiplicarlos por la distancia de la piscina en la que estamos nadando y que previamente hemos configurado en la aplicación. Utilizar la brújula como sistema para detectar cada largo tiene como ventaja, frente a la detección mediante el acelerómetro, la posibilidad de registrar los largos que hacemos de ejercicios de técnica de una forma automática, tanto en ejercicios de pies (corcho/tabla sujeta en las manos) como en ejercicios de brazos.

Una vez explicado el funcionamiento teórico de la aplicación os detallamos las principales funciones que tendremos en este nuevo perfil de natación para piscina:

  • Registro de distancia, ritmo, cadencia (brazadas) y frecuencia cardíaca (en el Forerunner 235 con sensor óptico) independientemente del estilo de natación.
  • Permite realizar pausas entre largos y dispone de una pantalla con el resumen del último intervalo y los totales.
  • Función “Lap manual” para registrar intervalos dentro de una sesión de nado.
  • Función “Auto-lap” o “Lap” automático: alertas por vibración configurable por número de largos.

Antes de seguir con la descripción y las pruebas de Pool Swim, os quería recordar que estamos hablando de una aplicación para relojes que no estaban pensados para tener un perfil de natación, es decir, habrá fallos puntuales en el registro de la distancia y, por supuesto, no podemos pedirle lo mismo que a los perfiles de natación presentes en relojes que lo incorporan por defecto (habitualmente más caros).

En Pool Swim tampoco encontraremos algunas de las funciones disponibles en los modelos de triatlón como el Forerunner 920xt o 735xt: detección de estilos, entrenamientos por fases o SWOLF.

Pool Swim: instalación y manejo de la aplicación.

La instalación de Pool Swim en los Forerunner 203/235/630 se puede hacer tanto desde la aplicación móvil Garmin Connect como desde el portal de aplicaciones Connect IQ (con un ordenador con el programa Garmin Express y el cable USB). En todo caso, vía móvil es un procedimiento muy sencillo y rápido como se puede comprobar en el montaje de los diferentes pasos a seguir.

instalación aplicaciones connect IQ en Forerunner

Una vez descargada la app de la plataforma Connect IQ, y tras sincronizar nuestro Forerunner con la app móvil (o Garmin Express), ya tendremos la nueva aplicación junto al resto de aplicaciones (*) y podremos empezar a usarla como si de un perfil deportivo más se tratase. (*) El menú de aplicaciones se encuentra tras el último perfil deportivo de nuestro reloj.aplicación Pool Swim en Forerunner 235

El manejo de la aplicación es bastante sencillo tanto en el Forerunner 230/235 como en el FR630, aún estando en inglés los menús y los campos de datos. En este último modelo, tras la última actualización, se ha eliminado el manejo mediante la pantalla táctil.

Nada más iniciar la aplicación tendremos una pantalla resumen con el fondo en negro, esa pantalla y ese color nos indicará siempre que estamos en modo pausa. En esa pantalla nos aparece, además de los datos de las últimas vueltas y los totales, el tamaño preestablecido de la piscina (50, 25 o cualquier otra distancia que tenga vuestra piscina).

En la siguiente imagen tenéis resumido el uso de cada botón para los tres modelos de Forerunner en los que esta aplicación resulta interesante:

Botones en aplicación Pool Swim para Forerunner 230, 235 y 630

Para acceder al menú de Pool Swim, antes de iniciar la actividad o cuando estemos en pausa, sólo hay que mantener pulsado el botón correspondiente: “UP” en el FR230/235 y “Light” en el FR630. Dentro del menú de configuración de Pool Swim podremos modificar la longitud de la piscina, los campos de datos visibles en cada una de las dos pantallas disponibles y activar la función autolap (nos avisará mediante vibración cada “X” largos).

Configuración aplicación Pool Swim Connect IQ en Forerunner 235

Desde los ajustes del menú sólo tendremos la opción de fijar los siguientes tamaños de piscina : 50 m, 25 m, 33,3 m y 25 yardas. Si la piscina tiene una longitud distinta a las anteriores, 20 m o 15 m, se puede introducir manualmente desde la app móvil de Garmin Connect, mediante los ajustes de Pool Swim, tal y como se observa en la siguiente secuencia de pantallazos:

configuracion distancia pool swim iq connect GarminLos datos disponibles en las pantallas de Pool Swim son: tiempo, distancia, largos y cadencia (brazadas), por vuelta y totales, así como, la hora, calorías y la frecuencia cardíaca. Hay dos campos más, heading raw y filtered, relacionados con el funcionamiento interno de la propia aplicación y que no nos aportarán mayor información sobre la actividad, más allá de comprobar gráficamente si la medición es errónea (con una gráfica no cíclica).

Una vez iniciemos la actividad, y del mismo modo que en cualquier otro perfil deportivo, tendremos las dos pantallas de datos que hayamos configurado y al pausarla volveremos a la pantalla “en negro” con el resumen de la misma.

Pantallas de actividad en Pool Swim para Forerunner 235

Durante la actividad, cada vez que pulsemos el botón “back”, crearemos un nuevo intervalo.

Para finalizar la actividad debemos utilizar el botón “back” una vez pausada, accediendo entonces a un menú que nos permitirá guardar, descartar o continuar con la actividad.

Pool Swim: pruebas, consejos para evitar errores de registro y exportación a otros portales.

Tal y como se explica en la propia descripción de Pool Swim, y como me volvió a repetir Dani al preguntar sobre algunos errores en la medida, los dos aspectos más importantes para que el registro de la distancia nadada sea correcto son:

  1. Empezar a nadar inmediatamente después de pulsar “Start” en el primer largo. En los primeros 10 segundos de ese largo se realiza la calibración de la dirección, por lo que si esta estimación no se realiza correctamente, en el resto de largos tendremos errores. Tras probarlo y buscarle los fallos, lo más sencillo es seguir ese consejo al pie de la letra si no queremos errores continuos. Una forma sencilla de comprobar la precisión sería hacer uno o dos largos de calentamiento, pausar el reloj al acabar, y comprobar que la medición es correcta. La primera regla de Pool Swim podría ser “Start y Nadar”.
  2. Si vamos a descansar en el muro tras un largo o varios tendremos que pulsar el botón de pausa si no queremos añadir “largos” accidentalmente. Tras cada largo hay unos 10 segundos de “margen” en los que no se tienen en cuenta los cambios de dirección, pero si los sobrepasamos se pueden sumar largos “ficticios” al mover el reloj durante ese tiempo. La segunda regla (y última) de Pool Swim podría ser fácilmente la siguiente: “para descansar pausar”.

Una forma de comprobar si la app está registrando correctamente los largos que hacemos sin tener que parar de vez en cuando es activar el autolap cada largo. De este modo si notamos que el reloj vibra más de lo debido sabremos que la calibración inicial para obtener la dirección no ha sido correcta.

Mi experiencia con la app Pool Swim ha sido más que satisfactoria, comprobando que prácticamente la totalidad de fallos han sido debido a uno de los dos puntos listados anteriormente. Si cumplimos las dos reglas, la medición será correcta, independientemente del estilo de nado (al menos en braza, crol y espalda) o si estamos haciendo o no ejercicios de técnica de nado. En todo caso, recomiendo que el primer día os acostumbréis a su uso y sigáis/probéis las reglas de “Start y nadar” y “Para descansar, pausar”.

Una vez guardada la sesión y sincronizada con Garmin Connect, no entréis en pánico al ver que la distancia nadada es de cero metros. Garmin no permite, por el momento, sobrescribir datos nativos como el de la distancia por otros calculados a partir de una aplicación de Connect IQ.

Datos Connect IQ en la aplicación Pool Swim

La solución es tan sencilla como editar manualmente la actividad y añadir la distancia calculada por Pool Swim.

Gráficos Connect IQ en la aplicación Pool Swim

Si tenemos habilitada la sincronización con el portal sporttracks, sí que tendremos los datos de velocidad y distancia directamente en la actividad importada sin necesidad de modificarlos. La compatibilidad con el portal de Strava aún no está implementada.

En cuanto al resto de métricas, la frecuencia cardíaca sólo la tendremos si utilizamos el Forerunner 235, y el cálculo de la cadencia de brazada no llega a ser tan estable como en relojes específicos de natación.

Pool Swim: hoja de ruta de futuras mejoras y opinión.  

Dani también nos ha confirmado que irá añadiendo poco a poco alguna de las sugerencias que los usuarios le han ido dejando en el foro de la aplicación, entre las que tiene en mente están las siguientes:

  • Implementar la función auto-pausa.
  • Mejoras del cálculo de cadencia (brazadas por largo/minuto).
  • [Hecho] Habilitar las unidades imperiales (no sólo las métricas). En la configuración de Pool Swim en la app móvil de Garmin Connect o Garmin express, junto al tamaño de la piscina podremos elegir el tipo de unidad (metros o yardas).
  • Configuración personalizada de la pantalla  “negra” de pausa.
  • Compatibilidad con las bandas de frecuencia cardíaca específica para natación de Garmin: HRM-Swim y HRM-Tri.
  • No hay previsión de añadir la detección de estilos, algo que tampoco tienen los dos vivoactive.

Si lo miramos sólo desde la parte económica, hasta la salida de Pool Swim los corredores que buscaban un reloj-gps de Garmin y querían usar un perfil de natación de forma no competitiva tenían que morir en relojes de triatlón, más caros y/o grandes, o pensar en los vivoactive, con el inconveniente de no poder programar entrenamientos de carrera de intervalos. Pool Swim da un nuevo impulso a dos relojes, el Forerunner 230/235, que ya de por sí no tenían competencia en el mundo del running. Esta aplicación, junto con dwMap, son quizás los mejores ejemplos del potencial que la plataforma de aplicaciones Connect IQ va a aportar al ecosistema de dispositivos de Garmin.

Por último, sólo nos queda dar las gracias a Dani por desarrollar esta aplicación GRATUITA y seguir invirtiendo horas en actualizaciones y mejoras. Os dejo también el link de sus otras dos aplicaciones y  también podéis “agradecerle” su trabajo mediante donaciones vía Paypal desde la propia página de la aplicación.

Espero que la aplicación Pool Swim os haya sorprendido tanto como a mi y, como siempre, tenéis el apartado de comentarios para cualquier pregunta o sugerencia. En nuestra cuenta de Twitter @GadgetsCorredor y canal de youtube podréis estar al tanto de todas las noticias, pruebas y ofertas destacadas relacionadas con el deporte y la tecnología, y recordad que podéis apoyar esta sección comprando a través de los enlaces de las diferentes tiendas online.

PreMarathon.com @PreMarathon (Victor)

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.